Connect with us


De allá

EE.UU. se prepara para limitar solicitudes de asilo en frontera con México

Publicado hace

en

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla durante una comparecencia en la Casa Blanca hoy, jueves 1 de noviembre de 2018, en Washington, DC (EE.UU.). (EFE/Shawn Thew)

WASHINGTON. El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció hoy que prepara un plan para limitar las opciones de solicitud de asilo en la frontera con México, de modo que solo puedan demandarlo quienes acceden legalmente, y reiteró que no permitirá la entrada de la caravana de migrantes centroamericanos.

“Con este plan, los migrantes ilegales no podrán obtener nunca más un pase gratis a nuestro país realizando reclamos sin mérito al pedir asilo. En cambio, los migrantes que buscan asilo tendrán que presentarse legalmente en los puertos de acceso”, dijo el mandatario.

Durante una rueda de prensa, el presidente explicó que su Gobierno ultima una iniciativa para reformar el sistema de asilo actual en la frontera sur, que espera firmar la semana que viene, cuando tendrán lugar los comicios legislativos.

“Mi Administración está finalizando un plan para acabar con el abuso desenfrenado de nuestro sistema de asilo”, aseguró Trump, que no dio más detalles al respecto.

Según el mandatario, los inmigrantes irregulares que acceden por zonas no autorizadas solicitan asilo a los agentes fronterizos con objeto de no ser expulsados del país y de por lo menos permanecer mientras se resuelven sus casos.

Trump señaló que su deseo es que los indocumentados permanezcan arrestados, en tanto que se resuelve su petición de asilo, algo que -subrayó- no sucede ahora.

Sus palabras contrastan con la situación que afrontan actualmente los migrantes irregulares en el país, ya que frecuentemente son detenidos de forma indefinida hasta que se resuelve su expediente.

El mandatario también incidió en que los miembros de la caravana de migrantes, inicialmente formada en Honduras, no son “solicitantes de asilo legítimos” y que no les dejará acceder al país.

“A esta caravana ilegal no se le permitirá la entrada en EE.UU. y se deberían dar la vuelta ahora porque están malgastando su tiempo”, aseveró Trump.

El presidente, que vinculó en reiteradas ocasiones la inmigración con la criminalidad en su rueda de prensa, advirtió de que los integrantes de la caravana podrían ser blanco de disparos si tiran piedras a las fuerzas estadounidenses.

“Si alguien lanza piedras o rocas -como hicieron en México- se les podrá disparar (a ellos), porque si te dan con una piedra en la cara…”, apuntó Trump durante esta comparecencia en la Casa Blanca.

El mandatario volvió a insistir en que al entrar en México los miembros de la caravana “pasaron por encima” de la Policía de ese país e incluso hirieron a militares que habían acudido a la frontera para impedir su entrada.

El pasado 19 de octubre, seis agentes acabaron lesionados cuando las cerca de 3.000 personas que por entonces formaban la caravana tiraron abajo una valla fronteriza que les impedía el paso, aunque las autoridades informaron de que las agresiones, con petardos y piedras, fueron llevadas a cabo por “personas ajenas a la propia caravana”.

Las palabras de Trump se producen días después de que el Gobierno anunciara el envío de 5.239 soldados regulares al linde con su vecino del sur; una cifra que, según el presidente, podría llegar hasta los 15.000.

El plan avanzado por Trump con relación a reformar las solicitudes de asilo en la frontera sur no es el primero en este ámbito ya que su Administración ha reducido drásticamente el número de refugiados.

En octubre, el Gobierno estadounidense anunció que rebajaría el cupo de refugiados de 45.000 a 30.000 para el próximo año fiscal 2019, el número de admisiones más bajo desde 1980.

El pasado junio, el fiscal general, Jeff Sessions, anunció que “en general” las víctimas de violencia doméstica o de pandillas dejarían de ser “elegibles para asilo”.

Omar Jadwat, de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), criticó duramente las palabras del presidente.

“Si planea de algún modo prohibir que la gente solicite asilo (en las zonas) entre los puertos de entrada, ese plan es ilegal. Lo que está claro por el momento y la vaga naturaleza de las declaraciones de hoy es que simplemente está intentando enardecer a su base en el impulso final para las (elecciones) de medio mandato”, indicó el activista.

AGENCIAS 

Que opinas?

Comentarios

De allá

Trump festeja a campeones universitarios con comida chatarra

El presidente de Estados Unidos, un amante de la comida rápida, dijo que la pagó de su bolsillo debido al cierre parcial del gobierno

Publicado hace

en

¿Comida chatarra para deportistas? El presidente Donald Trump agasajó a los campeones del fútbol americano universitario con hamburguesas, papas fritas y pizza.

Trump, un amante de la comida rápida, dijo que la pagó de su bolsillo debido al cierre parcial del gobierno, que ha significado vacaciones forzadas para trabajadores del gobierno federal, incluso de la Casa Blanca.

De otro modo, dijo, la primera dama Melania Trump y Karen Pence, la esposa del vicepresidente Mike Pence, hubieran preparado ensaladas.

“Tenía que decidir. ¿No les damos comida porque tenemos un cierre?”, dijo Trump al equipo de la Universidad Clemson, reunido en la Casa Blanca el lunes por la noche.

“¿O les damos unas ensaladitas que preparará la primera dama con ayuda de la segunda dama? Prepararán ensaladas. Adicionalmente, dije, ‘ustedes no son de los que comen ensaladas’”.

“O salgo… salgo y mando pedir unas mil hamburguesas, Big Macs”, dijo Trump.

Algunos usuarios de Twitter criticaron al presidente por servir esa clase de comida a deportistas universitarios, cuya dieta es controlada estrictamente por nutricionistas.

Otros tuitearon que el menú era el más adecuado para estudiantes universitarios.

Trump destacó en un tuit el martes la rapidez con la que desapareció la comida.

“Excelente estar con los campeones nacionales Clemson Tigers anoche en la Casa Blanca. Debido al Cierre les serví enormes cantidades de Comida Rápida (pagué yo), más de 1000 hamberdesas etc.

Desaparecieron en una hora. ¡Grandes tipos y de buen diente!”. El tuit en inglés de Trump tenía la palabra en inglés “hamberders” en lugar de “hamburgers”.

Había montañas de hamburguesas de Wendy’s y Big Macs y otras hamburguesas de McDonald’s. Las papas fritas fueron servidas en tazas decoradas con el escudo presidencial.

El menú incluyó pizzas, algunas con aceitunas y tomates. Tazones de plata contenían los condimentos y había pilas de platos blancos. Se vio a varios jóvenes comer una gran cantidad de hamburguesas.

“Pedimos comida rápida estadounidense, pagada por mí. Muchas hamburguesas, mucha pizza”, dijo Trump. “Teníamos gente muy grande que le gusta comer, así que creo que nos divertiremos”.

La vocera Sarah Huckabee Sanders dijo que buena parte del personal de la residencia presidencial goza de vacaciones forzadas debido al cierre, “por eso el presidente paga personalmente por el evento en que se sirven las comidas rápidas preferidas por todos”.

La Casa Blanca no divulgó el costo.

AP

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

De allá

Testigo asegura el Chapo pagó 100 millones al expresidente Peña Nieto

Publicado hace

en

El exsecretario de Joaquín “el Chapo” Guzmán aseguró hoy que el narcotraficante pagó al expresidente de México Enrique Peña Nieto 100 millones de dólares en sobornos.

De acuerdo con Alex Cifuentes, que trabajó para el Chapo entre 2007 y 2013, Guzmán Loera entregó esa cantidad a través de un intermediario a Peña Nieto, cuando este último era presidente.

El portavoz de Peña Nieto, Eduardo Sánchez, ya negó el pasado noviembre que el antiguo mandatario hubiera aceptado sobornos por parte del líder del cártel de Sinaola, después de que la defensa del Chapo hubiera lanzado dicha acusación.

“¿El señor Guzmán pagó un soborno de 100 millones de dólares al presidente Peña Nieto?”, preguntó el abogado Jeffrey Lichtman durante el juicio contra el narcotraficante al testigo, que se limitó a dar un “sí” como respuesta, señalaron varios medios locales.

Durante el inicio del juicio contra Guzmán Loera, el pasado 14 de noviembre, Lichtman ya acusó a Peña Nieto y al anterior mandatario mexicano, Felipe Calderón (2006-2012), de recibir “sobornos” del narcotraficante Ismael “Mayo” Zambada García, socio del Chapo. Un extremo que ambos negaron.

Tras aquella declaración el abogado defensor fue amonestado por el juez del caso, Brian Cogan, que le recriminó haber lanzado acusaciones sin pruebas.

Cogan también prohibió durante el interrogatorio de Jesús “Rey” Zambada, hermano del Mayo, que se le cuestionara sobre los supuestos pagos a los exmandatarios.

Durante el proceso han salido a relucir acusaciones de sobornos pagados por el cartel de Sinaloa a políticos, policías y funcionarios del Gobierno de México, Colombia y Ecuador.

Guzmán, extraditado en enero de 2016 a EE.UU y en máxima seguridad desde entonces, se ha declarado no culpable de once cargos de narcotráfico, entre ellos mantener una empresa criminal continua, portar armas y blanqueo de dinero, por lo que podría ser sentenciado a cadena perpetua.

EFE

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending