Connect with us

Panorama

Familiares se pronuncian sobre asesinato de joven comerciante en Bonao; lo enterrarán en NY

Publicado hace

en

NUEVA YORK.- Los restos mortales del propietario de una tienda de hookah y un rent-car Jeffrey Alexander Tavárez, de 27 años de edad y asesinado por cuatro sicarios el lunes de la semana pasada en Bonao, serán repatriados en los próximos días a esta ciudad, donde nació para ser velados y sepultados en un cementerio local.

La información la dieron a conocer familiares de la víctima, quienes en medio del llanto y la indignación siguen acusando a la pareja de Tavárez, Daniela Burgos Payano, de 21, de ser la autora intelectual del homicidio y pagarles a los matones para que mataran al joven millonario.

Génesis Vásquez, hermana, Fátima Paulino, tía y Pedro del Villar, tío del occiso, quienes vinieron desde California y Florida a Nueva York para estar presentes en los funerales, dijeron que están satisfechos con los 18 meses de coerción impuestos a Burgos y los demás sospechosos por el crimen de su pariente.

Revelaron que según les dijo la policía, los sicarios dispararon 20 veces contra Tavarez, impactándolo con siete balazos, después que el vehículo en el que llegaba a su casa, junto a Daniela, fue golpeado por una bala y al darse cuenta de que estaba rodeado, dio reversa, pero los asesinos lo siguieron y lo remataron, como muestra el video de seguridad.

El asesinato se produjo después que ella se desmontó del vehículo, avistó a los sicarios, puso las manos en alto y luego del primer intento, entró a la casa de donde salió.

Después de salir de la vivienda, corrió hacia la escena del crimen.

La hermana y los tíos de Tavarez, dijeron que quieren el porqué Burgos mandó a matar al empresario, si él se lo daba todo.

Dijeron que la pareja llevaba casi tres años de relación y procrearon un bebé que tiene siete meses de edad.

La mujer tiene 19 semanas de embarazo y niega los cargos. Fue golpeada por otra presa en el cuartel de la Policía Nacional en Piedra Blanca (Bonao) y hospitalizada para detenerle un posible aborto debido a los golpes.

La familia de Daniela, no ha aparecido en los medios para referirse al crimen ni a las acusaciones.

Los familiares de Tavarez fueron informados que además de los cuatro acusados en custodia, busca a seis más, quienes no han sido identificados.

El asesinato de Tavarez, quien estudió bachillerato en la escuela secundaria George Washington en el Alto Manhattan y en Nueva Jersey, no sólo ha conmovido a los bonaenses, sino también a una gran parte de la comunidad dominicana en Nueva York, en la medida que se conocen nuevos detalles.

“Estaba grave en la calle y la última llamada que hizo fue a ella, a ver si estaba bien, pero ella le corrió la llamada y nunca le contestó y dejó ahí”, dijo la hermana.

“Ella estaba hablando normal y reclamando las pertenencias de él en el hospital y nunca lloró”, señaló la tía.

“Si él se lo estaba dando todo, queremos entender qué motivos tuvo para hacer esto”, expresó el tío.

Dijeron que Tavarez planeaba casarse con Daniela y tenía un vuelo a Nueva York para el 20 de abril que cambió para otra fecha.

Tres días después, el lunes 23, fue asesinado.

Tavarez se hizo de varios negocios en Bonao, tras ganar una demanda de $3 millones de dólares por un accidente de tránsito hace cinco años, de cuya suma se transó por $1.5.

Por Miguel Cruz Tejada/CDN

Panorama

MP solicita prisión para la coronela del Canódromo y otros agentes

Publicado hace

en

El Ministerio Público ha solicitado una orden judicial de arresto en contra de la exencargada del Centro de Retención Vehicular “Canódromo El Coco”, la coronela Ysabelita de los Santos Pérez, y otros seis subalternos a quienes imputa por cometer delito cibernético al borrar las informaciones de un aparato celular del periódico LISTIN DIARIO.

La instancia, firmada por Santa Matilde Reyes Valenzuela, procuradora Fiscal del Distrito Nacional, implica también a Geraldina de los Santos, Marisol Vargas, Javier Natanael, Starling Antonio Ramírez Sierra, Ronny Recio Rosario y Carlos O. Borque Paulino Braulio Pérez, todos de la Policía.

Establece que existen suficientes elementos de pruebas para sostener, razonablemente, que los imputados son autores o cómplices de violar los artículos, 60, 224, 309 del Código Penal Dominicano, los artículos 3 y 4 y 27 de la Ley 19-01, los artículos 4, 5, 10 y 11 de la Ley 53-07, sobre delitos de alta tecnología, y el artículo 190 de la Constitución dominicana.

Ante esto, la fiscal plantea: “Por tales razones solicitamos orden judicial de arresto en contra de los nombrados Ysabelita de los Santos Pérez, Geraldina de los Santos, Marisol Vargas, P.N, Javier Javier Natanael, P.N., Starling Antonio Ramírez Sierra, Ronny Recio Rosario, PN, Carlos O. Borque Paulino Braulio Pérez P.N.”

Todos los implicados son miembros de la Dirección General de Seguridad, Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), que el pasado 11 de abril agredieron al Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, una periodista de Listín Diario y su fotógrafo, así como a un camarógrafo de la estación de televisión CDN en el Canódromo, cuando el Defensor del Pueblo acudió a visitar el centro, junto a representantes de los medios de comunicación, motivado ante los reportajes publicados por LISTIN DIARIO, a través de los que deploró las condiciones en que se encuentran miles de vehículos ocupados a sus propietarios.

Violencia de agentes
Tras el hecho, personal de la Digesett arrebató el celular de la periodista de LISTIN DIARIO, Lourdes Aponte, y borró los archivos de videos y fotografías que registraban los incidentes en el Canódromo El Coco, cuyos equipos fueron luego devueltos a este diario, ya reiniciados, o en cero.

Historia de los hechos
El día 11 de abril de este año, Pablo Enrique Ulloa Castillo, Defensor del Pueblo, en compañía de Harold Alfredo Modesto Sánchez, secretario general; Richard Alberto Peña Sánchez, camarógrafo; Rosario María Maríñez Medina, periodista de la institución, se presentaron al Canódromo a realizar una inspección para contactar la realidad existente allí.

Para efectuar esa gestion, invitaron a la periodista Lourdes Sheryl Aponte y al fotógrafo Raúl Emilio Asencio, de este diario, y a Manuel Adrián Olivo, camarógrafo de CDN.

Al llegar fueron recibidos a golpes y empujones por los imputados, causandoles laceraciones y daños a los equipos de trabajo.

La coronel Ysabelita de los Santos Pérez les impidió entrar al canódromo El Coco al Defensor del Pueblo, generándose allí agresiones físicas y verbales contra éste y parte del personal que le compañaba.

“En ese momento, el imputado Braulio Pérez P.N., le arrebató la cámara de grabación, propiedad de CDN, al periodista Víctor Manuel Adrián Olivo, un reloj inteligente, las cuales eran utilizada para sus labores, y el imputado Starling Antonio Ramírez Sierra, el cual es un exmilitar, lo agredió físicamente”, explica el expediente.

FUENTE: Listin Diario

Continuar leyendo

Panorama

Senadores aprueban préstamos por más de 6,610 millones de pesos

Publicado hace

en

El Senado de la República aprobó en su sesión extraordinaria de este miércoles dos préstamos que ascienden a un monto de RD$ 6,610,940,000 que fueron enviados por el Poder Ejecutivo.

El primero de estos contratos fue suscrito por la República Dominicana con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el 10 de agosto de 2021, hasta por un monto de 30 millones de dólares para el Programa de Servicio Civil de República Dominicana.

Calculado a la tasa actual del dólar de RD54.70, equivale a RD$1,641,000,000.

Este préstamo aprobado en única lectura contó con el voto de 19 senadores a favor de los 22 en la sesión.

De igual forma, y luego de liberar de lectura el convenio de crédito, firmado el 9 de diciembre de 2021, entre República Dominicana y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), los legisladores aprobaron un monto de 86 millones de euros para ser utilizado en aumento de capacidad de la línea 1 del Metro de Santo Domingo, segunda fase.

Calculado el precio del euro a la tasa actual RD57.79, sería un monto de RD$ 4,969,940,000.

Vía Listín Diario

Continuar leyendo

Lo + Trending