Connect with us


De allá

La Policía británica arrestó a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, en la embajada de Ecuador

Publicado hace

en

La Policía del Reino Unido arrestó este jueves al cofundador de WikiLeaks Julian Assange, luego de que el Gobierno ecuatoriano levantara el asilo político que le había otorgado por los últimos siete años, bajo la promesa británica de que no sería extraditado a un país en el que pueda ser condenado a la pena de muerte.

El arresto no se produjo en las calles de la capital británica, sino que las autoridades de Ecuador invitaron a la policía a la sede diplomática para cumplir con la orden judicial.

La abogada Jennifer Robinson, defensora de Assange y WikiLeaks, informó que la detención del australiano está relacionada a un pedido de extradición de Estados Unidos, dato que luego fue confirmado por las autoridades londinenses. Un funcionario norteamericano indicó que el Departamento de Justicia informará en las próximas horas los cargos presentados contra Assange, que según Robinson son de conspiración por la información sustraída por Chelsea Manning, «topo» de la organización.

La policía londinense informó que «ha sido puesto en custodia en la estación central, donde permanecerá antes de ser presentado ante el Tribunal de Magistrados de Westminster lo antes posible».

Assange se refugió en la embajada ecuatoriana de Londres a mediados de 2012 y pidió protección, ya que aseguraba que la Justicia los de EEUU busca someterlo a su jurisdicción y condenarlo a la pena de muerte por la filtración de secretos oficiales.

Después de dos meses de encierro, el entonces presidente Rafael Correa le concedió asilo diplomático en agosto de ese año.

En la época, Assange enfrentaba una orden de prisión europea. Suecia lo había reclamado por acusaciones que no prosperaron por presuntos delitos sexuales. Las autoridades británicas se rehusaron a entregarle un salvoconducto, y la Justicia pidió su captura por violar las condiciones de libertad condicional.

Con la llegada de Lenín Moreno al poder en Ecuador, cambió el tratamiento a Assange. El ex aliado de Correa, que ha revisado prácticamente todas las políticas de su antecesor, incluida la de abierta crítica a los Estados Unidos, lo acusa de inmiscuirse en asuntos internos de Ecuador.

Lenín Moreno, presidente de Ecuador.

Controversia
La figura de Assange es tan aplaudida como vapuleada. Mientras los activistas en favor de la transparencia y en contra de la guerra lo elogian por revelar detalles sobre la muerte de civiles y las operaciones militares clandestinas vinculadas con las guerras en Irak y Afganistán, el Gobierno estadounidense y sus aliados lo acusan de poner en peligro miles de vidas por revelar información clasificada sobre agentes encubiertos, sitios de inteligencia e infraestructura claves.

Los medios que trabajaron con él en la difusión de los archivos filtrados también condenaron la posterior revelación de documentos sin censura, que incluían nombres de informantes.

El activista australiano también es cuestionado por tratar de influir en las elecciones estadounidenses de 2016 y en el proceso independentista catalán en 2017.

En teoría, aún sin asilo de Ecuador, el estado sudamericano tiene la obligación de protegerlo ante las eventuales pretensiones de otros países de someterlo a cadena perpetua o condenarlo a muerte, castigos que no están reconocidos por la ley ecuatoriana.

«Solicité a Gran Bretaña la garantía de que el señor Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte. El Gobierno británico lo ha confirmado por escrito», afirmó Moreno en un video difundido este jueves.

Quito también confirmó que le ha retirado la ciudadanía ecuatoriana.

«Si alguien violara sus derechos, el Ecuador tendría el deber de pedir que se suspenda esa violación», aclaró el ex canciller José Ayala Lasso.

Según estimó el procurador general del Estado ecuatoriano, Íñigo Salvador, la condena por incumplir su arresto domiciliario «no rebasaría los seis meses», y Londres ha dado garantías de que «no sería deportado o extraditado a ningún otro país», promesa que podría ser presionada por el Gobierno estadounidense.

El secretario británico de Exteriores, Jeremy Hunt, dio las gracias a Moreno por desbloquear el intento de arresto, y dijo en Twitter: «Assange no es un héroe y no hay nadie por encima de la ley. Se ha escondido de la verdad durante años».

Repercusiones
El ex presidente Correa condenó rápidamente la decisión tomada por el Gobierno de Moreno, a quien calificó como «el traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana» por permitir la entrada de la policía británica. El líder izquierdista, que enfrenta varios procesos judiciales desde Bélgica, destacó que Assange tenía la ciudadanía ecuatoriana y lamentó: «Día de luto mundial».

Por su parte, el Gobierno ruso también se manifestó en contra del arresto. «La mano de la ‘democracia’ estrangula la libertad», reaccionó en Facebook la vocera de la diplomacia rusa, Maria Zajárova. A su vez, el vocero de Vladimir Putin, Dmitry Peskov, dijo tener la esperanza de que se respeten los derechos de Assange.

Edward Snowden, ex empleado de la Agencia Nacional de Seguridad de EEUU (NSA, por sus siglas en inglés), refugiado hoy en Rusia y con quien Assange se ha comparado, expresó su rechazo a la noticia.

«Las imágenes del embajador de Ecuador invitando a la Policía Secreta del Reino Unido para arrastrar a un autor de (te guste o no) periodismo ganador de premios terminarán en los libros de historia. Los críticos de Assange pueden celebrar, pero es un momento oscuro para la libertad de prensa», escribió en Twitter.

El informático, además, recordó que la ONU ha emitido declaraciones en las que consideró que la detención era arbitraria y una violación a los derechos humanos.

FUENTE: Infobae.com
(Con información de AFP)

Que opinas?

Comentarios

De allá

Inmigrantes, entre ellos dominicanos, protestan en Chile en contra de políticas migratorias de Piñera

Publicado hace

en

Cientos de inmigrantes, entre ellos dominicanos, protestaron este domingo en Santiago en rechazo a las políticas del gobierno de Chile, a las que acusan de obstaculizar la regularización de la ola de extranjeros que ha llegado al país en los últimos años.

Cerca de medio millar de manifestantes se concentraron en la Plaza de Armas, en pleno centro de Santiago, para reclamar contra las condiciones que deben enfrentar para regularizar su situación migratoria.

Luego marcharon pacíficamente con banderas de Venezuela, Cuba y República Dominicana, al igual que pancartas con leyendas como «Denunciamos políticas represivas y antimigrantes».

«Protestamos en contra de las formas en que se están implementando las políticas migratorias, en particular a lo que se refiere a la regularización que se está llevando a cabo en el país», dijo a la AFP el uruguayo Eduardo Cardoza, vocero del Movimiento Acción Migrante, uno de los grupos que convocó la manifestación.

La masiva llegada de inmigrantes a Chile, que hasta 2018 superó 1,2 millones de personas, llevó al gobierno de derecha de Sebastián Piñera a implementar un proceso de regularización.

Se estimaba que a ese proceso se debían inscribir unos 300.000 extranjeros, pero solo lo hicieron cerca de la mitad de esa cifra.

Los manifestantes atribuyen la poca participación a la falta de una divulgación masiva de información sobre el proceso, a que algunos de los documentos que se solicitan son prácticamente imposibles de obtener y que el sistema informático utilizado colapsó en reiteradas ocasiones.

Álvaro Bellolio, jefe del Departamento de Extranjería y Migración, confirmó que se extendió hasta el 22 de octubre el plazo para quienes aún esperan la visa que legalice su situación, pero aclaró que no habrán «más inscripciones» para acceder a la regularización.

«Se ha aplazado 90 días para todos quienes tienen la visa resuelta y no han ido a estampar (la visa) o no le ha llegado su certificado de antecedentes que no depende de ellos», explicó Bellolio.

Claudia Álvarez, colombiana, dijo a la AFP que el reclamo de los migrantes es por políticas «enfocadas en derechos humanos». «No somos animales, no estamos aquí para hacerle mal a nadie, vinimos al país a ser una fuerza laboral», dijo.

En los últimos años, el éxodo de los venezolanos que escapan de la crisis humanitaria que vive su país ha significado que cerca de 400.000 ciudadanos de ese país hayan llegado a Chile.

El gobierno chileno espera que otros 300.000 intenten arribar en 2020.Chile impuso en junio una nueva visa de turistas para el ingreso de venezolanos, replicando una medida aplicada por Perú, donde unos 800.000 venezolanos viven actualmente. Centenares de venezolanos acampan desde hace un par de semanas fuera del consulado de Chile en la ciudad peruana de Tacna, para obtener la visa y cruzar a territorio chileno.

FUENTE: AFP

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

De allá

Periódico El Nuevo Día le pide a Gobernador de Puerto Rico que se vaya

Publicado hace

en

El diario boricua El Nuevo Día, el principal periódico de referencia de Puerto Rico, pidió hoy a Ricardo Roselló, gobernador de la isla, que renuncie a su cargo ante las manifestaciones de protesta que hoy llegan a diez días consecutivos.

“El pueblo puertorriqueño lo ha exigido: gobernador renuncie. Ese es el paso correcto que con humildad Ricardo Rosselló tiene que dar, en expresión de amor a su gente que desde las urnas le dio el voto de confianza y que hoy está quebrado irremediablemente”, editorializó el periódico.

El periódico señala que Puerto Rico ha hablado, no solo como “una voz fuerte, amplia y unida”, sino como la voz que tiene la razón. “El Nuevo Día acoge el clamor de nuestra gente. El momento precisa definiciones. Con un gesto de nobleza y humildad el gobernante debe dejar el cargo”.

A continuación compartimos el editorial de esta fecha del diario:

Gobernador, Puerto Rico pide su renuncia

El pueblo de Puerto Rico se ha expresado con elocuencia. El clamor ciudadano que recorre todos los rincones de este país hace imperativo conseguir una respuesta. En esta hora de angustias e incertidumbres el peso de la responsabilidad recae sobre el gobernador Ricardo Rosselló.

Nunca antes en la historia de nuestra isla se había registrado una manifestación de tan enorme significado aquí y afuera del país. La gente ha elevado la voz para pedirle a su máxima autoridad ceder paso a las soluciones imperativas para el desarrollo emocional, social y económico de los hombres y mujeres que habitan esta bendita tierra.

El pueblo puertorriqueño lo ha exigido: gobernador renuncie. Ese es el paso correcto que con humildad Ricardo Rosselló tiene que dar, en expresión de amor a su gente que desde las urnas le dio el voto de confianza y que hoy está quebrado irremediablemente.

No debemos esperar otra cosa del mandatario. Estamos seguros de que posee la nobleza para reconocer que su gobernación ha terminado. Y de que su decisión de renunciar a la presidencia del Partido Nuevo Progresista y a aspirar a la reelección no basta para atender el reclamo de indignación de la sociedad puertorriqueña.

Esta es una hora dolorosa, tanto para Puerto Rico como para el gobernador y su familia. Ha sido la indignación profunda, por tantas frustraciones acumuladas por días, meses y años, la que ha movido a todo un pueblo a romper los lazos de confianza con su gobernante.

Este reclamo, que ya es un hito en la historia puertorriqueña, debe ir acompañado de la respuesta digna y ennoblecedora de la dimisión.

Ni siquiera es una solución someter al propio mandatario, a su familia, al resto del gobierno y al pueblo a un largo proceso de residenciamiento ante las cámaras legislativas. Este camino se prolongaría por meses y podría hasta incrementar el malestar social.

La Legislatura ha tenido ante sí un desafío que también la ubica en el eje de la solución a esta lamentable crisis. Hace dos semanas que estalló la crisis y la Legislatura solo ha demostrado falta de voluntad para encaminar el juicio político al que está obligada constitucionalmente. Incluso, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Méndez, sabe que encomendarle la evaluación por diez días a un grupo de juristas es un paso innecesario en el proceso. Ha sido evidente también el desapego del líder senatorial, Thomas Rivera Schatz, ante el serio reclamo del pueblo.

Se acabó el tiempo de los egoístas cálculos políticos y del ominoso silencio de las verdaderas respuestas que demanda nuestra apremiante situación.

Mantener la inestabilidad obstaculiza la transformación económica y social. Las relaciones entre Puerto Rico y Washington están en un nivel precario, de cara al esfuerzo de recuperación. La isla necesita recuperar sus vínculos y su credibilidad con Washington.

Richard Nixon lo expresó con claridad al momento de abandonar la presidencia. “Estados Unidos necesita a un presidente a tiempo completo y a un Congreso de tiempo completo, sobre todo en este momento los problemas que enfrentamos en el país y en el extranjero”. Ese fue el histórico reconocimiento de poner a Estados Unidos primero sobre su persona.

Puerto Rico ha hablado, no solo como una voz fuerte, amplia y unida, sino como la voz que tiene la razón. El Nuevo Día acoge el clamor de nuestra gente. El momento precisa definiciones. Con un gesto de nobleza y humildad el gobernante debe dejar el cargo.

Gobernador, es hora de escuchar a la gente: tiene que renunciar.

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending