Connect with us
hr />

Deportes

Otro dominicano llega a la NBA, se llama Ángel Luis Delgado y es de Haina

Publicado hace

en

El dominicano Ángel Luis Delgado firmó un contrato dual (two-way contracts) con los Los Angeles Clippers para el baloncesto de la NBA.

Delgado nació en municipio Haina, provincia San Cristóbal, brilló con el equipo de Setton Hall, donde alcanzó grandes números ofensivos y en rebotes, terminando líder en ese departamento.

En el último partido de la NCAA, atrapó 24 rebotes y encestó 20 puntos.

Sobre contrato dual
Los two-way contracts, o contratos duales son una nueva forma de relación laboral entre los jugadores y las franquicias de la NBA que ha entrado en vigor con el inicio de curso 2017-18.

Se trata de un contrato híbrido, mediante el cual el jugador que lo firma puede prestar sus servicios tanto para un equipo de la NBA como para su afiliado de la G League.

Ahora, con los contratos duales, el protagonista puede estar hasta un máximo de 45 días con el plantel de la NBA y la franquicia que le extiende este acuerdo es dueña de sus derechos, por lo que no tiene que temer que otro rival fiche a su jugador, algo que sí podía suceder hasta el momento.

Estos contratos no terminan con los contratos de 10 días, sino que se tratan de algo complementario para dar más protección a la franquicia que los firma de cara a retener a sus piezas.

Un jugador que suscribe un acuerdo dual está obligado, mientras dure este contrato, a jugar exclusivamente en el equipo de la NBA que lo adquiere, o bien con su franquicia afiliada en la G-League.

Los salarios
La temporada en la NBA dura 170 días, de los cuales un jugador bajo contrato two-way sólo puede estar como máximo 45 una franquicia de la liga. Durante ese periodo, el jugador recibirá una parte proporcional del salario mínimo anual de la NBA, establecido para la 2017-18 en 815.615 dólares. C

Cuantas más jornadas esté, mayor será la parte de ese salario que reciba. El resto de días, el jugador los pasará bajo la disciplina de la G League. En ese caso, su nómina será igualmente una proporción del salario máximo anual de la competición, cifrado en 75.000 dólares, cantidad que se incrementará un 3% anualmente.

Así, entre lo ganado por su estancia en la NBA y lo recibido por su trabajo en la G League bajo el acuerdo two-way, un jugador que haya apurado los plazos y haya estado 45 días en NBA y 125 en G League puede ganar como mucho en un curso unos 280.000 dólares. Los pagos se hacen en cheques quincenales e incluyen la prorrata de ambos sueldos.

EL CARIBE

Que opinas?

Comentarios

Click aquí para dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

Francia derrota 4-2 a Croacia y se corona por segunda vez en la historia en el Mundial

Publicado hace

en

MOSCÚ (AP) — Francia conquistó su segunda Copa del Mundo al vencer el domingo 4-2 a Croacia en una final exuberante en goles, la aplicación del videoarbitraje y una invasión de cancha.

Más efectiva al acechar en el ataque que con abundancia de juego vistoso, los goles de Kylian Mbappé, Paul Pogba, Antoine Griezmann y el tanto en propia puerta de Mario Mandzukic sellaron el triunfo de Les Bleus en Moscú.

Francia se proclamó campeona por segunda ocasión tras hacerlo como anfitriona hace 20 años, cuando venció a Brasil con una gran actuación de Zinedine Zidane.

El capitán de aquella selección fue Didier Deschamps, el actual entrenador. Deschamps logró convertirse en el tercer hombre en ganar la copa como jugador y técnico, emulando al brasileño Mario Zagallo y al alemán Franz Beckenbauer.

Mandzukic e Ivan Perisic fueron los autores de los goles de Croacia, la nación más pequeña en población en disputar la final de un Mundial desde la consagración de Uruguay en Brasil 1950.

En su primera final en la máxima cita del fútbol, los croatas ejercieron un claro dominio ante un adversario que fue más calculador y prefirió esperar.

Francia se adelantó con el autogol de Mandzukic a los 18 tras desviar a su propia puerta un tiro libre cobrado por Griezmann, pero Perisic lo empató diez minutos después con un zurdazo.

A los 38, Griezmann restableció la ventaja francesa con un penal que fue señalado tras el primer uso del VAR en una final mundialista.

Luego que el arquero francés Hugo Lloris salvó a su equipo al manotear afuera un disparo de Ante Rebic tras el regreso del descanso, Les Bleus dieron los zarpazos finales mediantes las brillantes definiciones de Pogba y Mbappé, su ascendente estrella juvenil de 19 años, a los 59 y 65.

Poco antes, a los 52, cuatro personas irrumpieron en la cancha del estadio Luzhniki e interrumpieron la final. Pussy Riot, el grupo de activistas y música punk de Rusia, Pussy Riot, se atribuyó la responsabilidad por el incidente. Las cuatro personas ingresaron a la cancha de manera simultánea, ataviadas con lo que parecían uniformes policiales antiguos, y fueron derribadas por personal de seguridad.

Croacia encontró el descuento a los 69 mediante un garrafal error de Lloris en un intento de despeje y Mandzukic capitalizó.

Francia supo regular el resto del trámite para coronarse tras el sinsabor de perder la final de 2006 ante Italia, definida por penales y recordada más por la expulsión de Zidane tras darle un cabezazo a Marco Materazzi.

Ordenada, pragmática y, sobre todo, depredadora, Francia fue justa campeona con una talentosa generación de futbolistas — un plantel tasado sobre los 1.000 millones de dólares.

Croacia venía de remontar en sus tres partidos de la fase de eliminación directa, jugando alargues en todos e imponiéndose por penales en los primeros dos. Pero toda la calidad creativa de Modric y Rakitic pudo con la potencia francesa.

Fue el resultado previsible e inevitable para un Mundial que sin embargo se había caracterizado todo el último mes por los inesperados fiascos de las grandes potencias como Alemania, Argentina y España.

FUENTE: AP

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Deportes

Bélgica logra un histórico tercer puesto; Croacia y Francia preparan la batalla final en Rusia-2018

Publicado hace

en

MOSCÚ, Rusia. Bélgica venció este sábado por 2-0 a Inglaterra y logró un histórico tercer puesto en el Mundial de Rusia-2018, antes del plato fuerte de la final entre la favorita Francia y la impensada Croacia el domingo en Moscú.

Diablos históricos
Thomas Meunier, a los 4 minutos, abrió el marcador y el capitán Eden Hazard cerró la cuenta al 82 para llevar a los Diablos Rojos a un tercer puesto por primera vez en un Mundial.

El último lugar en el podio del Mundial generalmente deja sabor a poco, aunque para Bélgica tuvo el incentivo de superar el cuarto puesto que logró en México-1986 con una gran generación integrada por Enzo Scifo, Jan Ceulemans y Jean-Marie Pfaff.

E Inglaterra no pudo sacudir su modorra con los éxitos y se quedó con el cuarto lugar, igual que en Italia-1990.

Sabor a poco para el país campeón mundial en 1966, que ha inventado el fútbol y tiene una de las ligas más poderosas del mundo.

El único aliciente es que el capitán inglés, Harry Kane, con seis tantos, está muy cerca de calzarse la Bota de Oro, mientras que el belga Romelu Lukaku se clavó en cuatro.

Pero a Kane se la ha secado la pólvora desde hace tres partidos, ya que su último gol fue en los octavos de final ante Colombia, 1-1 (4-3 por penales), y tal vez esa sea una de las razones por las que Inglaterra jugó este sábado en San Petersburgo y no el domingo en Moscú.

Los finalistas franceses Antoine Griezmann y Kylian Mbappé, los otros dos aún en liza, les siguen con tres, pero de alcanzar alguno de ellos a Kane en la final seguramente se irá de Moscú condecorado también como el mejor jugador del Mundial.

¿Enfriando el champán?
Esta final “puede cambiar nuestras vidas, pero no pensamos mucho sobre el domingo por la noche o el lunes. Queremos preparar el juego, descansamos bien, hoy (viernes) trabajaremos tácticamente. Los días serán importantes”, dijo Antoine Griezmann sobre la vigilia del equipo francés antes de la gran final del domingo.

Casi lo mismo afirmó el centrocampista Blaise Matuidi este viernes cuando tan cerca de una final mundial los futbolistas libran una desigual lucha contra la ansiedad y el nerviosismo.

“Es una final del Mundial, un sueño de cuando éramos niños que se hace realidad. Tenemos tan cerca el trofeo que queremos tocarlo. Pero antes de tocarlo hay 90 minutos, o puede que 120. Habrá que darlo todo. Creo que es el partido de nuestra vida (…)”, declaró Matuidi en una conferencia de prensa en Istra, sede del búnker galo.

Francia está a las puertas del segundo título mundial de su historia, 20 años después del que conquistó en su casa, y se sumaría al ‘club de los dos’ con Argentina y Uruguay, para situarse detrás de Brasil, Alemania e Italia entre los máximos campeones mundiales.

Pero los recuerdos más próximos se remontan a apenas dos años cuando imprevistamente Francia perdió en casa el partido decisivo de la Eurocopa-2016 ante el Portugal de Cristiano Ronaldo. O un poco más lejos la final ante Italia en Alemania-2006.

Casi nada por perder
Los croatas llegan el domingo al estadio Luzhniki de Moscú con la tranquilidad del que no tiene nada que perder… pero con el cansancio del que ha jugado tres prórrogas consecutivas, o sea como un partido extra.

“No voy a poner presión en mis jugadores. Salgan y jueguen su mejor fútbol, no se intimiden. Este es el mejor momento de nuestras vidas. Algunos ya han ganado la Liga de Campeones, pero este el mayor partido para ellos y todos los croatas”, subrayó este sábado en Zlatko Dalic en conferencia de prensa.

Los balcánicos ya han superado su anterior marca histórica, el tercer puesto en Francia-1998 de la legendaria generación de Davor Suker y Robert Prosinecki.

Ahora con Luka Modric, Ivan Rakitic y Mario Mandzukic pueden dar un vuelco al fútbol mundial como el pequeño país de cuatro millones de habitantes que desafió el orden establecido.

“He pasado por muchas cosas duras en mi vida. Lo más importante es no rendirse nunca, confiar en ti mismo y seguir luchando”, aseguró Modric a su vez ante la abarrotada sala de prensa del estadio Luzhniki de Moscú, el escenario de la final.

Y Modric, de 32 años, seguramente será ungido como el mejor jugador del Mundial si Croacia se corona el domingo.

Fuente: Agencias

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending