Connect with us


Opinion

Nuevo fiscal de Santiago fue camarero, declamador y tiene dos maestrías

Publicado hace

en

El nuevo fiscal titular de Santiago, José Francisco Núñez, en sustitución de Luisa Liranzo, trabajó como camarero en dos importantes hoteles de la ciudad de Santiago para costear sus estudios de Derecho en la universidad.

Núñez, aficionado de las declamaciones del argentino  Antonio Comas (El Indio Duarte), primero se dio a conocer en ciertos círculos de Santiago por su labor como camarero en Imágenes Bar del Hotel Santiago Camino Real, a principios de la década del 90 y  frecuentado por personas de todas las clases sociales de esta ciudad. Luego pasó a laboral al Hotel Gran Almirante.

 El nuevo fiscal de Santiago fue  escogido para sustituir a Liranzo, al aprobar el concurso del Consejo Superior del Ministerio Público en cumplimiento con la Ley Orgánica del Ministerio Público No. 133-11.

Se graduó de licenciado en Derecho en  la Universidad Abierta para Adultos (UAPA) de Santiago e ingresó a la fiscalía local en el 2004.

Tiene  una maestría en Derecho y Procedimiento Civil de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y otra en Legislación de Tierras.

Desde el 2008 forma parte de la Carrera del Ministerio Público, donde es egresado del Programa Extraordinario de Formación (PEF) de la Escuela del Ministerio Público.

Ocupó el cargo de  director del Departamento de Captura de Prófugos, Rebeldes y Condenados y  Director del Departamento de Denuncias y Querellas de la fiscalía de Santiago.

Es nativo del sector de Bella Vista, al suroeste de Santiago.

FUENTE: Listín Diario

Que opinas?

Comentarios

Click aquí para dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinion

Los merengueros con la misma “cantaleta” de siempre

Publicado hace

en

Aramis Camilo dice que regresa a dar la cara por el merengue ¡no me digas!

Los merengueros tienen a uno ¡jarto! con la discusión de que si el merengue tiene o no popularidad y vigencia. A cada rato un seminario para hablar de “la crisis del merengue”, que no termina en nada. Unos que siguen diciendo que el merengue está bien y otros que dicen que no está bien.

Siempre el mismo cliché de que lo que le falta al merengue es “relevo”, o que el problema es de “difusión”. Y para resolver el “problema” hay quienes piden que el gobierno les regale una emisora de radio de las de CERTV para ellos colocar sólo merengue.

Ja, ja, ja. No me hagan reír que tengo el bembe partido.

Lo mismo de siempre, ¡pero con yuca!…. Lo curioso es que cada vez que un merenguero ochentoso, quedado, quiere “volver con su orquesta”, lo primero que dice es que con él “volvió el merengue”.

O como Aramis Camilo, que regresa para “dar la cara por el merengue”. Y el Burro Sabanero quiere saber, si dicen que con ellos “volvió el merengue”, ¿era porque no estaba?

Y si Aramis Camilo regresa a “dar la cara por el merengue”, ¿es porque los que están ahora no están dando la cara sino la espalda o las nalgas por el merengue?

JOSEPH CÁCERES/Merengala

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Opinion

Terrorismo digital

Publicado hace

en

El país está viviendo una nueva fase del terrorismo: el terrorismo digital, ese que fomenta el odio, que nos convence de que nada sirve, que todos somos ladrones o “vendidos” y que no nos permite avanzar como sociedad.

No hay dudas de que las tecnologías de la información han contribuido a mejorar el mundo en que vivimos en numerosos aspectos de nuestro quehacer, pero ellas plantean nuevos desafíos, porque como en la fábula de la lengua, pueden servir para el bien, pero también para el mal.

Todos estamos conscientes de que existen grupos organizados de pedófilos, redes de pornografía, hackers y diversos grupos delictivos que usan las tecnologías para cometer sus delitos.

Pero hay otros grupos que cometen un delito peor, aunque no esté sancionado en los códigos: el de debilitar los valores de una sociedad, el de minar sus fuerzas morales y hasta su identidad para impedirnos ver el futuro con esperanza.

Hay un terrorismo que por medio de noticias falsas, mentiras y manejo tergirversado de las informaciones, infunde miedo en la población, la incita a odiar al que no piensa como ellos, o la impulsa a actitudes xenófobas, entre otras. Enviar por las redes, por ejemplo, un vídeo de un motín o de un asalto que ocurrió en otro país para encender la ira de comunidades o incitar a la desobediencia a las autoridades, es terrorismo.

Acusar a todo el que discrepa de “bocina”, “vendido” o “ladrón”, es terrorismo.

Hay una delgada línea entre la libertad de expresión y el terrorismo digital. No la crucemos.

Por ADRIANO MIGUEL TEJEDA/ DIARIO LIBRE

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending