Connect with us


De allá

“Festas sexuales” y otros bochinches de los archivos de Kennedy

Publicado hace

en

El presidente Donald Trump aprobó el jueves la publicación de unos 2,800 archivos secretos sobre el asesinato de John F. Kennedy en 1963, pero ordenó que varios centenares de ellos permanezcan clasificados.

La decisión, luego de que el mandatario anunciara previamente que no veía motivos para impedir la salida a la luz de todos los documentos, generó nuevamente dudas sobre uno de los hechos de la historia de Estados Unidos que más ha generado polémicas y todo tipo de teorías de la conspiración.

Pero mientras algunos se siguen preguntando si el gobierno de Estados Unidos intenta esconder algo, más de 50 años después, los textos desclasificados el jueves muestran nuevas claves, no solo del asesinato, sino también de la época.

Planes para asesinar a presidentes y figuras controvertidas de la política mundial, inacciones de la CIA y el FBI para detener al sospechoso y conjuras sexuales se suman al enjambre de piezas que conforman desde hace décadas el todavía incompleto rompecabezas detrás del último asesinato de un presidente en la historia de Estados Unidos.

Aquí te mostramos algunas claves de los últimos documentos revelados.

El precio de la cabeza de Fidel Castro
Durante años, el gobierno de Cuba denunció supuestos planes de la CIA para asesinar al líder comunista Fidel Castro.

De hecho, una de las teorías conspirativas que se tejió en torno al asesinato de Kennedy desde la década de 1960 tuvo que ver con Cuba y con la revolución castrista.

Por un lado, los que afirmaban que Castro estuvo detrás del tiroteo de Dallas y, del otro, quienes aseguran que detrás del asesinato estaban, precisamente. los que se oponían al gobierno de la isla y a un posible acercamiento entre La Habana y Washington.

“Creo que puede haber una conexión entre los intentos de la CIA de asesinar a Castro y el asesinato de Kennedy. Lee Harvey Oswald (el presunto asesino) sabía de esos intentos y pudo haberse sentido motivado para asesinar a Kennedy en represalia” (dadas sus cercanías con el comunismo), explica a BBC Mundo Patrick Maney, profesor de historia presidencial en el Boston College.

Los documentos publicados el jueves revelan encuentros de la agencia de inteligencia de Estados Unidos con emigrados cubanos de Florida para trazar planes para asesinar a Castro.

En las reuniones, incluso, se le pone precio a la cabeza del líder cubano y algunos de sus principales seguidores, como su hermano, Raúl Castro, y Ernesto Guevara.

De acuerdo con el documento, los emigrados pagarían US$100,000 por la muerte de Fidel (aproximadamente US$ 1,3 millones en la actualidad), y otros US$20,000 por Raúl y Guevara, respectivamente (unos US$256,000 ahora).

Pero no quedó solo en ellos.

Otro documento describe un esquema propuesto por el Pentágono llamado Operación Bounty, que buscaba derrocar a Castro, y estableció un sistema de recompensas financieras a los que mataran a “comunistas” cubanos.

Estos debían debían entregar a la CIA pruebas “concluyentes” del asesinato, como el carnet del partido del fallecido.

Atentados contra otros líderes

Pero aunque los intentos de asesinar a Castro son los que se mencionan con más frecuencia entre los archivos desclasificados, el nombre de otros líderes “incómodos” para Estados Unidos también se encuentran en los textos.

Según un “resumen de hechos” de 1975, la CIA también consideró matar al mandatario congoleño Patricio Lumumba (quien fue asesinado en 1961) y a Sukarno, el primer presidente de Indonesia tras la independencia.

Los recibos y las cuentas financieras de los proyectos clandestinos también muestran el pago de decenas de miles de dólares para financiar “actividades anticomunistas” y garantizar suministros y armas para la oposición a los gobiernos de Cuba, República Dominicana, Congo y Vietnam del Norte y del Sur.

De hecho, uno de los documentos de 1975 relata el testimonio del entonces director de la CIA, Richard Helms, quien afirma que el presidente Richard Nixon creía que la agencia fue responsable de la muerte del líder de Vietnam del Sur, Ngo Dinh Diem.

Sin embargo, Larry Sabato, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Virginia y autor de The Kennedy Half-Century, una investigación en torno a los hechos de noviembre de 1963 explica a BBC Mundo que realmente no existe aún evidencia sobre la participación de Estados Unidos en la muerte del político vietnamita.

Helms sostiene en el memorando que “no hay absolutamente ninguna evidencia de esto (del asesinato) en los registros de la agencia”.

La llamada misteriosa
Uno de los hechos más misteriosos que aparece en los nuevos documentos es una llamada telefónica que asombró a un medio de comunicación y a una agencia de inteligencia del otro lado del mundo.

El presidente John F. Kennedy en una imagen de archivo sin fechar. EFE
Según un memorando de la CIA al FBI, un periodista británico del diario Cambridge Evening News recibió una llamada anónima 25 minutos antes del asesinato de Kennedy en la que le dijeron que llamara a la embajada de Estados Unidos para recibir una “gran noticia”.

“Después de recibir la noticia de la muerte del presidente, el periodista informó a la policía de Cambridge de la llamada anónima y la policía informó al MI5 (el servicio secreto británico)”, señala el texto..

Las “fiestas sexuales”
Varios de los archivos revelados ponen tintes sexuales a la investigación de la muerte de Kennedy.

Un memorando del FBI de 1960 relata la investigación de Fred Otash, un conocido detective de Los Ángeles, para encontrar a una “reconocida prostituta de Hollywood” quien, supuestamente, había organizado fiestas sexuales que involucraban al entonces senador John F. Kennedy; su cuñado, el actor Peter Lawford, y el popular cantante Frank Sinatra.

Otro de los textos alude al envío de una comunicación al entonces fiscal general Robert F. Kennedy, hermano del presidente, sobre la publicación de un libro que abordaría sus relaciones con la actriz Marilyn Monroe.

Sin embargo, de acuerdo con Sabato, más allá de estos matices, los nuevos archivos no aportan ningún nuevo detalle que brinde datos relevantes sobre uno de los mayores misterios de la política de Estados Unidos en el siglo XX.

Oswald en la mira
De acuerdo con Sabato, una de las preguntas fundamentales sobre los hechos de 1963 es hasta qué punto el gobierno de los Estados Unidos sabía de los planes de Lee Harvey Oswald, el presunto culpable del asesinato.

En archivos desclasificados previamente ya se hablaba de una misteriosa visita de Oswald a la Ciudad de México, en la que visitó las embajadas de Cuba y de la Unión Soviética.

Uno de los documentos publicados el jueves revela que, durante esa visita, Oswald habló con un miembro del Departamento 13, una unidad “responsable de sabotaje y asesinato” de la KGB, la inteligencia soviética.

Otro de los textos señala que la división del FBI en Dallas tenía a Oswald en la mira en octubre de 1963, un mes antes de asesinato de Kennedy.

Según el informe, el hombre era “de interés” según “fuentes cubanas”, por lo que iniciaron investigaciones para localizarlo.

Sin embargo, nadie actuó y Oswald, presuntamente, disparó contra Kennedy.

El profesor del Boston College cree que detrás de este punto se encuentra una de las principales razones por las que las agencias de inteligencia se siguen oponiendo a la desclasificación total de los documentos.

El académico, que descarta una posible implicación de la CIA o el FBI en el asesinato, como han sugerido algunas teorías, cree que la principal responsabilidad de esas agencias fue su “mal trabajo”.

“El asesinato pudo probablemente evitarse, había datos que llevaban a pensar que eso podría ocurrir. Y sencillamente, no le prestaron atención. Quizás no por complicidad, sino por procedimientos equivocados”, explica.

Fuente: El Diario NY/Remolacha.net

Que opinas?

Comentarios

Ahora #normalito PERIODISTA/ PUBLICISTA -Temas sociales -Humor negro Fuegoalalata.do

Click aquí para dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De allá

Murió Charles Manson, el líder de una banda de asesinos que horrorizó a EEUU en 1969

Publicado hace

en

Charles Manson, el líder de una banda de asesinos seriales que horrorizó a EEUU en 1969, murió este domingo a los 83 años, informaron las autoridades.

El jefe del siniestro grupo criminal La Familia había sido trasladado a un hospital de California la semana pasada. Fuentes del hospital habían revelado que era solo “cuestión de tiempo” antes que el asesino falleciera.

Manson también tuvo serios problemas de salud en enero, cuando fue hospitalizado por un severo sangrado intestinal y necesitaba cirugía para reparar una lesión, pero los doctores lo consideraron demasiado débil y lo enviaron a prisión.

Manson, uno de los criminales más famosos del siglo XX, estremeció a EEUU en agosto de 1969 con una sangrienta espiral de violencia en la que él y los seguidores de su secta, conocidos como “la familia Manson”, asesinaron a siete personas para provocar una guerra racial.

Aquellos crímenes conmocionaron a la sociedad estadounidense y marcaron simbólicamente un punto y aparte en la contracultura de los años 60 y el movimiento hippie.

Entre los asesinados figuraba la actriz Sharon Tate, que estaba a punto de dar a luz a su primer hijo, fruto de su relación con el director Roman Polanski.

Las victimas de la “Familia de Manson” que se encoteban en la casa del director Roman Polanski: Voytek Frykowski; Sharon Tate; Stephen Parent, 18, que había ido a visitar a un amigo y fue encontrado muerto en su auto; la peluquera de la familia Jay Sebring, 35; y Abigail Folger (AP). 

Los asesinos utilizaron la sangre de sus víctimas para escribir mensajes en las paredes, mientras seguían las instrucciones que creían escuchar en la canción “Helter Skelter”, obra de The Beatles.

Tres seguidoras de Manson, Patricia Krenwinkel, Susan Atkins y Leslie Van Houten en 1971, durante el juicio por los asesinatos (AP).

Manson sumaba centenares de sanciones por mal comportamiento en la cárcel, donde también se grabó en el entrecejo un tatuaje en forma de una cruz gamada.

El asesino en serie murió en un hospital de la localidad de Bakersfield, explicó al portal TMZ la hermana de la propia Tate tras recibir una llamada telefónica de oficiales de Corcoran State, la prisión donde permanecía encerrado Manson, que fue condenado en 1971 por su papel en la organización y planificación de los asesinatos perpetrados por sus seguidores.

Manson fue sentenciado a morir en la cámara de gas en 1971.

La pena capital fue conmutada a cadena perpetua después de que los tribunales declararan inconstitucional castigar con la muerte a los reclusos en el estado de California.

Tras siete años en prisión fue declarado elegible para obtener la libertad condicional, pero le fue repetidamente denegada después de que autoridades concluyeran que era un preso aún muy peligroso.

En los últimos 20 años, Manson siempre se negó a comparecer en sus vistas para la libertad condicional y en una entrevista concedida a Vanity Fair en 2011 se describió como un hombre “mezquino, sucio, forajido y malo” y aseguró que fue condenado por “ser la voluntad de Dios”.

En un reportaje publicado en 1970 por la revista Rolling Stone sobre los asesinatos perpetrados por “La familia”, se le consideró entonces “el hombre vivo más peligroso”.

Manson durante una entrevista con Reuters en 1989. (REUTERS/archivo)

Leslie Van Houten, la miembro más joven de ese clan, explicó en su momento que Manson les había “lavado el cerebro” con sexo, LSD, lecturas constantes de pasajes de la Biblia, repetidas escuchas del disco “White Album”, de The Beatles, y otros textos sobre su deseo de lanzar una revolución.

En julio pasado se dio a conocer que la próxima película de Quentin Tarantino girará en torno a la figura de Manson y a los asesinatos de sus fanáticos seguidores en California.

Fuente: Infobae.com

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

De allá

Me acosté con 50 bellas mujeres”, dice juez de EEUU

Publicado hace

en

Un juez estadounidense hastiado por el actual debate sobre el acoso sexual suscitó una fuerte polémica este viernes al afirmar que en los últimos 50 años se había “acostado con 50 mujeres”, en un mensaje escrito en Facebook “en nombre e todos los hombres heterosexuales”.

En ese texto, retomado por la prensa local, Bill O’Neill, juez de la Suprema Corte de Ohio, defiende al senador demócrata de Minnesota Al Franken, que esta semana se disculpó por haber besado por la fuerza a una animadora en 2006.

“Ahora que los perros reclaman la cabeza de Al Franken, creo que es tiempo de hablar en nombre de todos los hombres heterosexuales”, escribió Bill O’Neill, candidato a la investidura demócrata para la elección de gobernador en 2018.

“En tanto candidato al cargo de gobernador deseo hacer economizar a mis adversarios algo de tiempo en investigarme”, señaló.

“En estos últimos 50 años, mantuve relaciones sexuales íntimas con cerca de 50 mujeres muy hermosas”, admitió, mencionando a “la espléndida secretaria personal del senador Bob Taft”, su “primer amor”, y a una “pelirroja de belleza fatal”.

O’Neill se declaró “decepcionado por el desenfreno nacional actual acerca de asuntos sexuales que datan de varias décadas atrás” y llamó a volver a las cuestiones políticas de fondo, como los hospitales o el cannabis.

En Ohio, la presidenta de la Suprema Corte local, Maureen O’Connor, aseguró que “este chocante desprecio por las mujeres mina la confianza del público en la integridad de la justicia”, según consignó el sitio de informaciones cleveland.com.

Fuente AFP

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending