Connect with us


Panorama

Crítica de cine: «Todos los hombres son iguales»

Publicado hace

en

Por José Rafael Sosa.-Todos los hombres son iguales bien asimila el criterio de hacer un cine Iberoamericano de proyección internacional, debe ser vista por encima del criterio localista de otras comedias a las que llega el tiempo de revisar a fondo por su propio crecimiento.

La producción, que presenta algunas deudas interpretativas y fallos argumentales, pero su discurrir general provoca oleadas incesantes de carcajadas que deberán llevarla a un lugar destacado las cifras de venta de boletas este año.

A estrenarse este jueves en 50 salas de cine del país, y con un itinerario para estrenos en Perú, Puerto Rico y otros países, siguiendo una trayectoria de internacionalización que estimula la plataforma de los Premios Platino.

Los productores han partido de un criterio internacional al designar un director español, de seleccionar un título que ya estaba probado con una película homónima, cuyo guión original, escrito por Joaquín Oristel, Yolanda García Serrano, Juan Luis Iborra, y el propio director Manuel Gómez Pereira y que le representó en 1994 su primer Premio Goya a la actriz barcelonesa Cristina Marcos (una de las chicas Almodóvar- Tacones Lejanos, 1991-), procurando conquistar risas…y mercados por la vía de una platea necesitada de motivos para reír y dispuesta a pagar por ello una boleta.

Intentar juzgar esta comedia sin entender que corresponde a la de un director internacional, puede resultar equívoco.

nashla2

En esta versión hispano-caribeña-sudamericana, el peruano Christian Meier, el argentino Mike Amigorena y el dominicano Frank Perozo, asumen los roles que ya antes hicieron Imanol Arias, Antonio Resines y Juanjo Puigcorbé.

La trama, atrapante y deliciosa, es la misma: Tres hombres divorciados, un piloto, un arquitecto y un entrenador de pelota, se conocen durante un vuelo, se identifican al toque al comprobar que sus procesos de manipulación conquista, tienen enorme parecido y acuerdan compartir estilo de vida y casa, pero necesitan quien haga el duro trabajo de los oficios, para lo que llaman una asistente doméstica, que llegara pero para cambiarles la vida.

Un robo…

Naslha Bogaert, se roba la producción la película por la gracia y soberbia actuación, hace el papel que correspondió antes a Cristina Marcos, y el director Gómez Pereira repite en su rectoría de todas las acciones de una producción llamada a complacer el público, gestando oleadas de carcajadas.

La Bogaert aporta una frescura chispeante y una autenticidad singular al lograr el punto exacto de la carga normativa, cuestionadora y moralizante, de su personaje frente a tres machos cabríos neo-machistas, a los que se les transformará en la horma de sus zapatos.

Naslha y Perozo, se lucieron como pareja en ¿Quién manda? (Ronny Castillo/2013), un fenómeno de taquilla con que Larimar Films dejó sentado su afinado criterio de productora dispuesta a dejar huellas en la inmensa pantalla blanca y a trabajar la industria con sentido artístico y comercial.

Los talentos de apoyo
Resulta complaciente para el ojo del cinéfilo que se disfrute las actuaciones, ciertamente bien manejadas, de Georgina Duluc, – audaz e intensa-; Hony Estrella, quien muestra su destreza histriónica; Lummy Lizardo, – sencillamente brillante y sincera- Raeldo López, brevísimo y de grácil efectividad; Hensy Pichardo, de veteranía a toda prueba. Josué Guerrero, notable con excepción del papelazo del macanazo sin razón y sin consecuencias a que lo compele un fallo de guión.

Logros
La técnica es impecable: excelencia en sus originales créditos de código comic, una fotografía de vivos colores y precisión cromática, el universo sonoro (música original, los efectos de sonido) y una correcta dirección de arte.

El fallo lo encontramos en el ritmo, que encontramos lento respecto de las comedias internacionales actuales, hecho vinculado al criterio (respetable) de un director que hace 22 años fue el mismo de la versión original.

Los fallos
En esta versión, 22 años pasados, el guión es re-escrito por Gómez Pereira y el dominicano Miguel Alcántara, para la productora Bou Group, de José Ramón Alana y la colaboración en la producción ejecutiva de Héctor Manuel Valdez (que está finalizando en Madrid una prometedora comedia de acción y efectos especiales), no todo es perfecto.

Hay discontinuidades argumentales, algunas situaciones forzadas, inmotivadas o realizadas sin mucho sentido (como el macanazo del policía, al piloto, quien no aparecerá posteriormente lesionado) algunos giros interpretativos masculinos que se notan falsos o carentes de la suficiente fuerza actoral; el ritmo en general es lento – como marcado por el ritmo de las décadas de los 80´s.

Todos los hombres son iguales es una comedia que debe verse, y disfrutarse, muy dirigida al mercado internacional iberoamericano, y se aparta del patrón de las realizadas para el temporal, limitado y en oportunidades, descartable uso localista.

Los actores durante la premier de la película.

Los actores durante la premier de la película.

Que opinas?

Comentarios

PERIODISTA/ PUBLICISTA

Panorama

Ejecutan secuestro exprés contra hija de Geomar García

Publicado hace

en

La hija del periodista Geomar García, se sumó a los secuestros exprés que se vienen registrando en el país, luego de ser raptada por tres hombres armados.

Según informó el comunicador a través de su cuenta de Twitter, una de sus hijas fue abandonada en el municipio de Santo Domingo Este, tras ser llevada bajo amenaza por los individuos a cajeros bancarios donde se vio en la obligación de sacar dinero.

A la joven que además le fue robado su celular personal, no le hicieron daños personales, según informó García.

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Panorama

Así ocurrió el secuestro exprés del Evaristo Morales

Publicado hace

en

El Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional dicto medida de coerción contra José Luis de la Cruz Rondón, alias El Negro, Wilfredo Alexander Valerio de Los Santos “Beibi” y Alexandres Ortiz Carmona “Escopeta” de los acusados de secuestrar a dos jóvenes la madrugada del 17 de este mes.

El expediente presentado ante el Juzgado para solicitar la medida de coerción contiene tres testimonios, de cuatro víctimas de estos individuos que poseían el mismo modo de actuar en todos los casos.

Secuestrar a las victimas ya sea en sus vehículos o en el de ellos, golpearlos, llevarlo a distintos cajeros hasta retirar el dinero de las tarjetas de crédito, amenazarlos y luego dejarlos ir.

Primer Caso
En fecha17 del mes de mayo, aproximadamente las 03:15 am, en la calle Interior 3ra, No. 19 sector Mata Hambre Distrito Nacional, los imputados José Luis de la Cruz Rondón (El Negro); Wilfredo Alexander Valerio de Los Santos (Beibi); y Alexandres Ortiz Carmona (Escopeta) se desplazaban en un vehículo marca Hyundai Sonata Y20, color blanco del año 2013, placa X444066, el cual pararon al lado del vehículo en que se encontraba una víctima momento en que había llegado a su residencia.

Con armas de fuego tipo metralleta y un puñal, más amenazas lograron que la víctima se desmontara de su vehículo y así José Luis de la Cruz condujera el vehículo de la víctima, desplazándose tanto el vehículo de la víctima como en el Sonata.

Posteriormente los imputados sustrajeron un celular Samsung S8, una computadora marca Apple, dos micrófono inalámbrico, un celular HTC, entre otros artículos.

Los imputados comenzaron a dar vueltas con la víctima por la ciudad mientras lo golpeaban en diferentes partes del cuerpo causándole traumas en la cara completa, hemorragia conjuntival, herida constante en una mano, trauma contuso en el brazo y antebrazo y agresiones en la pierna.

Además de que la víctima rogaba por su vida cuando estos le decían “si buscas a la policía vamos a buscar a tu hija, nosotros sabemos en qué colegio está, si tú hablas los vamos a matar a todos”.

Los imputados fueron a varios cajeros con la víctima, sacando del banco Popular en la Luperón 50 mil pesos.

Cuando los imputados José Luis de la Cruz Rondón y Alexandres Ortiz Carmona, tomaron la decisión de dejar la víctima, lo tiran en la avenida Luperon casi esquina John F, Kennedy y le dicen que debe caminar hacía su vehículo, el cual era conducido por José Luis de la Cruz y que debía hacerlo despacio porque si no lo mataban, además de que debía irse por otra ruta que ellos iban a chequear si él hablaba con policías, lo iban a buscar a su casa ya que sabían dónde vivían.

Segundo Hecho
En fecha 19 del mes de mayo siendo las 03:50 am, en la calle José A. Brea Peña, sector Evaristo Morales, Distrito Nacional, los imputados José Luis de la Cruz Rondón, alias El Negro, Wilfredo Alexander Valerio de Los Santos “Beibi” y Alexandres Ortiz Carmona “Escopeta” se desplazaban en el vehículo antes descrito, el cual pararon atrás del vehículo de una de las víctimas que se hacía acompañar por otra persona.

Mientras salían de la casa de un amigo fueron interceptados por los imputados quienes se desmontaron de adelante y uno de los imputados tenía una escopeta, en ese momento cuando los imputados le dicen que entreguen todo, y le gritaron “metanse al carro”, aquí inició un forcejeo hasta lograr entrarlos en la parte de atrás del carro, como poseía seguro de niños a las victimas les fue imposible escapar.

Los tres imputados obligaron a las víctimas a mantener con la cabeza abajo y les pidieron que les dieran todas las tarjetas. De la Cruz Rondón conducía el Sonata mientras los demás imputados estaba atrás con la escopeta, en todo momento los imputado amenazaban a las víctimas de matarlos si no conseguían dinero de las tarjetas.

Llegaron a una bomba en la avenida 27 de Febrero, en ese momento José Luis de la Cruz le pidió a una de las victimas el código de su tarjeta y salió del vehículo con una gorra, fue al cajero del Banco de Reservas pero las víctimas solo tenían tarjetas del banco Popular por lo que fue imposible obtener dinero, en ese momento empiezan los golpes.

Las cinco personas se dirigieron hacia la avenida Máximo Gómez y le preguntaron a las víctimas por sus tarjetas de crédito, las victimas les expresaron a los imputados que podían transferirse dinero del banco pero a esa hora no le dejaban hacer transacciones, al no funcionar continuaban los golpes con el arma.

Los acusados y las victimas se pararon en otro cajero donde los agresores comprobaron que uno tenía 38 y el otro 500 pesos en sus tarjetas, golpeándolos a ambos. Se dirigieron hacia el Malecón y decían repetidas veces “vamos a matarlos y a tirarlos donde dejamos a los otros”.

En el momento que llegaron al Malecón los imputados hirieron a las víctimas con escopeta y el cuchillo, causándole al primero un trauma contuso acompañado de equimosis, trauma en hombro, brazo y antebrazo derecho, entre otros traumas. A la segunda víctima le causaron traumas y heridas saturadas parietal derecha e izquierda, herida saturada en región frontal derecho.

En el momento en que se encontraban en el Malecón los imputados sacaron del vehículo a los dos jóvenes uno fue arrastrado hasta los arrecifes, cerca del mar y lanzado por el imputado José Luis de la Cruz quien le dijo “tírate por ahí”, lo agarro por la camisa y la correa y termino lanzándolo, la víctima pudo caer de pie y luego correr hasta unas luces las cuales eran el restaurante Adrián Tropical.

La segunda víctima se encontraba con Wilfredo Akexander Valerio quien lo mantenía boca abajo acostado en el suelo con la escopeta apuntando hacia su cabeza y en un momento de distracción del imputado, la víctima pudo emprender la huida hasta llegar a Adrián Tropical donde ambos jóvenes pidieron auxilio.

FUENTE: Listín Diario

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending