Connect with us

Panorama

LAWRENCE: Pleito de pareja dominicana termina en tragedia

Publicado hace

en

NUEVA YORK._ La dominicana Jesenia Torres de Monegro de 28 años de edad, fue asesinada por su esposo Joel Monegro de 32, que resultó grave, después que la pareja con tres hijos en 13 años de matrimonio, se enfrentó a puñaladas en el apartamento que compartían en el edificio 41 la calle Doyle en Lawrence (Massachusetts), el lunes en la madrugada, dijo la policía.

Monegro, nativo de La Vega y un trabajador de construcción y pavimentación, fue acusado de asesinato en primer grado y otros cargos, después de ser transportado grave en un helicóptero clínica desde Lawrence, al Centro Médico Tufts en Boston, donde ayer martes fue procesado en su lecho de cuidados intensivos.

“Ella me apuñaló y yo la apuñalé”, les dijo Monegro a los policías cuando era llevado al hospital. Los investigadores dicen que los agentes enviados al apartamento #1 de la citada dirección n Lawrence, encontraron los dos cuerpos en un charco de sangre y dos cuchillos cerca.

El reporte sostiene que cuando los oficiales y paramédicos, estaban al lado de la pareja caída, la mujer les dijo que “ me apuñaló”, miró a Monegro, se le cerraron los ojos y no volvió a abrirlos, tras ser declarada muerta en el hospital.

Los hijos de la pareja, tienen edades de 10, 7 y 3 años.

Monegro, quien fue instruido de los cargos en el hospital por la jueza Lynn Rooney, junto a una fiscal y a una abogada provisional que se le asignó al hombre, respondió que entendía la gravedad de las acusaciones.

El parte policial dice que él llamó a un familia y al 911 y ambas llamadas, les dijo que “los dos nos estamos muriendo”. La mujer recibió varias puñaladas a manos de Monegro.

La jueza Rooney ordenó que se mantenga preso sin derecho a fianza.

Entubado y con vendaje en la frente, Monegro mantuvo los ojos cerrados durante el proceso de cargos en el hospital, pero balbuceaba algunas palabras.

La fiscal adjunta del distrito de Lawrence, Kate MacDougall, que investiga casos importantes en el Tribunal Superior del condado de Essex, estuvo presente en la lectura de cargos.

La abogada defensora Carolyn McGowan representó a Monegro únicamente a los efectos de la acusación.

Los informes de la policía indican que la pareja planeaba divorciarse, después dfe 13 años de casados. Monegro, había sido acusado previamente después de una disputa doméstica a principios de este mes en la casa de la pareja, de acuerdo con los registros judiciales.

Fue arrestado y acusado de agresión doméstica y agresión contra un miembro de la familia el 18 de mayo.

Esa noche, poco después de las 11:00 de la noche, Torres le dijo a la policía que su esposo estaba peleando con su padre y también la golpeó.

Monegro le dijo a la policía que su suegro estaba ebrio y lo contrariaba. Entonces él lo golpeó. Pero Monegro nunca admitió haber golpeado a su esposa.

No se le impuso fianza en ese incidente, de acuerdo con los registros judiciales. Fue puesto en libertad bajo fianza y tenía cita para regresar al tribunal el 10 de julio. Torres no tenía órdenes de restricción previa o actual contra Monegro, de acuerdo.

El lunes a las 5:00 de la tarde, la policía de Lawrence respondió al apartamento de la pareja por un reporte de un doble apuñalamiento.

Un vecino le dijo a la policía que habló con Monegro por teléfono el lunes poco antes de la tragedia.

El vecino relató que Joel le dijo que llamara la ambulancia, porque él y la mujer, se estaban muriendo.

Cuando el vecino le preguntó qué sucedió, Joel le respondió que “nos metimos en una pelea y ambos nos apuñalamos».

El vecino dijo que regularmente revisa a Monegro porque sufre de depresión debido al proceso de divorcio. Monegro también llamó a la policía y le dijo a un despachador que él y su esposa se apuñalaron uno al otro y que se estaban muriendo.

ESCENA SANGRIENTA
El oficial Christopher Bussey dijo que cuando llegó al apartamento de la pareja, observó a un hombre y una mujer boca abajo en el piso de la cocina sangrando pesadamente, cada uno con varias puñaladas.

La mujer tenía laceraciones severas en la parte superior del brazo izquierdo, el cuello y el lado izquierdo de su cuerpo, según el reporte.

Ella estaba en un estado semiconsciente, pero el oficial la escuchó decir «me apuñaló».

«Mientras decía esto, miró al hombre que sangraba en el piso, luego perdió el conocimiento”, agrega el oficial.

El policía dijo que le aplicó un torniquete en el brazo izquierdo porque estaba gravemente lacerado, casi completamente cortado.

Fue ingresada en el Brigham and Women’s Hospital en Boston, donde murió poco después.

Otro oficial dijo que cuando llegó, tanto el hombre como la mujer yacían en el piso de la cocina en un charco de sangre.

«El hombre estaba acostado boca abajo y la mujer estaba de costado junto al macho». «El hombre estaba consciente y decía: ayúdala, pude ver un pequeño cuchillo en el piso cuando nos acercamos a la mujer», relató el investigador.

Un segundo cuchillo ensangrentado fue encontrado en el piso de la habitación al lado de la cocina.

Los tres niños que viven en el hogar estaban con un familiar en el momento de los apuñalamientos, de acuerdo con una declaración jurada presentada por el detective de la policía de Lawrence William Colantuoni. La declaración jurada fue presentada en apoyo de una orden de registro en el apartamento.

Antes de ser trasladado en helicóptero al Centro Médico Tufts, un oficial leyó sus derechos a Monegro en la sala de emergencias del Hospital General de Lawrence, escribió Colantuoni.

También dio una breve declaración a la policía diciendo que él y su esposa habían estado peleando por dinero.

«Ella tenía un cuchillo de cocina y yo tenía mi cuchillo. Me apuñaló y la apuñalé», supuestamente les dijo Monegro a los policías.

Dijo que su esposa lo apuñaló primero, pero que no sabía cuántas veces. Monegro dijo que planeaba mudarse de su apartamento el lunes, de acuerdo con la declaración jurada.

Torres fue declarada muerta a las 7:44 de la noche del lunes.

Monegro regresará a la Corte del Distrito de Lawrence el 25 de junio para una audiencia de causa probable.

POR MIGUEL CRUZ TEJADA/DIARIOEXTRAINFO.COM

Panorama

Acis recula y anula acuerdo para legalizar a haitianos

Publicado hace

en

La Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (Acis), informó que no llevará a cabo el acuerdo firmado entre la entidad y el Consulado de Haití en la Ciudad Corazón sobre regularizar a trabajadores provenientes del vecino país.

La desición fue tomada a causa de que la entidad se regirá de las soluciones consensuadas por las autoridades dominicanas.

El presidente de la Acis, sostuvo que el acuerdo firmado el pasado 1 de junio junto al destituido cónsul haitiano James Jacques buscaba la regularización de la mano de obra que labora en sectores productivos de Santiago.

En una carta enviada al Consulado de Haití en Santiago, la Acis sostiene que “no existen ya las razones que dieron origen al acuerdo con este honorable Consulado General de Haití en Santiago de los Caballeros, y en ese sentido a partir de la fecha el mismo queda sin efecto y sin valor jurídico alguno”.

Expresa  que han determinado que existe la voluntad en varias autoridades del Gobierno, y “hemos logrado que ellas ponderen a futuro un mecanismo que les permita a las empresas contratar a empleados extranjeros cumpliendo cabalmente con la legislación de la República Dominicana”. 

Agrega que “a lo largo de su historia la Acis ha sido una entidad respetuosa del marco legal e institucional y lo firmado se enmarca dentro del orden del respeto a las instituciones”.

Sostiene que cuando se firmó el acuerdo el Cónsul de Haití en Santiago se encontraba en sus plenas facultades y su ejecución era de fácil implementación; sin embargo esta situación hoy no es la misma, debido a que en estos momentos el Gobierno de Haití tendrá a bien confirmar o designar nuevas autoridades.

Asimismo, señaló que el factor de tener trabajadores con documentación regularizada facilitaría el trabajo de las autoridades del control migratorio, ya que podrían repatriar a quienes no tengan su documentación legalizada.

El empresario indicó que buscaba que el consulado haitiano ayudara a lograr la documentación de sus compatriotas, que ya están insertados en sectores productivos como los del banano, cacao y otros rubros y que al viajar a su país en busca de documentos son fichados en la frontera.

Continuar leyendo

Panorama

Se desvinculan de supuesta red que trafica pasaportes haitianos

Publicado hace

en

Como empresarios jóvenes que han hecho una gran inversión en República Dominicana se definieron los propietarios del negocio que el viernes fue intervenido por la Direccion General de Migración (DGM) en busca de evidencias de una supuesta red que trafica con pasaportes haitianos.

En rueda de prensa, los empresarios Kari Saintoiry y Jonathan Solano, dueños del restaurante gastronómico y cultural haitiano «L’aromate Creole», dijeron que no tienen nada que ver con la supuesta red que alegadamente operaba un tráfico de pasaportes haitianos y que fueron ocupados a una persona en el negocio al momento de la intervención de la (DGM).

Señalaron que llevan ocho años operando con todas las reglas de la ley, por lo que se sintieron desconsiderados por los agentes de la DGM a quienes acusan de no importarles que los presentes mostraran documentos incluyendo al copropietario Jonathan Solano, quien es dominico-haitiano y tenía su cédula de identidad dominicana y que «los apresaron».

Me llevaron a inmigración pero soy dominicano, tengo derecho, mi padre es dominicano, me metieron en el camión y me trataron como una basura. Mi esposa tuvo que ir a llevarme mi pasaporte llorando para que me creyeran, y me dijeron que ahora tengo que andar hasta con mi acta de nacimiento», se lamenta Solano.

Indicaron que al igual que otros extranjeros crean negocios para mantener la cultura de sus países y sobre todo para crear fuentes de empleos.

Kari Saintoiry y Jonathan Solano afirman que decidieron crear el restaurante al igual que otros dos negocios más de los cuales son propietarios.

«L’aromate Creole» está ubicado frente a la Universidad Tecnológica de Santiago (Utesa), donde estudian una gran cantidad de nacionales haitianos, los cuales son la mayoría de la clientela del negocio. Posee 52 empleados, cuyas familias dependen del salario que reciben en ese local.

«Nosotros representamos la comunidad haitiana y somos comerciantes, así como hay restaurantes chinos, italianos etcétera (…) Aquí, nuestros clientes son estudiantes, aquí no vienen delincuentes, ni haitianos sin documentos. Tenemos ocho años aquí y nunca habíamos tenido problemas», explicó Kari Saintoiry

Denunció que los agentes de migración «se metieron a la fuerza» en el restaurante en el que, afirma, «había hasta ciudadanos americanos y con pasaportes en manos se los llevaron».

Acusaron a unas supuestas vecinas, dueñas de otros establecimientos que están frente al restaurante haitiano, de haber hecho la denuncia a la DGM por supuesta envidia y racismo.

FUENTE: Diario Libre

Continuar leyendo

Lo + Trending