Connect with us


De allá

Las imágenes de Julian Assange en patineta y ropa interior por los pasillos de la embajada de Ecuador

Publicado hace

en

Tras el retiro de la protección ecuatoriana a Julian Assange y la entrega a la justicia británica, cada vez se conocen más detalles sobre la larga y turbulenta estadía del cofundador de WikiLeaks en la embajada londinense.

El gobierno del ex presidente Rafael Correa, quien no confiaba en las autoridades del Reino Unido, encargó la seguridad de la sede diplomática a una firma de seguridad española.

Así, las imágenes captadas por las cámaras de UC Global, una empresa de seguridad privada, fueron publicadas por el periódico El País y muestran más detalles sobre el extravagante encierro de Assange.

Desde el pequeño edificio de ladrillos rojos, el activista continuó dirigiendo su grupo de Internet, realizó conferencias de prensa ante cientos de admiradores desde un balcón, montaba su patineta por los pasillos y fue el anfitrión de un desfile de visitantes, incluidas Lady Gaga y Pamela Anderson, de quien se rumoreaba que era su novia y le llevaba sandwiches veganos.

Según una carta escrita en el 2014 por Juan Falconí Puig, entonces embajador ecuatoriano en Londres, describía la incómoda situación de los funcionarios por la presencia y comportamiento de Assange.

El asilo estuvo lejos de ser un dolor de cabeza únicamente político: también había temas de convivencia.

Entre las principales preocupaciones de Falconí, según reportó el New York Times, destacaban la afición de Assange por montar una patineta y jugar fútbol con los visitantes.

El skate, según Falconí, “dañaba pisos, paredes y puertas”.

El embajador dijo que los juegos de fútbol habían destruido el equipamiento de la embajada.

Cuando un agente de seguridad detuvo el juego y se llevó el balón, Assange “comenzó a temblar, a insultar y a empujar al agente”, mientras reclamaba el balón y luego “se lo lanzó”.

Entre 2012 y 2018, Ecuador gastó 6,2 millones de dólares en la seguridad y manutención de Assange, según la cancillería ecuatoriana.

No solo se trataba de su alimentación o cuidados básicos: algunas operaciones requerían gastos excepcionales.

Cuando se dañó una cañería del baño, que el informático la solía abrir durante sus conversaciones privadas para hacer ruido, y mitigar el temor a ser grabado, la embajada necesitaba arreglarla, pero no quería contratar a cualquier persona.

Sospechaban que la inteligencia británica no desaprovecharía la oportunidad de usar al máximo el ingreso de un fontanero.

Por ello, mandaron a traer un plomero de confianza desde España en una misión diplomática de 4.000 euros.

Otros testimonios de los empleados españoles de la firma de seguridad indican que Assange solía dar entrevistas vestido solo de la cintura para arriba, la parte que se veía en cámara. Para abajo, estaba en ropa interior.

Los problemas de convivencia, los pronunciamientos políticos y el cambio de rumbo de la diplomacia ecuatoriana llevaron a una crisis.

Ya con otro canciller, Ecuador le entregó nuevas reglas de convivencia y expresión, con una cláusula de anulación de asilo si las violaba.

Assange demandó a Ecuador por vulnerar sus derechos, lo que empeoró aún más las relaciones. El recurso fue rechazado.

En octubre pasado, Quito le impuso un drástico protocolo que regía sus visitas, comunicaciones e incluso su higiene personal en la embajada, y le advierte que todo incumplimiento le llevará al “fin del asilo”.

(Con información de AFP y EFE)

Que opinas?

Comentarios

Click aquí para dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De allá

Hombre fingió ser sordo durante 62 años para evitar escuchar a su esposa

Un hombre de Waterbury, en Connecticut, se enfrenta a un divorcio luego de que su esposa descubrió que en realidad no era sordo y que había estado fingiendo durante más de 62 años para evitar tener que escucharla

Publicado hace

en

De acuerdo con los documentos de divorcio, Barry Dawson, de 84 años, nunca pronunció una sola palabra frente a su esposa Dorothy de 80 años durante las décadas que vivieron juntos.

La Sra. Dawson aprendió el lenguaje de señas para poder comunicarse con su esposo, pero dice que todavía no era realmente comunicativo.

“Me tomó dos años aprender a comunicarme con mis manos. Tan pronto como lo hice bien, comenzó a tener problemas con su vista. Ahora que lo pienso, ¡probablemente él también fingió eso!

La pareja aún tenía seis hijos y tiene trece nietos, todos los cuales también estaban convencidos de que el Sr. Dawson era sordo.

“Cuando estaba en casa, ese imbécil siempre fingía ser sordo. “No fue hasta que vi un video de Youtube de él cantando durante una noche de karaoke en un bar mientras se suponía que él estaba en una reunión para una organización benéfica, que entendí todo”.

El abogado de Dawson, Robert Sanchez, admite que su cliente fingió ser sordo, pero dijo que lo hizo “por su esposa”, y agregó que “es la única manera de soportar esa molesta urraca”.

El abogado del Sr. Dawson, Robert Sanchez, afirma que la estratagema del anciano no estaba destinada a ofender o engañar a su cónyuge, y que, de hecho, puede explicar por qué su matrimonio funcionó durante 62 años.

“Mi cliente es bastante callado y no muy hablador, pero su esposa es molesta habladora. Si él no hubiera fingido ser sordo, se habrían divorciado hace 60 años. En cierto modo, lo hizo por ella y por su familia “.

Ambas partes deben comparecer ante el tribunal por primera vez mañana, ya que Dorothy Dawson exige una compensación económica por su “estrés y carga emocional”, así como la mitad de sus pertenencias y la pensión alimenticia.

FUENTE: Worldnews

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

De allá

Hombre asesinó con una hacha a una mujer e hirió a otra presuntamente durante un acto sexual con ambas

Publicado hace

en

El afroamericano Jerry Brown, de 34 años, está acusado de asesinar con un hacha a una joven de origen puertorriqueño, que estaba embarazada de nueve semanas, y de herir de gravedad a una amiga de esta, supuestamente cuando sostenía relaciones sexuales con ambas mujeres en una residencia ubicada en la localidad de Queens , en el Estado de New York.

Brown, quien según el reporte policial tiene 36 arrestos y se auto declaró con problemas mentales, asesino a hachazos a Savannah Rivera, de 20 años, mientras que Angela Valle se encuentra ingresada en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Elmhurst de Queens, tras haber recibido varias estocadas también por el afroamericano, indicaron algunos vecinos de la localidad.

Las autoridades desconocen los motivos que pudieran haber desatado la agresión, pero se dijo que los tres vivían juntos y sostenian discusiones frecuentes.

Uno de los agentes que levanto el cadáver de Rivera, quien no quiso ser identificado, dijo a medios locales, que el cuerpo de la mujer quedó tan partido, que sus manos no tenían los dedos y la cabeza estaba despegada del cuello.

“Fue una escena dantesca, digna de una película de la zaga Shaw ”, le dijo una fuente de la policía a un tabloide local.

Una vecina de Valle, dijo que poco antes de entrar al apartamento, residentes del edificio, vieron al asesino visiblemente drogado.

El hacha, la había comprado hace dos semanas en una ferretería de Queens, donde preguntó si podían afilarla más. El ferretero dijo que el asesinó pagó unos $40 dólares por el arma .

La Policía acusó ayer domingo en la mañana a Brown por cargos de asesinato, intento de asesinato y posesión de armas.

“Creemos que tuvo algún tipo de relación con ambas, él conocía a las dos víctimas”, dijo el subjefe de la policía en el Norte de Brooklyn Michael M. Kemper.

“Este fue un ataque brutal, terrible, cruel, cruel. Ambas víctimas sufrieron múltiples laceraciones profundas”, añadió el alto oficial.

Indicó que, Valle pese a la gravedad de las heridas llamó un taxi de Uber al edificio 811 de la avenida Flushing a las 1:30 de la madrugada.

“Ella sufrió un golpe mortal en la parte posterior de su cabeza, heridas en el pecho, brazos, estómago y garganta”, dijeron las fuentes, “Y aunque pidió que la llevaran al hospital, la conductora de Uber llamó al 911.

Médicos del hospital dijeron que antes de perder el conocimiento, la mujer herida confesó que su ex novio fue quien la ataco a ella y a su amiga que todavía estaba en el apartamento del octavo piso.

También dijo que su hija, de 4 años, Aliana, estaba dentro del apartamento.

Cuando los policías llegaron al apartamento hallaron una escena horrible.

Una mujer yacía en el suelo de la sala y había sido parcialmente decapitada. Algunos de sus dedos fueron cortados. Tenía también heridas en la cabeza y el cuerpo, detallaron los agentes policiales.

Rivera tenía un hijo de 3 años que se llama Sebastián, y dos meses de embarazo, fue declarada muerta en la escena.

La hija de Valle fue encontrada dormida e ilesa en una habitación trasera y fue llevada al Centro Médico Woodhull para una evaluación luego fue trasladada a una residencia privada y entregada a familiares, dijo la policía.

El niño de Rivera estaba con la familia y no estaba en el apartamento durante el ataque.

Los investigadores hallaron el hacha con un largo mango de fibra de vidrio amarillo que había sido tirada en un compactador de basura del edificio.

FUENTE: Micguel Cruz Tejeda/Revista 110

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending