Connect with us


De allá

“Me cansé de callar”, dice agregado militar venezolano que rompió con Maduro

Publicado hace

en

El coronel José Luis Silva Silva, agregado militar de la embajada de Venezuela en EE.UU., dijo que decidió romper con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, porque se cansó de “callar” ante lo que considera el “suicidio de un país”, y opinó que “falta poco” para la transición en el país sudamericano, reseña EFE.

En una entrevista telefónica con Efe desde Washington, Silva explicó su decisión de anunciar hoy, en un vídeo distribuido en las redes sociales, su respaldo al jefe de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), Juan Guaidó, quien se autoproclamó el miércoles como presidente encargado del país.

“El motivo es que ya uno se cansa de ver cómo por la comodidad hemos sido, sin querer o por omisión, cómplices de todas las barbaries que ha cometido este Gobierno en nombre de su revolución”, afirmó el coronel de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Silva llevaba cinco años como agregado de Defensa en la embajada venezolana en Washington, y asegura que nunca le gustó que las fuerzas del orden se usaran en Venezuela para “reprimir a alguien porque proteste”, y que su “grupo familiar y amigos” sabía de sus diferencias con el Gobierno de Maduro en ese sentido.

“Ahora, ya me cansé de acompañar y de callar, porque en Venezuela lo que estamos viviendo es el suicidio de un país, el suicidio de una colectividad, de una sociedad, y créame, que yo no voy a ser cómplice de eso”, sentenció.

El anuncio de Silva coincidió con la salida de varios diplomáticos venezolanos de EE.UU., dado que Maduro ordenó cerrar los consulados de Venezuela en el país norteamericano como consecuencia de su decisión de romper las relaciones con Washington.

Pero Silva garantizó que él no ha recibido “ningún cese de misión, ni del Gobierno de Venezuela ni del Gobierno de los EE.UU.” que le haya sacado de su cargo, y planea permanecer en Washington a no ser que la autoridad a la que reconoce como presidente venezolano, es decir, Guaidó, le ordene lo contrario.

“Yo continúo siendo el agregado de Defensa de Venezuela (…) y estoy subordinado al Gobierno legítimo de Venezuela, no al ilegítimo”, subrayó.

A pesar de que un portavoz de la Casa Blanca, Garrett Marquis, reaccionó rápidamente con un tuit al anuncio de Silva, el coronel negó haber coordinado su decisión con Washington.

“Honestamente, no he tenido ningún contacto con el gobierno de EE.UU. ni con ningunas organizaciones”, indicó.

“Esto es un acto patriótico de un venezolano que quiere decirle al mundo, y sobre todo a mis hermanos de la Fuerza Armada, que ya basta, ya está bueno de seguir siendo el pilar de soporte de un Gobierno ilegítimo y que le ha hecho daño a nuestro país”, añadió.

El coronel dijo que ha “hablado personalmente” con otros “oficiales” venezolanos “que no están de acuerdo con el presidente Maduro”, y confió en que “ellos también salgan a expresar su descontento con este régimen”.

“Ya los venezolanos despertaron, la gente definitivamente perdió el miedo, y ya los militares y la Policía Nacional, que tienen las armas, ya están cansados de utilizar esas armas en contra del pueblo”, recalcó Silva.

“El primer paso es que ya están desconociendo las órdenes, ya ellos o no quieren ir o no van a reprimir muchas manifestaciones, ya se está viendo. Créame, falta poco”, pronosticó.

Preguntado por la resistencia a abandonar a Maduro entre el estamento castrense, Silva respondió: “Los que han hablado es siempre el ministro de la Defensa con su alto mando. Esa gente, créame, no representa a los militares, mucho menos al pueblo de Venezuela”.

El coronel afirmó que en Venezuela “hay más generales que los que tienen países con ejércitos cien veces más grandes”, y dentro de esa “cofradía va a ser imposible que un comandante general salga a hablar en contra de Maduro, o un general que tenga muchas tropas”.

“Pero ya ese muchacho, el coronel, el teniente coronel, el capitán, que tiene una hija enferma porque simple y llanamente no la ha podido alimentar bien, ese hombre, ese sí va a salir a la calle y no va a atacar a su pueblo, como ya se ha visto en manifestaciones, que los militares le han dado la espalda al régimen”, opinó.

“No han atacado al pueblo: por ahí se va a comenzar, por ahí ya se comenzó”, zanjó.

Por: Lucía Leal /EFE

Que opinas?

Comentarios

Click aquí para dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De allá

El socialista Bernie Sanders se postula por segunda vez a la presidencia de EEUU

Publicado hace

en

Bernie Sanders volverá a competir por la nominación demócrata a la presidencia de Estados Unidos tras perderla en 2016 contra Hillary Clinton por un margen mucho más estrecho de lo que casi todo el mundo esperaba.

El senador independiente por Vermont es un socialdemócrata declarado, apegado a la vieja tradición del populismo estadounidense y con un discurso centrado en la desigualdad económica, la precariedad laboral y la influencia desmedida de los grandes intereses en el sistema político norteamericano.

Pero ya no es el quijote desconocido de la última campaña.

Bernie parte esta vez con más músculo financiero que todos sus rivales demócratas, con un engranaje organizativo en los 50 estados y con una legión de seguidores extremadamente motivados.

Con Sanders son ya 12 los candidatos demócratas que aspiran a disputarle la presidencia a Donald Tump en 2020.

Una larga lista que incluye a otros populistas de izquierdas inspirados por sus ideas, como Elisabeth Warren o Tulsi Habbard; centristas como Amy Klobuchar, Julián Castro o Pete Buttigieg; o progresistas en la vena de Barack Obama como Kamala Harris y Cory Booker.

No se descarta que acaben postulándose también el exvicepresidente Joe Biden, el tejano Beto O’Rourke o el multimillonario Michael Bloomberg. De todos ellos, el que cuenta con más respaldo en las encuestas es Biden.

Su ventaja a estas alturas es abismal, aunque se explica en gran medida por el desconocimiento que otros candidatos generan entre el gran público.

Aunque Sanders vuelva a perder, podría argumentarse que ya ha ganado políticamente antes de empezar.

Las propuestas que abanderó en 2016 han sido abrazadas por amplios sectores del Partido Demócrata y se han hecho un hueco en el ‘mainstream’ político.

Desde la sanidad pública universal y las universidades públicas gratuitas, a un salario mínimo de 15 dólares la hora o un agresivo programa para combatir el cambio climático.

“Cuando presentamos estas ideas hace tres años nos dijeron que eran radicales y extremas”, dijo Sanders a sus seguidores en un correo para anunciar su candidatura.

“Pues bien, todas estas políticas y otras más tienen hoy el apoyo de la mayoría de estadounidenses”.

Su camino hasta la nominación no será fácil. Bernie tiene 77 años, una edad que le convierte en uno de los candidatos más viejos en competir nunca por la presidencia, y durante la campaña de 2016 demostró tener muchos problemas para conectar con el electorado afroamericano, uno de los pilares del voto demócrata.

También tendrá que vencer al estigma que la etiqueta del “socialismo” sigue arrastrando en EEUU, una baza que están explotando los republicanos para demonizar a sus rivales y presentarlos como peligrosos radicales que quieren convertir al país en otra Venezuela. Bernie sostiene que su modelo es la socialdemocracia europea.

Otra de las grandes incógnitas pasa por ver la postura que adoptará el Comité Central del Partido Demócrata, que hace tres años maniobró en secreto para socavar la candidatura de Sanders, un escándalo que provocó eventualmente la dimisión de su presidenta.

De lo que no hay duda, es que el veterano senador, nacido en Brooklyn en el seno de una familia judía, no va a eludir el cuerpo a cuerpo con Trump.

“El actual ocupante de la Casa Blanca es una vergüenza para nuestro país. Creo que es un mentiroso patológico, racista, sexista, homófobo y xenófobo”, le ha dicho a una emisora de Vermont.

ElPeriodico.com

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

De allá

Primera Dama de Colombia desata burlas por su traje durante visita a los Trump

Publicado hace

en

La Primera Dama de Colombia tuvo un mal debut en su primera visita a la Casa Blanca.

María Juliana Ruiz, esposa del mandatario colombiano Iván Duque, fue motivo de burlas y memes por el vestido que llevó al encuentro con Donald y Melania Trump.

La crítica es por la chaqueta verde pastel que llevó arriba de un vestido blanquinegro. El diseño de Leal Daccarett fue el centro de miradas por las dimensiones. Para algunos se trataba de deber escolar.

“Mi conversación de hoy con la primera dama de Colombia alentó aún más una misión global para combatir la crisis a la adicción y los problemas que tienen los niños a nivel nacional y en todo el mundo”, añadió la primera dama de Estados Unidos.

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending