Connect with us


Espectáculos

En Bonao museo y emisora La Voz del Yuna festejó con Braulio

Publicado hace

en

En Bonao pasa algo que no sucede desde hace tiempo en otras ciudades fuera de Santo Domingo o Santiago. Hay un pujante movimiento cultural que comienza a dar la otra cara de un pueblo tachado de peligroso por los hechos delincuenciales y sociales que empañan su bonanza, la belleza ecoturística que posee y la tradicional hospitalidad de su gente.

En su referencia cultural sobresalen entidades como el museo de arte Cándido Bidó, la pincelada de amor heredada del gran Cándido Bidó.

También Bonao renovó la esperanza cultural hace dos años con la inauguración del Palacio de Bellas Artes que pronto se espera las cuatro escuelas prometidas comiencen a ser epicentro de clases de danza, teatro, pintura, canto y música.

Eso, sin dudas, le dará un cambio radical a esa hambre y sed artística que existe en la niñez y juventud dominicana que carece de escuelas que le guien en esos sueños.

En ese despertar cultural hay una esquina formada por las calles 16 de Agosto y Gregorio Luperón que resplandece desde hace tres años.

Se trata del museo y emisora cultural La Voz del Yuna, una réplica moderna de aquella que hace 76 años funcionó en este pueblo cibaeño y fue modelo comunicacional en América Latina.

En esta iniciativa, y en otras tantas de la provincia Monseñor Nouel, está al frente el senador con más visión del significado que tiene la cultura para un pueblo: Félix Nova.

Con particular atención y respaldado por un patronato sin fines de lucro, Nova mantiene esta vieja casa remodelada, vistosa, impecable, productiva, atractiva.

Y Bonao la exhibe como parte de su orgullo para rememorar la emisora que hace 76 años, en aquel 1942, emitió sus primeras señales hasta 1946 cuando fue trasladada a Santo Domingo.

La réplica moderna de La Voz del Yuna se inauguró el 1 de agosto de 2015 y desde entonces más de siete mil estudiantes y visitantes han acudido a un encuentro con el pasado de la radio dominicana, encontrándose con viejas consolas, vitrolas, tocadiscos, imágenes y recuerdos en cada rincón.

Además, la actual estación radial transmite una programación musical, cultural y educativa en los 1670 AM en transmisión digital, mientras se canaliza una merecida frecuencia modulada.

Como era tradición en los años 40 (cuando cantó aquí hasta la argentina Libertad Lamarque), la réplica de La Voz del Yuna quiere mantener las presentaciones con artistas dominicanos y extranjeros en sus semanas aniversario.

El primer año se festejó con la presentación del cubano Pablo Milanés, además de Maridalia Hernández y Ramón Orlando; mientras en el segundo año cantó el puertorriqueño Danny Rivera.

El senador Félix Nova agradeció al público por el apoyo.

La semana pasada se celebró el tercer aniversario con una serie de actividades, entre las que se incluyeron conciertos con los merengueros Dioni Fernández (el jueves) y Francisco Ulloa (el viernes) y el sábado con el español Braulio García.

Ante una multitud congregada en la calle frente al museo/emisora, Braulio deshojó sus margaritas románticas para las damas de la provincia.

El artista entró a ritmo de uno de sus clásicos: “Sobran las palabras” y ¿qué decir? de ahí en adelante con las emociones de muchas mujeres que vivieron sus historias de amor o desamor en títulos como “Qué tentación”, “La más bella herejía”, “El vicio de tu boca”, “Crónica de un viejo amor”, “En la cárcel de tu piel”, “En bancarrota”…

LA VOZ SE MANTIENE
Aunque en lo físico se note el dictador paso de los años, su voz se mantiene en óptimas condiciones y dan ganas de tenerlo más tiempo en el escenario porque faltaron temas. Con las canciones también llegaron las bromas. Él mismo se mofa de su vida.

Cuenta anécdotas graciosas que provocan risas colectivas, pero también reparte sus “boches” como lo hizo con dos damas que se pararon frente al escenario a hacerse una foto mientras cantaba y él las regañó diciéndole “cuanto ustedes terminen su show continuamos el nuestro”.

Y es que Braulio no es de los que se queda callado.

Ramón Almánzar/Listín Diario

Que opinas?

Comentarios

Click aquí para dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espectáculos

Maluma hace un show vibrante en un Palacio de los Deportes al que se le redujo capacidad

Publicado hace

en

La noche del miércoles en el Palacio de los Deportes, Virgilio Travieso Soto, se presentó el exponente de música urbana, Maluma, su show ha mejorado bastante en comparación a sus apariciones anteriores, cosa que se le criticaba bastante, pero ahora con un repertorio más amplio puede entretener al público.

El Palacio de los Deportes no estaba lleno, la asistencia se puede decir que fue buena, aunque solo se usó aproximadamente el 50% del recinto deportivo, reseña el periodista José Peguero, en su portal Ensegundos.do.

De acuerdo a cifras oficiales, en el Palacio de los Deportes caben 8 mil espectadores sentados, hay que destacar que parte de la zona donde está ubicada la cancha de baloncesto fue utilizada para colocar asientos para el público y el escenario.

Sobre Natti Natasha, Peguero refiere que el pueblo dominicano le tiene un cariño especial por la pegada ha logrado gracias a temas como “Sin Pijama”, “Quien sabe” “Amantes de una noche”, “Criminal” entre otros.

“La euforia fue tal que el público no quería que se despidiera, pero no hubo tiempo para más, la santiaguera tuvo la responsabilidad de abrir el evento y lo hizo con mucha altura”.

El escenario utilizado fue bastante compacto aunque lucia imponente, cargado de efectos especiales para impulsar la imagen de Maluma.

Su invitado especial fue Prince Royce, quien recibió ovaciones desde que fue presentado por Maluma, juntos cantaron “Si tu novio te bota”.

“Como indiqué al inicio de este escrito, Maluma ha ido dándole carácter a su carrera, al principio parecía iba ser una fiebre momentánea de esas que atraen a las chicas jóvenes, pero esta vez demostró que se ha preocupado por mejorar sus interpretaciones, baile y contacto con sus fans, se le ve más seguro, quedando evidenciado en su acercamiento con destreza. Nada que ver con lo que se vio en el Festival Presidente, donde las quejas no se hicieron esperar al verle muy frívolo”.

En un momento utilizó la bandera dominicana, maniobrando con mucho respeto hacia los símbolos que leyó e hicieron llenar de orgullo a los asistentes “Dios, Patria y Libertad”, colocados en nuestro escudo.

La organización, seguridad y señalización fue muy buena, desde el mismo instante en que uno llegaba a entregar la boleta, se hacía la inspección de rutina; desde ese mismo instante varias jóvenes guiaban a los asistentes a los asientos que le correspondían, Gamal Haché, como productor se anotó varios puntos a favor.

La gira “F.A.M.E.” no se queda corta, aunque la mayoría de las canciones de Maluma se han popularizado con colaboraciones, su DJ, músicos y coristas hacen que no se sienta el vacío de la figura ausente, además de que el público da el seguimiento a cada melodía.

Con estas palabras Maluma se dirigió a los presentes: “Buenas noches República Dominicana, ¿cómo se sienten? Yo me siento muy feliz porque hacía mucho tiempo que no daba aquí un concierto (…) nada se compara con tenerlos así cerquita y que canten mis canciones. Por eso, como ustedes son un gran público, merecen sorpresas y esas sorpresa que van a tener esta noche, quiero que canten, que griten, que sientan el momento”

En el recital Maluma interpretó “El perdedor” “Marinero” y subió la adrenalina con “El préstamo”, “Borró Cassette”, “Chantaje”, “Bella”, “X remix”, “Party animal”, “Carnaval”, “”GPS” y “Vitamina”, entre otras canciones.

A las 12:20 de la noche se despidió del público con su éxito “4 baby´s” con la adrenalina en su más alto nivel y entre fuegos especiales.

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Espectáculos

Se nos fue la reina del Soul, fallece Aretha Franklin

Publicado hace

en

DETROIT.— Aretha Franklin, la gloriosa “Reina del Soul” e imponente genia de la música estadounidense que interpretó con inigualable estilo y pasión clásicos como “Think”, “I Say a Little Prayer” y su emblemático “Respect”, falleció. Tenía 76 años.

La causa fue cáncer pancreático, dijo su representante, Gwendolyn Quinn, de acuerdo a lo que reseña la agencia AP.

Cantante profesional desde finales de la adolescencia y una superestrella en sus veintes, Franklin había resuelto hace mucho cualquier argumento sobre quién era la vocalista popular más grande de su época. Sus dones, naturales y adquiridos, eran su mezzosoprano con rango de cuatro octavas, su pasión por el góspel y un entrenamiento digno de la hija de un predicador, un gusto sofisticado y excéntrico, y la valentía de canalizar el dolor personal en canciones liberadoras.

Grabó cientos de temas y tuvo docenas de éxitos a lo largo de medio siglo, incluyendo 20 que alcanzaron el No. 1 en las listas de R&B. Pero su reputación fue definida por una extraordinaria serie de éxitos en el Top 10 a fines de la década de 1960, desde la felicidad del día después en “(You Make Me Feel Like) A Natural Woman”, hasta el maduro “Chain of Fools” y su imparable llamado al respeto “Respect”.

Otras cantantes la veneraban por su eminencia y líderes políticos y cívicos la trataban como una colega. El reverendo Martin Luther King Jr. le hizo entrega de su primer disco de oro, y Franklin cantó en el funeral del líder de los derechos civiles en 1968. Actuó en las investiduras de los presidentes Bill Clinton y Jimmy Carter, y en el funeral de la pionera por los derechos civiles Rosa Parks. Clinton le dio a Franklin la Medalla Nacional de Artes. El presidente George W. Bush le otorgó la Medalla Presidencial de la Libertad, el máximo honor de la nación a un civil, en el 2005.

El encuentro más conocido de Franklin con un presidente fue en enero de 2009, cuando cantó “My Country ‘tis of Thee” en la toma de posesión de Barack Obama. Lució un sombrero de fieltro gris con un enorme lazo bordado en cristales de Swarovski que se volvió una sensación en internet e incluso tuvo su propio website.

Franklin sufrió la agotadora rutina de la fama y problemas personales desde la niñez. Estuvo casada de 1961 a 1969 con su manager, Ted White, y se cree ampliamente que sus peleas inspiraron su interpretación de varias canciones, incluyendo “(Sweet Sweet Baby) Since You’ve Been Gone”, “Think” y su desgarradora balada de desesperación, “Ain’t No Way”. Ya una madre de dos hijos a los 16 años (luego tuvo dos más), a menudo estaba en líos mientras luchaba con su sobrepeso, problemas familiares y apuros financieros. Wexler la apodó “Nuestra Señora de las Penas Misteriosas”.

Pese a haber crecido en Detroit, y haber tenido a Smokey Robinson entre sus amigos de la infancia, Franklin nunca grabó para Motown Records; tuvo períodos con Columbia y Arista durante sus mejores años con Atlantic Records. Pero fue en la Iglesia Bautista Nueva Betel, en Detroit, donde su padre fue pastor, que Franklin aprendió las bases del góspel que la harían una institución del soul.


Franklin nació el 25 de marzo de 1942 en Memphis, Tennessee. El reverendo C.L. Franklin mudó a su familia a Detroit dos años después. El prominente ministro Bautista, quien llegó a grabar él mismo más de 75 álbumes de sermones y música, conocía a grandes estrellas de la música góspel como Mahalia Jackson y Clara Ward, quien guió a Aretha y sus hermanas Carolyn y Erma, quienes cantaron en algunos discos de Aretha.

Franklin tenía 12 años cuando su padre la ascendió del coro de la iglesia a solista destacada. Dos años después hizo su primera grabación para JVB y Checker, y en 1960 firmó con el productor de Columbia Records John Hammond, quien la calificó como “la mejor cantante natural desde Billie Holiday”.

Franklin grabó 10 álbumes para Columbia Records en los siguientes seis años. Tuvo un puñado de éxitos menores, incluyendo “Rock-A-Bye Your Baby With a Dixie Melody” y “Runnin’ Out of Fools”, pero nunca pegó mientras el sello trataba de encajarle una variedad de estilos, desde jazz y canciones de shows hasta números pop como “Mockingbird”. Obligada a tomar clases de canto e impedida de tocar el piano, Franklin saltó a Atlantic Records una vez que venció su contrato.

“Pero los años en Columbia también le enseñaron varias cosas importantes”, escribió más tarde el crítico Russell Gersten. “Trabajó duro para controlar y modular su fraseo, lo que le dio una disciplina que la mayoría de las cantantes de soul no tenían. También desarrolló una versatilidad con música mainstream que le dio a sus discos posteriores una amplitud que muchos LPs de Motown de la misma época carecían.

“Lo más importante es que aprendió qué no le gustaba: hacer lo que le decían”.

En Atlantic, Jerry Wexler la juntó con músicos veteranos de R&B de Fame Studios en Muscle Shoals, y el resultado fue un sonido más fuerte y conmovedor, con técnicas de “llamado y respuesta” y el piano de Franklin estilo góspel que sirvió de ancla para canciones como “I Say a Little Prayer” y “Natural Woman”, entre otras.

De las docenas de éxitos de Franklin, ninguno fue tan vinculado a ella como la marcha funk “Respect” y su exigencia deletreada de respeto (en inglés): “R-E-S-P-E-C-T”.

En un artículo en la revista Rolling Stone de 2004 Wexler dijo:“Era un reclamo de dignidad combinado con una lubricidad descarada. Hay canciones que son un llamado a la acción. Hay canciones de amor. Hay canciones de sexo. Pero es difícil pensar en otra canción donde todos esos elementos estén combinados”.

Franklin había decidido que quería “adornar” la canción de R&B escrita por Otis Redding, cuya versión había tenido un éxito modesto en 1965, dijo Wexler.

“Cuando ella entró al estudio, ya lo tenía calculado en la cabeza”, escribió el productor. “Otis llegó a mi oficina justo antes del lanzamiento de ‘Respect’ y le puse la cinta. Dijo, ‘Terminó por apropiarse de mi canción’. Lo dijo benignamente y con arrepentimiento. Sabía que la identidad de la canción se estaba escabullendo de él a ella”.

En una entrevista en el 2004 con el St. Petersburg Times de Florida, a Franklin le preguntaron si sintió en los 60 que estaba ayudando a cambiar la música popular.

“Un poco, ciertamente con ‘Respect’, ese fue un grito de batalla por la libertad y mucha gente de muchas etnias se enorgullecieron de esa palabra”, respondió.

“Fue significativo para todos nosotros”.

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending