Connect with us


De allá

China suspende el uso del Boeing 737 MAX 8 tras accidente aéreo; ese modelo vuela a RD

Publicado hace

en

La Administración de Aviación Civil de China (CAAC) ordenó hoy a las aerolíneas chinas que suspendan el uso del Boeing 737 MAX 8 tras el accidente aéreo de Ethiopian Airlines, que operaba un aparato del mismo modelo adquirido en 2018, y que causó 157 muertos poco después de despegar ayer de Adís Abeba.

En un comunicado, la institución china comunicó esta medida, que entró hoy en vigor “hasta que se reciba más información”, alegando motivos de seguridad después de que se hayan producido dos accidentes “con ciertas similitudes” en la fase de despegue de aparatos Boeing 737 MAX 8 “recién entregados” en los últimos meses.

En octubre de 2018 otro avión del mismo modelo que operaba la compañía Lion Air, se estrelló en Indonesia 12 minutos después de despegar por fallos en el sistema automático, según una de las cajas negras. En el accidente perdieron la vida 189 personas.

“La Autoridad de Aviación Civil se pondrá en contacto con la Administración Federal de Aviación de los EEUU y la compañía Boeing para notificar la reanudación de las operaciones comerciales con este aparato después de que se comprueben las medidas pertinentes para garantizar la seguridad”, señaló la CAAC.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China confirmó que entre los 157 muertos en el accidente de ayer figuran ocho ciudadanos chinos, uno de ellos natural de Hong Kong.

“Extendemos nuestras más profundas condolencias a las víctimas y nuestro más sentido pésame a las familias en duelo”, afirmó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Lu Kang, en un comunicado.

Tras el accidente, la embajada china en Etiopía contactó con el Gobierno local y la compañía aérea para seguir de cerca la investigación, y hará “todo lo posible para ayudar a las familias de las víctimas a lidiar con las consecuencias”, precisó Lu.

El accidente del aparato se produjo pocos minutos después de que despegara el domingo del aeropuerto internacional de Adís Abeba con destino a Nairobi.

A los seis minutos de vuelo, el pilotó informó de “dificultades” y solicitó regresar al aeropuerto etíope, consiguiendo permiso para ello, pero el avión se estrelló a unos 42 kilómetros al sudeste de Adís Abeba, causando la muerte a todos sus ocupantes.

Las autoridades etíopes han creado una comisión para investigar las causas del accidente del avión de Ethiopian Airlines, la mayor aerolínea de África, con numerosos vuelos no solo a destinos internacionales -recientemente inauguró una nueva ruta a Moscú- sino también dentro del propio continente, y con una buena reputación de seguridad aérea.

En República Dominicana al menos una areolínea utiliza ese avión para realizar vuelos directos entre Miami y Santo Domingo, se trata de American Airlines.

El Boeing 737 MAX 8, es un jet nuevo, con el que la compañía aeronáutica Boeing pretende sustituir el exitoso modelo 737.

De acuerdo con Wikipedia el programa se inició el 30 de agosto de 2011 realizó el primer vuelo el 29 de enero de 2016 y obtuvo la certificación de la FAA el 9 de marzo de 2017. La primera entrega fue un MAX 8 el 16 de mayo de 2017 para Malindo Air, que inició operaciones seis días después.

Accidente hace cinco meses
El pasado 29 de octubre fallecieron los 189 ocupantes de un Boeing 737 de la compañía de bajo coste Lion Air que se estrelló en el mar de Java trece minutos después de despegar del aeropuerto de Yakarta. Se trataba de un Boeing 737 Max 8.

EFE

Que opinas?

Comentarios

Click aquí para dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De allá

Tirador de Nueva Zelanda: “Fortnite me entrenó para ser un asesino”

Publicado hace

en

A horas de consumado el ataque terrorista de Nueva Zelanda, comienzan a surgir más detalles en torno a su perpetrador, Brenton Tarrant, quien transmitió en vivo la matanza y provocó que Facebook emitiera un comunicado al respecto.

Antes de los tiroteos, Tarrant subió un manifiesto de 73 páginas, llamado The Great Replacement (El gran reemplazo), en el que hace diversos llamados, expone sus motivaciones, confirma su postura de extrema derecha y habla acerca de todo aquello que le inspiró a emprender el ataque, incluida la matanza de 2011 de Noruega y la masacre de Columbine de 1999.

Por ejemplo, en un punto hace un llamado a asesinar a la Canciller alemana Angela Merkel, al líder turco Recep Erdogan y al alcalde de Londres Sadiq Khan.

En otro fragmento, de acuerdo con Daily Mail, afirma que las ideologías violentas destruyen vidas, y que un evento que lo inspiró fue la muerte de la niña Ebba Akerlund durante un ataque terrorista en Suecia.

Pero hay párrafos en los que habla de inspiraciones directas, y habla tanto de personas -como Candace Owens, activista conservadora proTrump a la que atribuye haberlo convencido de que la violencia debe ir por encima de la docilidad- como de obras de entretenimiento.

Tarrant dice en un tono sarcástico que Spyro 3 fue el videojuego que le enseñó nociones de etnonacionalismo y que Fortnite fue el título que lo entrenó para ser un asesino.

En el video que transmitió Tarrant, se observa cómo dispara indiscriminadamente contra personas al interior de una mezquita. El hombre utilizó una linterna en estrobo probablemente para desorientar a sus víctimas, y recarga munición en repetidas ocasiones.

Hasta el momento se sabe que por lo menos 49 personas perdieron la vida en los ataques y que más de 40 resultaron heridas.

Tarrant escribió en sus armas de fuego los nombres de otros perpetradores de ataques de odio.

AGENCIAS

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

De allá

Masacre en Nueva Zelanda: atentados en dos mezquitas dejaron al menos 49 muertos y más de 40 heridos

Publicado hace

en

Un herido es cargado en un ambulancia tras el ataque (Reuters/ SNPA/ Martin Hunter)

Un hombre armado con una ametralladora semiautomática atacó dos mezquitas en la ciudad neozelandesa de Christchurch este viernes en plena hora de las oraciones musulmanas y dejó al menos 49 muertos y 48 heridos, según las últimas cifras publicadas por la policía del país oceánico.

El comisionado de la Policía neozelandesa, Mike Bush, confirmó en una comparecencia retransmitida en directo desde Wellington que la alerta continúa en su nivel máximo en todo el país debido a los ataques, calificados de “terroristas”.

Un total de 41 víctimas murieron en el ataque en la mezquita Al Noor, mientras que otros 7 en la de Linwood. Una persona fue declarada muerta en el hospital. Además fueron atendidas 48 personas con heridas en diversos centros de salud.

“Una persona, un hombre de algo menos de 30 años, ha sido acusado por asesinato y será presentado ante un tribunal de Christchurch mañana [sábado] por la mañana” dijo Bush. La policía afirmó además que ya no busca a más sospechosos.

De los otros tres detenidos, Bush indicó que dos de ellos estaban en posesión de armas y se investiga su implicación en el suceso mientras que la cuarta persona no tenía ninguna relación con el caso y ha sido puesta en libertad.

Además, la policía realiza allanamientos en una casa de la calle Sommerville, en el vecindario de Dunedin, área que fue cercada y en la que se presume que vivía Brenton Tarrant, acusado del sangriento ataque.

Esta persona es la que transmitió por Facebook Live la matanza que él mismo perpetró en la mezquita de Al Noor, un video de 17 minutos en el que masacra a los feligreses que asistían al templo para rezar.

Los ataques se produjeron a primera hora de la tarde en las dos mezquitas situadas en el centro de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur del país.

“Está claro que esto solo se puede describir como un ataque terrorista (…) Por lo que sabemos parece que estaba bien planeado”, indicó la primera ministra Jacinda Ardern. “Se encontraron dos artefactos explosivos en vehículos sospechosos y fueron desactivados”, añadió.

La primera ministra calificó el ataque de “extrema ideología y extrema violencia” y señaló que no tiene “precedentes” en Nueva Zelanda, un país que describió como diverso y abierto.

La primera ministra afirmó que los detenidos están siendo interrogados por la policía, al tiempo que precisó que los sospechosos no estaban fichados y estaban “fuera del radar” de los servicios de inteligencia.

Las mezquitas de Christchurch estaban repletas por la sesión vespertina de oraciones, cuando comenzaron los disparos.

Un portavoz de la comunidad musulmana, Mustafa Farouk, indicó que en una de las mezquitas había reunidas entre 300 y 500 personas, según Radio New Zealand.

Toda la Isla Sur de Nueva Zelanda fue quedó bloqueada durante unas horas para operaciones policiales de búsqueda.

En el ataque que fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por uno de los asaltantes, Tarrant aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.

El hombre fue identificado como Brenton Tarrant, un ciudadano australiano de 28 años que además de filmarse, publicó un “manifiesto” en el que explicaba los motivos racistas del ataque e incluiría calificativos peyorativos contra los musulmanes.

El presunto atacante antes de iniciar el ataque (AP)

Nueva Zelanda, un país que sólo ha tenido un puñado de tiroteos masivos en su historia, vive uno de sus “días más oscuros”, dijo en la primera reacción tras el ataque Ardern.

“Lo que ha ocurrido en Christchurch es un acto extraordinario de violencia sin precedentes. No tiene lugar en Nueva Zelanda. Muchos de los afectados serán miembros de nuestras comunidades migrantes; Nueva Zelanda es su hogar, somos nosotros”, dijo.

Inclusive el líder de la oposición neozelandesa, Simon Bridges, expresó públicamente su “apoyo a la comunidad islámica” del país. “Nadie en ese país debería vivir con miedo, no importa su raza o religión”, apuntó.

En la mezquita de Masjid al Noor, en el centro de Christchurch, un inmigrante palestino que no quiso ser identificado, dijo que vio un hombre ser baleado en la cabeza.

“Escuché tres disparos rápidos y después de unos 10 segundos todo comenzó de nuevo. Debe haber sido un arma automática porque nadie puede apretar el gatillo tan rápidamente”, dijo el hombre a la AFP.

Según su testimonio, “las personas comenzaron a correr. Algunas estaban cubiertas de sangre”.

Una de las víctimas mortales en las afueras de la mezquita (AP Photo/ Mark Baker)

El testigo Len Peneha aseguró que vio a un hombre vestido de negro ingresar a la mezquita Masjid Al Norr y posteriormente escuchó decenas de disparos, seguidos de personas que salen aterrorizadas del lugar.

Dijo que también vio al agresor mientras huía antes de que llegaran los servicios de emergencia.

Peneha comentó que ingresó a la mezquita para intentar ayudar.

Un herido es asistido por un policía y un paramédico (AP Photo/Mark Baker)

“Vi muertos por todos lados. Había tres en el pasillo, en la puerta de entrada y dentro de la mezquita”, comentó. “Es algo increíble. No entiendo cómo es que alguien pudo hacerles esto a estas personas, a cualquiera; es ridículo”.

Dijo que ayudó a unas cinco personas a recuperarse dentro de su casa. Señaló que una de ellas sufrió heridas leves.

“He vivido al lado de la mezquita durante unos cinco años y las personas son grandiosas, son muy amigables”, comentó. “Simplemente no lo entiendo”.

Según otro testigo, el asaltante llevaba casco, gafas y chaqueta militar, y utilizó un arma automática con la que realizó una veintena de disparos.

En una de las mezquitas se encontraba el equipo completo de cricket de Bangladesh, pero los jugadores lograron huir a través de un parque aledaño al edificio.

El comisario Bush confirmó que cuatro sospechosos se encontraban bajo custodia policial. Además, indicó que la policía halló varios artefactos explosivos en autos ubicados cerca de los lugares del tiroteo.

“Esto habla de la gravedad de lo ocurrido”, afirmó.

Bush también advirtió a los fieles musulmanes que eviten las mezquitas de todo el país.

El The New Zealand Herald reportó que el segundo tiroteo fue en la mezquita Linwood Masjid.

En un mensaje, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, dijo que se sentía “horrorizado por las informaciones” sobre los tiroteos.

El interior de la mezquita Linwood Masjid (Muhammad Mubashir Mukhtar/Google Maps)

Vía Infobae.com
(Con información de AFP, AP y EFE)

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending