Connect with us


Opinion

Nuevo fiscal de Santiago fue camarero, declamador y tiene dos maestrías

Publicado hace

en

El nuevo fiscal titular de Santiago, José Francisco Núñez, en sustitución de Luisa Liranzo, trabajó como camarero en dos importantes hoteles de la ciudad de Santiago para costear sus estudios de Derecho en la universidad.

Núñez, aficionado de las declamaciones del argentino  Antonio Comas (El Indio Duarte), primero se dio a conocer en ciertos círculos de Santiago por su labor como camarero en Imágenes Bar del Hotel Santiago Camino Real, a principios de la década del 90 y  frecuentado por personas de todas las clases sociales de esta ciudad. Luego pasó a laboral al Hotel Gran Almirante.

 El nuevo fiscal de Santiago fue  escogido para sustituir a Liranzo, al aprobar el concurso del Consejo Superior del Ministerio Público en cumplimiento con la Ley Orgánica del Ministerio Público No. 133-11.

Se graduó de licenciado en Derecho en  la Universidad Abierta para Adultos (UAPA) de Santiago e ingresó a la fiscalía local en el 2004.

Tiene  una maestría en Derecho y Procedimiento Civil de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y otra en Legislación de Tierras.

Desde el 2008 forma parte de la Carrera del Ministerio Público, donde es egresado del Programa Extraordinario de Formación (PEF) de la Escuela del Ministerio Público.

Ocupó el cargo de  director del Departamento de Captura de Prófugos, Rebeldes y Condenados y  Director del Departamento de Denuncias y Querellas de la fiscalía de Santiago.

Es nativo del sector de Bella Vista, al suroeste de Santiago.

FUENTE: Listín Diario

Que opinas?

Comentarios

Opinion

Merengue que aloca, un canto a la dominicanidad

Publicado hace

en

POR WILFRIDO VARGAS.«¡Qué linda en el tope estás dominicana bandera! ¡Quién te viera, quién te vieramás arriba, mucho más!»

Estos versos de Gastón Fernando Deligne me estremecían de niño, me enseñaron a amar la poesía y la patria.

Por esta razón, esos versos conforman la primera estrofa de “Merengue que Aloca”, un tema que escribí con una arquitectura musical alegre y bailable, para adentrarme en las diferentes dimensiones que caracterizan la dominicanidad. Y aunque, por más reveses que nuestro pueblo ha enfrentado durante su corta historia, el merengue siempre ha estado y estará en el centro de la dignidad.

No obstante, quiero contarles sobre algunas canciones que realicé de manera crítica, por diferentes experiencias que se vivieron en nuestra patria. Por ejemplo, lo que en 1977 conté —y canté— en la historia del fugitivo más audaz que retó al ejército de Trujillo: “Enrique Blanco”, a la que siguieron, en 1978, la legendaria canción “Desiderio Arias”, relatando la historia del general y caudillo del pueblo que anhelaba la paz en un momento de violencia a principios del siglo XX; además de “La Yola”, “El funcionario” y “Esto no lo aguanta nadie”, estas últimas, hechas como protesta a situaciones vergonzosas que se traducen en una enfermedad para nuestro orgullo dominicano llamada: corrupción.

Es pertinente decir también que, hoy en día, —por todo lo que nos ofrece el mundo y a la velocidad que ocurre—, los valores están muy dispersos.

El dominicano no escapa a esto, pues es influenciado y extasiado por los avances de la tecnología, las tendencias de la moda y el espectáculo, descuidando por consiguiente, su cultura.

Si por ejemplo, preguntas a un joven cuál es la canción número uno en los Billboard, o cuál es el último diseño de Nike o de iPhone, te responden rápida y acertadamente; sin embargo, no pasa igual cuando le preguntamos por el significado de los colores de nuestra bandera o de algún referente en el que se sustente nuestra identidad nacional; así que los conocimientos esenciales y fundamentales de nuestra nación se han ido quedando a un lado.

“Merengue que aloca” nos ayuda a ir al espíritu, al tuétano de nuestro sentimiento patrio, cuando en el coro exclama: «Y es que el merengue compay, no tiene comparación, Dominicana compay, lo lleva en el corazón»

Qué bella es nuestra bandera, que en sus colores define nuestra historia: el azul, representa el cielo que cubre nuestra nación y la espiritualidad de nuestra gente; el rojo, la sangre derramada por nuestros libertadores, por nuestros hombres, por nuestros mártires; y el blanco, la paz y unión de los dominicanos, sellado en el centro con el escudo de la patria, que como único país en el mundo incluye la Biblia abierta.

Cada vez que ella ondea, es como la palma de la mano golpeando el cuero de la tambora, haciéndonos sentir un orgullo profundo, a ritmo de merengue, el cual ha estado siempre presente en nuestro diario vivir, en nuestra sociedad y en nuestras más sentidas penas y alegrías.

Con “Merengue que Aloca”, deseo aplicar una inyección motivacional que revitalice el amor por lo propio, como una “medicina” para los males. Se trata de una necesidad del momento; no es el resultado del azar ingenuo, sino de la urgencia de robustecer y dinamizar la dominicanidad, lo cual implica animar el armazón moral de una sociedad consciente de sus valores, costumbres y tradiciones.

Es la primera vez que no busco elementos fuera de nuestro género, sino más bien resaltar lo bello de la simpleza que nos caracteriza y la nobleza que subyace en la alegría de nuestro pueblo, acudiendo por ejemplo al perico ripiao, como una manera de resarcir la distinción de la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

«Y es que el merengue compay, no tiene un ritmo compay, que le haga frente compay, de ese que aloca!!!

Llegó la lambada, y el merengue, ahí.
La música urbana, y el merengue, ahí.
El tecno y la salsa, y el merengue, ahí.
Llegó el reguetón, y el merengue, ahí.

Y es que el merengue,
sigue avanzando,
y en todo el mundo,
siguen bailando.

Y es que el merengue compay, no tiene comparación,Dominicana compay, lo lleva en su corazón».

WILFRIDO VARGAS
El autor es músico, cantante, compositor y director de orquesta.

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Opinion

Ahora quieren que un bachatero lleve a “calitomé” música urbana a mercados internacionales

Publicado hace

en

¿Y ahora resulta que Romeo Santos es culpable de que la música urbana dominicana no haya despegado a nivel internacional dizque porque no ha grabado con exponentes del patio?

Pero a él ningún dominicano le ha pedido grabar y de hecho lo dijo en el encuentro que tuvo con nosotros en Punta Cana.

¿O quieren que Romeo le caiga atrás a ellos?  Ozuna y Anuel, para citar dos casos, fueron los que se le acercaron a Romeo para hacer temas juntos.

Esto es lo último, ahora quieren que un bachatero (Romeo Santos) cargue con la proyección de la música urbana ¡Cuántas cosas!

Aquí la gente se le quiere recostar al otro para lograr el éxito y no pierden de vista que el mismo Romeo hizo sus propias diligencias para ser un artista de fama hoy en día.

“Cogió su pela”, pidiendo cantar como telonero de otros artistas con su grupo Aventura en clubes de Nueva Yotk sin poder ver a “linda”.

Y nunca andaba quejándose pero tampoco cuando comenzó a ganar dinero no lo vimos perdiendo el tiempo alardeando de bienes materiales como otros por ahí.

Pero algunos ahora dicen que él ni siquiera apoya a los nuevos talentos.

“Obsesión” es el ejemplo de cómo un grupo de nuevos talentos llamado Aventura logró hacer un hit mundial sin featuring, sin redes sociales, sin comprar views en YouTube, sin plataformas digitales, ni todas las facilidades que hoy existen.

Y no fue un “one hit wonder” pues aún Romeo Santos sigue ahí ¿la clave para ser internacional?un buen tema. 

Romeo entregó dos exitasos a un dominicano como Héctor Acosta  que fueron “El Anillo” y “Amorcito Enfermito” que muy bien pudo grabarlos él.

Añadanle que vive destacando el trabajo de sus colegas de género y ha grabado con éstos  ¿o los urbanos creen que son los únicos que existen como propuesta musical y todo debe girar en torno a ellos?

Además el éxito internacional no te va a llegar porque grabes con alguien más famoso que tú o porque tenga los mejores mercados; puedes hacerlo y si no está para ti no importa que busques hasta a Beyoncé para realizar una colaboración.

De Juan Luis Guerra se quejaron en algún momento que solo hacia colaboraciones con artistas extranjeros y él grabó luego un merengue con Milly Quezada que pasó sin pena ni gloria.

Dejen de querer que el otro sea muleta suya y logren cosas por sus méritos.

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending