Connect with us


De allá

La Policía británica arrestó a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, en la embajada de Ecuador

Publicado hace

en

La Policía del Reino Unido arrestó este jueves al cofundador de WikiLeaks Julian Assange, luego de que el Gobierno ecuatoriano levantara el asilo político que le había otorgado por los últimos siete años, bajo la promesa británica de que no sería extraditado a un país en el que pueda ser condenado a la pena de muerte.

El arresto no se produjo en las calles de la capital británica, sino que las autoridades de Ecuador invitaron a la policía a la sede diplomática para cumplir con la orden judicial.

La abogada Jennifer Robinson, defensora de Assange y WikiLeaks, informó que la detención del australiano está relacionada a un pedido de extradición de Estados Unidos, dato que luego fue confirmado por las autoridades londinenses. Un funcionario norteamericano indicó que el Departamento de Justicia informará en las próximas horas los cargos presentados contra Assange, que según Robinson son de conspiración por la información sustraída por Chelsea Manning, «topo» de la organización.

La policía londinense informó que «ha sido puesto en custodia en la estación central, donde permanecerá antes de ser presentado ante el Tribunal de Magistrados de Westminster lo antes posible».

Assange se refugió en la embajada ecuatoriana de Londres a mediados de 2012 y pidió protección, ya que aseguraba que la Justicia los de EEUU busca someterlo a su jurisdicción y condenarlo a la pena de muerte por la filtración de secretos oficiales.

Después de dos meses de encierro, el entonces presidente Rafael Correa le concedió asilo diplomático en agosto de ese año.

En la época, Assange enfrentaba una orden de prisión europea. Suecia lo había reclamado por acusaciones que no prosperaron por presuntos delitos sexuales. Las autoridades británicas se rehusaron a entregarle un salvoconducto, y la Justicia pidió su captura por violar las condiciones de libertad condicional.

Con la llegada de Lenín Moreno al poder en Ecuador, cambió el tratamiento a Assange. El ex aliado de Correa, que ha revisado prácticamente todas las políticas de su antecesor, incluida la de abierta crítica a los Estados Unidos, lo acusa de inmiscuirse en asuntos internos de Ecuador.

Lenín Moreno, presidente de Ecuador.

Controversia
La figura de Assange es tan aplaudida como vapuleada. Mientras los activistas en favor de la transparencia y en contra de la guerra lo elogian por revelar detalles sobre la muerte de civiles y las operaciones militares clandestinas vinculadas con las guerras en Irak y Afganistán, el Gobierno estadounidense y sus aliados lo acusan de poner en peligro miles de vidas por revelar información clasificada sobre agentes encubiertos, sitios de inteligencia e infraestructura claves.

Los medios que trabajaron con él en la difusión de los archivos filtrados también condenaron la posterior revelación de documentos sin censura, que incluían nombres de informantes.

El activista australiano también es cuestionado por tratar de influir en las elecciones estadounidenses de 2016 y en el proceso independentista catalán en 2017.

En teoría, aún sin asilo de Ecuador, el estado sudamericano tiene la obligación de protegerlo ante las eventuales pretensiones de otros países de someterlo a cadena perpetua o condenarlo a muerte, castigos que no están reconocidos por la ley ecuatoriana.

«Solicité a Gran Bretaña la garantía de que el señor Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte. El Gobierno británico lo ha confirmado por escrito», afirmó Moreno en un video difundido este jueves.

Quito también confirmó que le ha retirado la ciudadanía ecuatoriana.

«Si alguien violara sus derechos, el Ecuador tendría el deber de pedir que se suspenda esa violación», aclaró el ex canciller José Ayala Lasso.

Según estimó el procurador general del Estado ecuatoriano, Íñigo Salvador, la condena por incumplir su arresto domiciliario «no rebasaría los seis meses», y Londres ha dado garantías de que «no sería deportado o extraditado a ningún otro país», promesa que podría ser presionada por el Gobierno estadounidense.

El secretario británico de Exteriores, Jeremy Hunt, dio las gracias a Moreno por desbloquear el intento de arresto, y dijo en Twitter: «Assange no es un héroe y no hay nadie por encima de la ley. Se ha escondido de la verdad durante años».

Repercusiones
El ex presidente Correa condenó rápidamente la decisión tomada por el Gobierno de Moreno, a quien calificó como «el traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana» por permitir la entrada de la policía británica. El líder izquierdista, que enfrenta varios procesos judiciales desde Bélgica, destacó que Assange tenía la ciudadanía ecuatoriana y lamentó: «Día de luto mundial».

Por su parte, el Gobierno ruso también se manifestó en contra del arresto. «La mano de la ‘democracia’ estrangula la libertad», reaccionó en Facebook la vocera de la diplomacia rusa, Maria Zajárova. A su vez, el vocero de Vladimir Putin, Dmitry Peskov, dijo tener la esperanza de que se respeten los derechos de Assange.

Edward Snowden, ex empleado de la Agencia Nacional de Seguridad de EEUU (NSA, por sus siglas en inglés), refugiado hoy en Rusia y con quien Assange se ha comparado, expresó su rechazo a la noticia.

«Las imágenes del embajador de Ecuador invitando a la Policía Secreta del Reino Unido para arrastrar a un autor de (te guste o no) periodismo ganador de premios terminarán en los libros de historia. Los críticos de Assange pueden celebrar, pero es un momento oscuro para la libertad de prensa», escribió en Twitter.

El informático, además, recordó que la ONU ha emitido declaraciones en las que consideró que la detención era arbitraria y una violación a los derechos humanos.

FUENTE: Infobae.com
(Con información de AFP)

Que opinas?

Comentarios

Click aquí para dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De allá

Hombre fingió ser sordo durante 62 años para evitar escuchar a su esposa

Un hombre de Waterbury, en Connecticut, se enfrenta a un divorcio luego de que su esposa descubrió que en realidad no era sordo y que había estado fingiendo durante más de 62 años para evitar tener que escucharla

Publicado hace

en

De acuerdo con los documentos de divorcio, Barry Dawson, de 84 años, nunca pronunció una sola palabra frente a su esposa Dorothy de 80 años durante las décadas que vivieron juntos.

La Sra. Dawson aprendió el lenguaje de señas para poder comunicarse con su esposo, pero dice que todavía no era realmente comunicativo.

“Me tomó dos años aprender a comunicarme con mis manos. Tan pronto como lo hice bien, comenzó a tener problemas con su vista. Ahora que lo pienso, ¡probablemente él también fingió eso!

La pareja aún tenía seis hijos y tiene trece nietos, todos los cuales también estaban convencidos de que el Sr. Dawson era sordo.

“Cuando estaba en casa, ese imbécil siempre fingía ser sordo. “No fue hasta que vi un video de Youtube de él cantando durante una noche de karaoke en un bar mientras se suponía que él estaba en una reunión para una organización benéfica, que entendí todo”.

El abogado de Dawson, Robert Sanchez, admite que su cliente fingió ser sordo, pero dijo que lo hizo “por su esposa”, y agregó que “es la única manera de soportar esa molesta urraca”.

El abogado del Sr. Dawson, Robert Sanchez, afirma que la estratagema del anciano no estaba destinada a ofender o engañar a su cónyuge, y que, de hecho, puede explicar por qué su matrimonio funcionó durante 62 años.

“Mi cliente es bastante callado y no muy hablador, pero su esposa es molesta habladora. Si él no hubiera fingido ser sordo, se habrían divorciado hace 60 años. En cierto modo, lo hizo por ella y por su familia “.

Ambas partes deben comparecer ante el tribunal por primera vez mañana, ya que Dorothy Dawson exige una compensación económica por su “estrés y carga emocional”, así como la mitad de sus pertenencias y la pensión alimenticia.

FUENTE: Worldnews

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

De allá

Hombre asesinó con una hacha a una mujer e hirió a otra presuntamente durante un acto sexual con ambas

Publicado hace

en

El afroamericano Jerry Brown, de 34 años, está acusado de asesinar con un hacha a una joven de origen puertorriqueño, que estaba embarazada de nueve semanas, y de herir de gravedad a una amiga de esta, supuestamente cuando sostenía relaciones sexuales con ambas mujeres en una residencia ubicada en la localidad de Queens , en el Estado de New York.

Brown, quien según el reporte policial tiene 36 arrestos y se auto declaró con problemas mentales, asesino a hachazos a Savannah Rivera, de 20 años, mientras que Angela Valle se encuentra ingresada en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Elmhurst de Queens, tras haber recibido varias estocadas también por el afroamericano, indicaron algunos vecinos de la localidad.

Las autoridades desconocen los motivos que pudieran haber desatado la agresión, pero se dijo que los tres vivían juntos y sostenian discusiones frecuentes.

Uno de los agentes que levanto el cadáver de Rivera, quien no quiso ser identificado, dijo a medios locales, que el cuerpo de la mujer quedó tan partido, que sus manos no tenían los dedos y la cabeza estaba despegada del cuello.

“Fue una escena dantesca, digna de una película de la zaga Shaw ”, le dijo una fuente de la policía a un tabloide local.

Una vecina de Valle, dijo que poco antes de entrar al apartamento, residentes del edificio, vieron al asesino visiblemente drogado.

El hacha, la había comprado hace dos semanas en una ferretería de Queens, donde preguntó si podían afilarla más. El ferretero dijo que el asesinó pagó unos $40 dólares por el arma .

La Policía acusó ayer domingo en la mañana a Brown por cargos de asesinato, intento de asesinato y posesión de armas.

“Creemos que tuvo algún tipo de relación con ambas, él conocía a las dos víctimas”, dijo el subjefe de la policía en el Norte de Brooklyn Michael M. Kemper.

“Este fue un ataque brutal, terrible, cruel, cruel. Ambas víctimas sufrieron múltiples laceraciones profundas”, añadió el alto oficial.

Indicó que, Valle pese a la gravedad de las heridas llamó un taxi de Uber al edificio 811 de la avenida Flushing a las 1:30 de la madrugada.

“Ella sufrió un golpe mortal en la parte posterior de su cabeza, heridas en el pecho, brazos, estómago y garganta”, dijeron las fuentes, “Y aunque pidió que la llevaran al hospital, la conductora de Uber llamó al 911.

Médicos del hospital dijeron que antes de perder el conocimiento, la mujer herida confesó que su ex novio fue quien la ataco a ella y a su amiga que todavía estaba en el apartamento del octavo piso.

También dijo que su hija, de 4 años, Aliana, estaba dentro del apartamento.

Cuando los policías llegaron al apartamento hallaron una escena horrible.

Una mujer yacía en el suelo de la sala y había sido parcialmente decapitada. Algunos de sus dedos fueron cortados. Tenía también heridas en la cabeza y el cuerpo, detallaron los agentes policiales.

Rivera tenía un hijo de 3 años que se llama Sebastián, y dos meses de embarazo, fue declarada muerta en la escena.

La hija de Valle fue encontrada dormida e ilesa en una habitación trasera y fue llevada al Centro Médico Woodhull para una evaluación luego fue trasladada a una residencia privada y entregada a familiares, dijo la policía.

El niño de Rivera estaba con la familia y no estaba en el apartamento durante el ataque.

Los investigadores hallaron el hacha con un largo mango de fibra de vidrio amarillo que había sido tirada en un compactador de basura del edificio.

FUENTE: Micguel Cruz Tejeda/Revista 110

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending