Connect with us


Reportaje Huesped

Dominicano perdió la vida mientras intentaba reencontrarse con su hija en EEUU

Publicado hace

en

Reencontrase con su pequeña hija de 11 años de edad, fue lo que llevó a Wilson Reynoso Vega a iniciar un viaje que le costaría la vida.

El dominicano voló el mes pasado de Santo Domingo hasta Toronto, en Canadá, para iniciar su camino hacia la frontera entre Quebec y Nueva York, para llegar así hasta Philadelphia, donde vivía la niña con su madre.

Sus amigos y conocidos cuentan la estrecha relación que existía entre el joven de 32 años y su hija, la cual a pesar de la distancia, nunca mermó.

“Él hablaba con ella a menudo y se mantuvo en contacto con ella a través de chats de video regulares. A veces mezclaba su imagen con las fotos que publicaba de sí mismo en Facebook, como si los dos ya estuvieran reunidos”.

Para lograr hacer realidad su sueño, y poder hacerse fotos reales con su pequeña, supuestamente el joven le habría pagado a un contrabandista para que lo ayudara a ingresar a los Estados Unidos.

Pero las cosas no salieron tal lo planeado, y Reynoso no pudo lograr su objetivo. Según versiones de las autoridades canadienses, en su periplo hacia la frontera con Nueva York el dominicano se desorientó en los bosques fríos, oscuros y pantanosos de ese país y se ahogó.

Su cuerpo aún permanece en Montreal porque sus familiares en la República Dominicana no cuentan con los recursos necesarios para repatriarlo.

Su entorno
En su ciudad natal Los Guaraguaos del distrito municipal de Villa Tapia en la provincia Duarte, amigos y familiares destacan las cualidades del joven. Dicen que este era conocido en todo el pueblo por sus calidades como cantante y por su fe cristiana.

“Aquí en la ciudad, él era como un alcalde, todo el mundo lo conocía y lo amaba”, dijo su hermano.

Dicen que la necesidad de reencontrarse con su hija, quien pasó los primeros años de su vida en el país, antes de mudarse con su madre hacia los Estados Unidos, le hizo emprender el funesto viaje.

“Durante años, desde que su hija se fue, él había querido ir a los Estados Unidos”, dijo su hermano.

Tras ser rechazada su solicitud de visa de turista en la embajada de los Estados Unidos en el país, Reynoso decidió intentarlo en la embajada canadiense, logrando así llegar hasta Toronto.

Según versiones, el joven esperaba que con el sello de ese viaje se le facilitaran las condiciones para ingresar a los Estados Unidos. Otros dicen que nunca volvió a intentarlo y decidió pagar la suma de tres mil quinientos dólares (3,500) a dos contrabandistas para cruzar la frontera entre Quebec y Nueva York ilegalmente y llegar hasta su hija.

¡Sería fácil llegar!
Lo llevaron a creer que “era tan fácil”, según dijo Andrew Burzminski, un amigo en Toronto, según la reseña de The Whashington Post.

Burzminski dijo que los contrabandistas planeaban llevar a un grupo de una docena de hombres a la frontera y les dijo que alguien los recogería del lado de los Estados Unidos.

“Había dos kilómetros que tenían que caminar solos”, dijo Burzminski. “Los dejaron y dijeron: ‘Sigan derecho’”.

El grupo parece haberse abierto paso en la noche del 15 de abril a través de los bosques pantanosos en la costa noroeste del lago Champlain cuando las temperaturas bajaron hasta congelarse. En algún momento, Reynoso se desorientó y se separó del grupo.

Los otros miembros del grupo, todos mexicanos, dijeron más tarde que algo andaba mal con sus piernas, según Ariel Pérez, un primo.

“Cada noche, pienso en eso”, dijo Pérez. “Algunas personas, cuando se asustan, tiemblan las piernas, no pueden caminar”.

Eric Boyse creció en la zona y todavía vive cerca. Él dice que los lugareños consideran el pantano boscoso una “tierra de nadie”.

“Ninguno de nosotros se atrevería a arriesgarse a caminar por esa zona”, dijo Boyse, de 72 años. “Es muy esponjoso. Entras allí, es casi como unas arenas movedizas. Es obvio que no tenían ni idea”.

Los otros hombres, sin Reynoso, cruzaron la frontera cerca de Rouses Point, Nueva York, fríos y empapados, y fueron arrestados de inmediato. Reportaron al joven como desaparecido.

Las autoridades a ambos lados de la frontera lanzaron una búsqueda por helicóptero y vehículo todo terreno. El cuerpo de Reynoso fue encontrado en el lado canadiense al día siguiente. Se determinó que la causa de la muerte fue que se ahogó.

Burzminski, el amigo de Reynoso en Toronto, identificó el cuerpo. Dijo que el forense le dijo que el joven había sufrido de hipotermia durante horas antes de morir.

“Él no sabía su izquierda o su derecha”, dijo Burzminski. “Probablemente ya no pudo levantar la cara, y simplemente se bajó, y unos 30 o 40 centímetros de agua fueron suficientes para ahogarse”.

Burzminski dijo que Reynoso fue encontrado con botas de goma en sus manos. Los familiares y amigos dijeron que creen que estaba gateando e incapaz de avanzar en el espeso barro. La policía dijo que se había estado moviendo en un círculo.

Las autoridades estadounidenses han arrestado a un hombre ecuatoriano en el caso.

El hombre dijo a los investigadores que le ofrecieron 600 dólares para recoger a personas en Rouses Point, dijeron los investigadores en una denuncia penal.

Boyse dijo que otros murieron en la zona fronteriza, pero que nunca ha visto informes en los medios locales.

Se pierden y se congelan en el bosque”, dijo.

Cientos de la República Dominicana y Canadá han escrito homenajes a Reynoso en las redes sociales.

El cuerpo de Reynoso permanece en Montreal, dijo Pérez, porque la familia no puede pagar los miles de dólares necesarios para repatriarlo. Su madre ha sido hospitalizada, dijo Pérez.

“Mi mamá está destruida”, dijo el hermano de Reynoso. “Ella ni siquiera puede hablar”.

DIario Libre

Que opinas?

Comentarios

Click aquí para dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reportaje Huesped

Están quemando los bosques hasta por placer

Medio Ambiente dice manos criminales provocan mayoría de incendios forestales; someten a unos 28

Publicado hace

en

Brigadas en Guaigüí.

La semana pasada, un motorista decidió circular por el camino de Pinar Parejo en Valle Nuevo, Constanza, lanzando objetos encendidos hacia ambos lados con fines de quemar el bosque. El pirómano logró generar varios focos de fuego, pero la rápida intervención del personal de vigilancia evitó que se propagara.

Gerónimo Abreu, titular de la Dirección Nacional de Incendios Forestales, confirma que el caso está bajo investigación para identificar a la persona responsable y someterla a la justicia.

El sábado, otra persona que al parecer hacía un fogón provocó un incendio que llegó a arrasar unos 800 metros en el área protegida del Parque Nacional de Juan Bautista Pérez Rancier (Valle Nuevo).

Abreu refiere ambos casos mientras hace guardia en la comunidad de Guaigüí, en La Vega, donde se han produciendo varios incendios; el último el viernes.

Aunque ya el fuego está controlado –asegura-, Abreu y su equipo se mantienen en acciones de vigilancia en el lugar, convencidos de que la quema fue intencional.

Señala a invasores de tierra que le prendieron fuego al bosque para luego poder parcelar y construir viviendas en ese lugar; dice tener evidencias de quienes son los responsables.

El ministro de Medio Ambiente, Ángel Estévez, visitó el lugar y calificó la acción como un acto criminal y aseguró que los responsables serán sometidos a la justicia. Advirtió que en este y otros casos similares de incendios intencionales habrá consecuencias.

La Justicia no ayuda
Gerónimo Abreu lamenta la poca ayuda que reciben de la Justicia que, asegura, casi siempre deja en libertad a los pirómanos.

“En la parte de prevención, la legal es la principal y es en la que estamos más flojos porque el sistema de justicia no nos apoya. Los jueces, es muy difícil conseguir que le pongan medidas de coerción que sea prisión, y la gente quema con la idea de que va a pagar una multa y ya”. Abreu piensa que si en lugar de multas se impusiera prisión, la gente actuaría diferente.

En el país se han producido más de 40 incendios forestales en lo que va de año, coincidiendo con la gran sequía que afecta al territorio nacional.

Manuel Serrano, viceministro de Áreas Protegidas insiste en que la gran mayoría de esos focos fueron provocados de manera intencional para proceder a actividades agrícolas.

Presentó una lista de 28 personas que han sido sometidas en lo que va de año, por provocar incendios.

“Siempre habrá pequeños focos, porque el dominicano no entiende que no puede seguir dando fuego para preparar sus terrenos y sobre todo en temporadas como éstas donde la sequía ha sido tan prolongada y todo el campo está muy falto de humedad”.

Serrano destacó que desde el Ministerio de Medio Ambiente se han distribuido más de 3,00 personas en distintos lugares con potencial de incendios, pero que la tarea resulta difícil con la alta población rural que tiene al fuego como método de preparación de tierra. Señala que en algunos casos los incendios son consecuencia de imprudencias, pero que no necesariamente tienen intención de dañar el bosque.

“Lo que sí hemos podido es dar respuestas muy rápida y, si se puede dar uno cuenta, a diferencia de otros periodos de sequía largos donde hay incendios muy graves, ahora no hemos tenido uno de gran magnitud”.

En cuanto a los vídeos que han circulado en redes sociales sobre focos de humo en el Parque Nacional Los Haitises, Serrano explicó que en la mayoría se trata de talas para conuco.

Tania Molina/Diario Libre

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Reportaje Huesped

“Yo estoy segura que ella no se suicidó”, dice madre de joven encontrada muerta al lado de su bebé

Publicado hace

en

La pequeña y humilde comunidad del sector de Los Aguacates, en Pedro Brand, está conturbada por el descubrimiento del cadáver de Eliser Lachapel Pereira, de 18 años, a principios de semana.

El hecho ha impresionado a los vecinos y otros comunitarios debido a que la joven madre fue encontrada en estado de descomposición, mientras su bebé de un año lloraba en el piso deshidratada.

El hogar donde fue encontrada Eliser está construido justo detrás de un pequeño campo de béisbol, con madera prensada, sin ventanas y techo de zinc.

No es más que un diminuto cuarto donde descansan un colchón, una mesita y una silla, -los únicos muebles-, acompañados de alguna ropa y zapatos.

La casa donde fue encontrada Eliser. (DIARIO LIBRE / JOSÉ JUSTO FÉLIZ)

“No, mi hija no se suicidó, yo estoy segura que ella no se suicidó”, dijo con vehemencia Francisca Pereira (doña Dulce), la madre de la fallecida.

Ella asegura que su descendiente no sufría de depresión y que, de hecho, ella estaba estudiando Imágenes Médicas en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Doña Dulce también explicó que su hija tuvo una discusión el sábado 23 de febrero con la mujer de Ronaldo De Los Santos (padre de la bebé) porque al parecer se habían llevado a su bebé y no la habían traído de vuelta a la hora acordada por los padres.

“Yo estoy segura que el problema vino de ahí”, dice Dulce.

Y alude a que hay algo más detrás de la muerte de su hija.

Ya que además, según dice la señora, a pesar de que fueron a forzar la puerta dos días después de no saber de Eliser, ésta sólo estaba presentada y no cerrada como pensaron en un principio.

Francisca explica que la puerta la encontraron sin pestillo. ( DIARIO LIBRE/JOSÉ JUSTO FÉLIZ)

Francisca cuenta que su hija se separó de Ronaldo De Los Santos, el padre de la bebé, hace bastante tiempo, pero que continuaba viviendo en la pequeña casa a unos 100 metros de su hogar, que era propiedad de un tío de De Los Santos.

“Parece que a alguna hora de la noche la visitaba porque no quiso aceptar venir a vivir aquí”, expresa Pereira.

Según ella, Ronaldo trataba a su hija como un objeto y sólo ayudaba a la bebé con leche y pañales, no daba manutención.

“Me siento impotente, por eso pido que se aclaren los hechos”, expresó la madre.

La Policía ha dicho que está profundizando en las investigaciones y que al cuerpo se le realiza una necropsia para determinar cuáles fueron las causas de su muerte.

“Aquí (en su casa) es que ella comía, veía televisión y hacía todo”, dice con tristeza.

Sin embargo, Eliser nunca quiso volver a la vivienda de su mamá. Y de manera muy triste fue encontrada por su madre y vecinos, sin vida, arropada hasta las rodillas, en la cama de la modesta casa de zinc.

FUENTE: Diario Libre /Ariel Pérez

Que opinas?

Comentarios

Continuar leyendo

Lo + Trending