Connect with us


Gente & Sociedad

Las dominicanas que rompen estereotipos en Nuestra Belleza Latina

Publicado hace

en

Gracias a los cambios estructurales que ha impuesto este año el reality show Nuestra Belleza Latina 2018 (NBL), de la cadena Univisión, dos dominicanas de piel morena y pelo rizo han logrado impactar en las primeras audiciones.

Se trata de Jéssica Castillo, de 29 años y Ceilyn Rosario, de 30, quienes han dejado a los jueces impactados con su desenvolvimiento y carisma en la escena.

Y es que el nuevo lema del programa dice que la búsqueda es por mujeres “sin tallas, sin límites y sin excusas”.

Según la página web de NBL, las concursantes fueron seleccionadas por “su personalidad, por su talento y no solamente por su físico.

Por ellos, se abrieron las puertas a chicas desde 18 a 99 años. Sin restricciones en el estado civil, si son madres o en la altura”, se explica en la página.

La primera semana Jéssica provocó la ovación de los jueces durante su audición con un monólogo sobre la autoaceptación.

Castillo dijo que escribió el guión basándose en su experiencia y lo quiso hacer para demostrar que todos pueden cumplir sus sueños a pesar de los tropiezos que se puedan presentar en el camino señaló el Listín Diario.

“Eres bella tal y como eres”, fue una de las frases que conmovió a Giselle Blondet, Jomari Goyso, El Dasa y Denise Bidot, jueces de la temporada 11 del reality.

“Nos han enseñado que el fracaso es malo, que si fracasamos no vas a triunfar y no vas a lograr lo que tú quieres. Cáete, pero levántate, jamás te des por vencida. Fracaso es igual a éxito. Recuerda que eres bella, que eres única, nadie es como tú. Sé que hay marcas y heridas en tu vida, pero recuerda que es para hacerte mejor y hacerte fuerte”, dijo la vendedora de seguros de salud.

Giselle Blondet manifestó que siente admiración por la joven dominicana porque está transmitiendo el mismo mensaje que ellos quieren llevar a la audiencia.

El pasado domingo Ceylin Rosario, quien llevaba un pelo largo y con extensiones, decidió liberarse. Se quitó las extensiones de pelo y cortó el suyo quedado con la cabeza rapada.

Para Ceilyn fue un grito de liberación, que ahora con una nueva imagen, quedó idéntica a una “top model”.

“No pensé que te ibas a cortar el pelo. Me has cautivado con tu personalidad”, le expresó Blondet, mientras que Goyso reconoció en ella a una gran comunicadora ya que sabe hablar y comunicar.

Las dominicanas Jéssica y Ceylin pasaron las primeras pruebas del reality que le cambió la vida a sus paisanas Francisca Lachapel y Clarissa Molina.

Que opinas?

Comentarios

PERIODISTA/ PUBLICISTA

Gente & Sociedad

VIDEO- Mujeres lucen sus pajones sin restar mérito a sus respectivas profesiones

Publicado hace

en

Por

Lamentablemente las personas en nuestro país asocian el cabello naturalmente rizado solo a los que se dedican a las artes y los que se dedican a otras profesiones los presionan con que su cabello no es apto para una persona fuera de ese ámbito.

Por eso surge este vídeo, para que vean a tantas mujeres hermosas que lucen sus pajones sin restar mérito a la labor que desempeñan en sus respectivos trabajo. Su capacidad laboral no está reñida con lucir su rizos/afros.

Agradecemos a Kayla de LALA FILMS, Cantu RD, Issa Quisqueya, Quisqueya Natural y Atabey Natural y a todas estas valientes, naturales, empoderadas, hermosas y aguerridas quisqueyanas que pariciparon el la creacion de este  video. Ellas demuestran que su cabello es hermoso y profesional.

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Gente & Sociedad

Operan a feto fuera del vientre de la madre y luego lo vuelven a meter en el útero

Publicado hace

en

Un feto con 24 semanas de gestación fue extraído del vientre de su madre para practicarle una operación quirúrgica y ser colocado posteriormente en el interior del útero.

Varias pruebas médicas y escáneres revelaron que el feto presentaba espina bífida, por lo que mediante una cirugía el bebé no nacido fue sacado del vientre de su madre con el fin de operarlo y corregir su malformación.

La operación fue realizada en Londres por cirujanos del Great Ormond Street Hospital y del University College London, quienes junto a un equipo de médicos belgas consiguieron reparar la médula espinal del feto. Ahora esperan que el bebé nazca sano en abril.

Otros casos similares han sucedido previamente, uno de ellos en Estados Unidos el pasado año. El bebé nació en enero.

Lexi Royer y su esposo Josh llevaban mucho tiempo tratando de ser padres. Cuando por fin lo consiguieron, su alegría duró poco, ya que a las 13 semanas de gestación se enteraron de que su hijo sufría de espina bífida.

El pronóstico para niños con esta afección no es bueno. Por lo general no pueden caminar y sufren de acumulación de líquido en el cerebro, falta de control de la vejiga y otras complicaciones.

A pesar de la alegría inicial al saber que iban a ser papás, las buenas noticias dejaron paso a las malas.

“Parecía que hablábamos de daño cerebral, tubos de alimentación, tubos de respiración, silla de ruedas, solo una mala calidad de vida”, explicó la mujer a The New York Times.

De acuerdo a los médicos, lo más recomendable era que abortara.

Sin embargo la pareja tenía claro que no querían esa opción. Luego de mucha investigación, estudio y contacto con padres de niños con espina bífida, dieron con un procedimiento experimental llamado cirugía fetoscópica.

La operación se realiza en el Hospital de Niños de Texas por los doctores Michael A. Belfort, jefe de Ginecología y Obstetricia, y William Whitehead, neurocirujano pediátrico. Lexi y Josh se pusieron en contacto y los doctores admitieron el caso.

Así, cuando la mujer tenía 24 semanas y dos días de gestación, y su hijo pesaba menos de un kilogramo, se llevó a cabo la cirugía.

La operación se realizó bajo anestesia general. El doctor Belfort realizó un corte en la zona baja de su abdomen y luego, con muchísimo cuidado, sacó su útero fuera del vientre.

Posteriormente, el médico insertó el fetoscopio dentro del órgano reproductivo, así como otras herramientas a través de una pequeña ranura.

El líquido amniótico fue drenado e inyectaron dióxido de carbono dentro del útero, para mantenerlo expandido y así poder maniobrar dentro de él.

El feto también fue anestesiado y luego, guiados por imágenes de video, comenzaron a operarlo. La intervención duró unas tres horas.

Aunque Lexie tuvo una recuperación bastante dolorosa, está convencida de que el procedimiento valió la pena.

Según aseguraron a The New York Times, hasta la fecha ningún feto ha fallecido a causa del procedimiento y algunas madres incluso han podido dar a luz vía vaginal.

FUENTE:eldiariony.com

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending