Connect with us

Panorama

Fiscalía somete a cuatro, entre ellos médicos y empleados de La Maternidad, por comercializar una bebé recién nacida

Publicado hace

en

Cuatro personas, entre ellas una mujer, están acusada de comercialización de una bebé recién nacida y y uso de documentos falsos de un nacido vivo, informó este lunes la Fiscalía del Distrito Nacional.

La Fiscalía dijo que solicitó prisión preventiva contra Nisaury dl Orbe García y otras tres personas más involucradas en el caso, entre ellos un médico y empleados de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, en el Distrito Nacional.

En la instancia de solicitud de medida de coerción depositada por la procuradora fiscal investigadora Alba Corona Valerio ante la Oficina de Atención Permanente, también figuran el médico José Reynaldo Rodríguez, Luisa Katis Fabal Montero y Gloribel Sánchez Paulino (a) La Morena.

De acuerdo con una nota de prensa, Nisaury del Orbe García engañó a su ex pareja (cuyo nombre se omitió), quien interpuso la denuncia ante la Fiscalía, simulando un embarazo y haber dado a luz a un bebé de sexo femenino en fecha 4 de enero del año 2018.

“La imputada logró hacer uso de un certificado de nacido vivo y realizar la declaración de nacimiento de una recién nacida en las instalaciones de la Oficialía del Estado Civil de la 2da. Circunscripción del Distrito Nacional con asiento en dicho centro de salud” detalló Corona.

A los fines de lograr obtener el certificado de nacido vivo, la imputada se acercó a su compañero de trabajo, el imputado José Reynaldo Rodríguez Reynoso, y éste a su vez realizó las gestiones con su pareja, la también médico Yohanny Teresa Suriel Díaz (prófuga), quien laboraba en el Hospital Universitario Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia.

La imputada Yohanny Teresa Suriel Díaz (prófuga) logró obtener la constancia de nacido vivo, el que había sido reportado como desaparecido por el hospital, y su posterior falsificación, con la imputada Luisa Katis Fabal Montero, quien laboraba en el área de constancias del centro.

Con relación a la imputada Gloribel Sánchez Paulino (a) La Morena, ésta fue la persona que la imputada Nisaury del Orbe García contactó a los fines de que le ayudara a conseguir una recién nacida para hacerla pasar como suya ante su ex pareja y sus familiares.

“Gloribel Sánchez Paulino ubicó a una vecina suya, Berenice de los Santos Sánchez, que había dado a luz una criatura en el Hospital Universitario Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, y en varias ocasiones le había prestado la bebé a la imputada¨ enfatizó el Ministerio Público en su instancia.

La imputada Nisaury ofreció a la imputada Gloribel la suma de 25 mil pesos por la gestión y a Berenice de los Santos Sánchez 200 mil pesos, los que no llegó a entregarle, sino que le retribuía supliéndole ropa, pañales y leche para la recién nacida cada vez que se la prestaban.

La Fiscalía imputó a Nisaury del Orbe García por cometer comercialización de Niños, Niñas y Adolescentes, toda vez que se realizó una transacción en virtud de la cual una niña fue transferida de una persona a otra a cambio de una retribución, así como uso de documentos falsos.

Con relación a los imputados José Reynaldo Rodríguez Reynoso, Luisa Katis Fabal Montero y Gloribel Sánchez Paulino (a) La Morena se les imputó complicidad en comercialización de Niños, Niñas y Adolescentes. A José Reynaldo Rodríguez Reynoso y Luisa Katis Fabal Montero también se les levantaron cargos por falsificación de documentos.

El conocimiento de la medida de coerción en contra de los imputados fue pautado para este miércoles.

EL CARIBE

Panorama

Acis recula y anula acuerdo para legalizar a haitianos

Publicado hace

en

La Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (Acis), informó que no llevará a cabo el acuerdo firmado entre la entidad y el Consulado de Haití en la Ciudad Corazón sobre regularizar a trabajadores provenientes del vecino país.

La desición fue tomada a causa de que la entidad se regirá de las soluciones consensuadas por las autoridades dominicanas.

El presidente de la Acis, sostuvo que el acuerdo firmado el pasado 1 de junio junto al destituido cónsul haitiano James Jacques buscaba la regularización de la mano de obra que labora en sectores productivos de Santiago.

En una carta enviada al Consulado de Haití en Santiago, la Acis sostiene que “no existen ya las razones que dieron origen al acuerdo con este honorable Consulado General de Haití en Santiago de los Caballeros, y en ese sentido a partir de la fecha el mismo queda sin efecto y sin valor jurídico alguno”.

Expresa  que han determinado que existe la voluntad en varias autoridades del Gobierno, y “hemos logrado que ellas ponderen a futuro un mecanismo que les permita a las empresas contratar a empleados extranjeros cumpliendo cabalmente con la legislación de la República Dominicana”. 

Agrega que “a lo largo de su historia la Acis ha sido una entidad respetuosa del marco legal e institucional y lo firmado se enmarca dentro del orden del respeto a las instituciones”.

Sostiene que cuando se firmó el acuerdo el Cónsul de Haití en Santiago se encontraba en sus plenas facultades y su ejecución era de fácil implementación; sin embargo esta situación hoy no es la misma, debido a que en estos momentos el Gobierno de Haití tendrá a bien confirmar o designar nuevas autoridades.

Asimismo, señaló que el factor de tener trabajadores con documentación regularizada facilitaría el trabajo de las autoridades del control migratorio, ya que podrían repatriar a quienes no tengan su documentación legalizada.

El empresario indicó que buscaba que el consulado haitiano ayudara a lograr la documentación de sus compatriotas, que ya están insertados en sectores productivos como los del banano, cacao y otros rubros y que al viajar a su país en busca de documentos son fichados en la frontera.

Continuar leyendo

Panorama

Se desvinculan de supuesta red que trafica pasaportes haitianos

Publicado hace

en

Como empresarios jóvenes que han hecho una gran inversión en República Dominicana se definieron los propietarios del negocio que el viernes fue intervenido por la Direccion General de Migración (DGM) en busca de evidencias de una supuesta red que trafica con pasaportes haitianos.

En rueda de prensa, los empresarios Kari Saintoiry y Jonathan Solano, dueños del restaurante gastronómico y cultural haitiano «L’aromate Creole», dijeron que no tienen nada que ver con la supuesta red que alegadamente operaba un tráfico de pasaportes haitianos y que fueron ocupados a una persona en el negocio al momento de la intervención de la (DGM).

Señalaron que llevan ocho años operando con todas las reglas de la ley, por lo que se sintieron desconsiderados por los agentes de la DGM a quienes acusan de no importarles que los presentes mostraran documentos incluyendo al copropietario Jonathan Solano, quien es dominico-haitiano y tenía su cédula de identidad dominicana y que «los apresaron».

Me llevaron a inmigración pero soy dominicano, tengo derecho, mi padre es dominicano, me metieron en el camión y me trataron como una basura. Mi esposa tuvo que ir a llevarme mi pasaporte llorando para que me creyeran, y me dijeron que ahora tengo que andar hasta con mi acta de nacimiento», se lamenta Solano.

Indicaron que al igual que otros extranjeros crean negocios para mantener la cultura de sus países y sobre todo para crear fuentes de empleos.

Kari Saintoiry y Jonathan Solano afirman que decidieron crear el restaurante al igual que otros dos negocios más de los cuales son propietarios.

«L’aromate Creole» está ubicado frente a la Universidad Tecnológica de Santiago (Utesa), donde estudian una gran cantidad de nacionales haitianos, los cuales son la mayoría de la clientela del negocio. Posee 52 empleados, cuyas familias dependen del salario que reciben en ese local.

«Nosotros representamos la comunidad haitiana y somos comerciantes, así como hay restaurantes chinos, italianos etcétera (…) Aquí, nuestros clientes son estudiantes, aquí no vienen delincuentes, ni haitianos sin documentos. Tenemos ocho años aquí y nunca habíamos tenido problemas», explicó Kari Saintoiry

Denunció que los agentes de migración «se metieron a la fuerza» en el restaurante en el que, afirma, «había hasta ciudadanos americanos y con pasaportes en manos se los llevaron».

Acusaron a unas supuestas vecinas, dueñas de otros establecimientos que están frente al restaurante haitiano, de haber hecho la denuncia a la DGM por supuesta envidia y racismo.

FUENTE: Diario Libre

Continuar leyendo

Lo + Trending