Connect with us


Noticias

Gobierno de Trump planea sacar al país del DR-Cafta, según El Nuevo Herald

La preocupación con El Salvador y República Dominicana es si sus posiciones en el DR-CAFTA le han dado a China acceso a los mercados de los Estados Unidos

Publicado hace

en

Ante la esperanza de algunos funcionarios y empresarios dominicanos de lograr una revisión del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta) para poder sacar más provecho de dicho convenio, ahora se da a conocer que la permanencia de República Dominicana en este acuerdo comercial se ve amenazada por el gobierno de Donald Trump, así como también peligra la de El Salvador y Nicaragua.

Recientemente, el ministro de Agricultura, Osmar Benítez, había dicho que República Dominicana estaba en los aprestos de solicitar una revisión del DR-Cafta y que para eso ya contaba con la autorización del presidente Danilo Medina.

Pero ayer, la diputada Faride Raful alertó a la República Dominicana sobre las intenciones del presidente estadounidense de sacar de este convenio a la República Dominicana y otros dos países y pidió la unión de todos los dominicanos para enfrentar esta situación.

“La noticia de que el gobierno USA estudia expulsar a RD del DR-Cafta debe mover a todos los sectores de la nación a diseñar un plan de acción que evite una medida cómo esa, que nos afectará a todos”, escribió en su cuenta de Twitter la legisladora del Partido Revolucionario Moderno (PRM) al citar una información publicada en un periódico de Estados Unidos, El Nuevo Herald en la que se muestran las intenciones del gobierno de Trump.

Texto completo de la noticia publicada en El Nuevo Herald:
Ahora que el gobierno del presidente Donald Trump negoció el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), estudia expulsar a varios países del acuerdo paralelo, el Tratado de Libre Comercio con República Dominicana y Centroamérica (CAFTA-DR).

Funcionarios federales están estudiando el acuerdo, firmado en el 2005 con seis naciones latinoamericanas, para determinar si pueden bloquear el acceso preferencial de Nicaragua, República Dominicana y El Salvador al mercado estadounidense sin afectar el resto del acuerdo.

“Estamos muy preocupados con el avance de Nicaragua hacia el autoritarismo, y los lazos cuestionables de República Dominicana y E Salvador”, dijo un funcionario. “Como Estados Unidos ha dejado en claro, no permitiremos que nuestros acuerdos comerciales, incluido el CAFTA-DR, se conviertan en una puerta trasera para beneficiar a economías que no respetan el mercado y son actores represivos en la región”.

Sacar a esos tres países del CAFTA, o el CAFTA-DR, como se le conoce mejor, no necesariamente les impediría vender sus productos en Estados Unidos, pero estarían sujetos a aranceles más elevados, que estaban en vigor antes del acuerdo, firmado en el 2005.

El hecho de que Estados Unidos esté poniendo la mira en ese acuerdo no es necesariamente una sorpresa. Desde que el presidente Trump anunció planes para renegociar el TLC de América del Norte, líderes de toda la región esperaban que en su momento el gobierno fijara su atención en otros acuerdos y aplicaría cambios similares. El TLCAN fue una especie de patrón para el resto de los 11 acuerdos de libre comercio entre Estados Unidos y países latinoamericanos.

Nicaragua, El Salvador y la República Dominicana son países que recientemente se han visto en la mira de Trump.

El gobierno de Trump ha impuesto sanciones y presión política y económica en Nicaragua en momentos que el gobierno del presidente Daniel Ortega ha aumentado su poder autoritario. Washington retiró sus embajadores de El Salvador y República Dominicana hace unos meses después que los dos países rompieron relaciones con Taiwán en busca de un acercamiento, un adversario comercial de Estados Unidos que Washington ha acusado de “actividad económica predatoria”.

Pero el CAFTA en realidad nunca fue un tratado de comercio.

Cuando el Congreso ratificó el acuerdo, el presidente George W. Bush dijo que era una vía para que Estados Unidos apoyara la democracia y las reformas económicas después de años de guerra civil e insurgencia comunista.

“Una parte del mundo que una vez se caracterizó por la agitación y la dictadura ahora ve su futuro en elecciones libres y libre comercio, y no podemos dar estos avances por definitivos”, dijo el entonces presidente George W. Bush. “Al transformar nuestro hemisferio en una poderosa zona de libre comercio, impulsaremos la gobernanza democrática, los derechos humanos y la libertad económica para todos”.

Eric Farnsworth, quien participó en las negociaciones del TLCAN como funcionario del representante comercial de Estados Unidos y posteriormente presionó a favor del CAFTA, dijo que es lógico que Estadios Unidos quiera determinar si Nicaragua debe seguir recibiendo acceso especial al mercado estadounidense después de “haberse salido del camino democrático”.

“El comercio es una herramienta, pero no es una panacea”, dijo Farnsworth, quien ahora es vicepresidente del Consejo de las Américas en Washington. “El asunto es: ¿está llevando el comercio a los resultados que buscamos o sencillamente es un salvavidas económico de una dictadura autoritaria? Eso es lo que tenemos que estudiar con cuidado”.

La preocupación con El Salvador y República Dominicana es si su pertenencia al CAFTA le ha dado a China una puerta de acceso al mercado de Estados Unidos.

El gobierno considera que el programa global de préstamos de China, la llamada Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Sede, como una trampa de endeudamiento que alimenta una mayor dependencia económica.

El gobierno ha enviado una señal clara con el nuevo TLCAN sobre sus intenciones sobre China. Uno de los elementos quizás más significativos, pero menos conocido, del nuevo Acuerdo de Libre Comercio de Estados Unidos, Canadá y México, es una cláusula que permite a Estados Unidos retirarse del tratado si alguno de los países decide firmar un acuerdo de comercio separado con algún país que no tenga una economía de mercado, visto en lo fundamental como una advertencia a que no firmen acuerdos separados de comercio con China.

“No es una conexión formal en el sentido de lo que suceda en el TLCAN tiene relación con ello, pero es el mismo impulso”, dijo Eric Miller, asesor de comercio que ha trabajado con el gobierno canadiense y sigue asesorándolo sobre las negociaciones. “Lo que es fundamental es que a Estados Unidos le preocupa el aumento de la influencia china en la región, y estudia todos los instrumentos a su disposición para contrarrestar esa influencia”.

Al gobierno estadounidense todavía le quedan muchas discusiones difíciles por delante. Las autoridades tienen que encontrar mecanismos para sacar a Nicaragua y República Dominicana del acuerdo, porque no hay una cláusula específica en el acuerdo.

“Nadie pudo imaginar que iba a pasar esto”, dijo José Cárdenas, quien integró el Consejo de Seguridad Nacional durante el gobierno del presidente George W. Bush y se comunica regularmente con funcionarios del gobierno de Trump.

Miller no ve ningún mecanismo fácil para sacar a los tres países pero dijo que se puede lograr. Una forma, afirmó, es que los suspendan sobre la base de preocupaciones de seguridad nacional.

“La seguridad nacional es la nueva justificación favorita de esta administración para hacer frente a cualquier cosa en América Latina”, dijo Miller.

Cárdenas dijo que el gobierno tiene que tener cuidado de que los cambios no afecten a los ciudadanos a los que quieren proteger.

“Es la decisión más difícil de tomar”, afirmó. “Cómo responder a la situación en Nicaragua sin afectar la vida de la gente de a pie. Pero no se puede dejar pasar”.

FUENTE: Diario Libre

Que opinas?

Comentarios

Click aquí para dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias

Miralba Ruiz asegura vio una foto de Leonel Fernández en el baño de Hipólito Mejía

Publicado hace

en

Aunque usted no lo crea, el expresidente Hipólito Mejía tiene una foto del también exmandatario Leonel Fernández nada más y nada menos que en el baño de su casa.

Así lo reveló ayer la comunicadora Miralba Ruiz en conversación con Roberto Cavada durante el programa de radio Esto No Tiene Nombre.

“¿Cuál podría ser el lugar más bizarro en donde tu pudieras poner una foto mía? ¿En el baño? Debo decirte que Hipólito Mejía tiene una de Leonel”, aseguró la comunicadora.

Incrédulo, Cavada le preguntó que si estaba segura que la foto que vio de Leonel estaba en el baño de Hipólito, a lo que Miralba respondió: Yo la vi, esta que está aquí (ella), en el baño”, reiteró.

La reacción de sorpresa de Cavada continuó, por lo que Miralba repitió que sí, que ella misma la había visto.

“Hipólito Mejía, en su casa, me mostró una galería de expresidentes que él tiene. Está incluido Peña Gómez, quien nunca fue presidente, pero que para él (Hipólito) sí, y faltaba Leonel, y yo le dije: ¿Y dónde está Leonel? Y él me dijo: Lo tengo en el baño, cuando se vaya portando bien lo voy sacando poco a poco, de cuarto en cuarto, hasta que llegue donde le corresponde”, narró Miralba.

Ante este testimonio, Cavada sólo atinó a decir: “¡Madre mía, las cosas de Hipólito, que no tienen nombre!”, y concluyó el programa.

Su contrincante favorito. Hipólito Mejía se enfrentó a Leonel Fernández en el 2004, cuando siendo presidente de la República, en ese entonces por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), aspiró a la reelección presidencial.

No obstante, Fernández, candidato del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) lo derrotó al obtener el 54,9% de los sufragios contra el 35,1% de Mejía.

Actualmente, Hipólito entiende que sería más fácil derrotar a Leonel Fernández, actual presidente del partido morado, que al mandatario Danilo Medina ( en caso de lograr modificar la Constitución y reelegirse para las próximas elecciones del 2020), por los presuntos actos de corrupción durante su gestión.

FUENTE: Hoy

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Noticias

Peralta afirma danilismo es fuerza determinante

Publicado hace

en

El ministro Administrativo de la Presidencia y miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), José Ramón Peralta, afirmó este martes que el “Danilismo” constituye una obra de gobierno está presente en todo el país.

Sostuvo que en su momento, esa estructura política tomará la medida que más convenga a los intereses del pueblo dominicano.

En relación a la candidatura presidencial del partido, Peralta refirió que hay que tomar en cuenta que el propio Jefe del Estado ha señalado que será en marzo cuando se referirá al tema de la reelección presidencial, y que posiblemente lo haga una reunión del Comité Político.

Aseguró que dentro del PLD, Medina cuenta con el control de los organismos de dirección, incluyendo el 67% de los comités intermedios, alrededor del 70% del Comité Central y un porcentaje superior en el Comité Político.

Agregó que esa fuerza determinante también se expresa en el Senado de la República y en la Cámara de Diputados.

Sostuvo que mientras llega el momento de la decisión, el Gobierno continuará intensificando sus esfuerzos para seguir llevando bienestar a la población, especialmente los sectores de menores ingresos económicos.

No aspirará
Peralta dijo que no tiene intenciones de aspirar a un puesto electivo en las elecciones presidenciales, congresuales y municipales previstas para el próximo año.

“No procuré postularme a senador, diputado ni otro cargo electivo; no tengo la necesidad de esconderme en una posición de esa naturaleza. El día que termine mi labor pública al lado del presidente Danilo Medina me iré a mis empresas”, expresó.

Elogia gestión
El funcionario y dirigente peledeísta consideró como extraordinaria la obra de gobierno encabezada por Medina en los últimos seis años, y destacó que la República Dominicana ha sido el país de mayor crecimiento y el que más personas ha sacado de la pobreza.

La pobreza ha bajado del 40 al 23%, precisó, pero eso aún no es suficiente, por lo que tenemos que continuar los esfuerzos para continuar sacando gente de la situación de precariedad en la que viven en diferentes puntos del país.

Indicó que desde el ámbito gubernamental existen desafíos importantes relativos a la creación de riquezas, impulsando iniciativas conjuntamente con el sector privado.

Las declaraciones de Peralta ocurren luego de que ayer Franklin Almeyda Rancier, miembro del Comité Político del PLD, señalara en el programa Hoy Mismo que el sector reeleccionista de su partido de lo asedia, graba sus conversaciones y vigila hasta su vivienda.

Almeyda afirmó que hay cinco funcionarios y empresarios importantes que ejercen presión para lograr la reelección de Medina, entre los que citó los ministros administrativo de la Presidencia y de Obras Públicas, José Ramón Peralta y Gonzalo Castillo; a los embajadores Olivo Rodríguez Huertas y José Singer, y al empresario José Miguel González Cuadra.

El Caribe

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending