Connect with us

Noticias

Tiroteo deja tres muertos y varios heridos en barrio Simón Bolívar

Publicado hace

en

Tres personas murieron y varias resultaron heridas en un tiroteo ocurrido anoche en un establecimiento de expendio de bebidas alcohólicas en el barrio Simón Bolívar de esta capital.

Los fallecidos fueron identificados como Yeuris Mercedes, Gerald Carrión y Manuel Henríquez Bonifacio Bueno (a) Wilkin y/o Boca de Perro, cuyos cadáveres fueron enviados a la morgue del hospital Ney Arias Lora.

Dos de los tres muertos en el sector Simón Bolívar la noche del domingo son señalados por la Policía como atracadores que eran buscados por dos compañeros que salieron recientemente de la cárcel, mientras que la tercera víctima fue alcanzada por una de las balas por estar próxima comprando un sandwich “chimichurri”.

Uno de los muertos compraba un chimi
Según la Policía, los fallecidos Gerald Antonio Rosa Agustín, de 21 años, y Yeuri Mercedes (a) Poca Luz eran buscados por sus homicidas Kellín Rodríguez Rodríguez (a) El Monito y un tal “Jorge”, quienes después de asesinarlos huyeron del lugar y permanecen prófugos.

En tanto que Manuel Enrique Bonifacio Bueno (a) Wilkin, de 18, resultó gravemente herido cuando compraba hamburguesas en la avenida Nicolás de Ovando esquina Guarocuya, junto a su novia; su amigo, Antonio Andrés Soto Calderón, y la novia de éste último.

Bonifacio Bueno falleció cuando recibía atenciones médicas en el hospital Doctor Francisco Moscoso Puello a donde fue trasladado.

La comunicación de prensa de la Policía refiere que, según versiones, el motivo del enfrentamiento a tiros se debió a que hace 15 días el prófugo “Jorge” estuvo preso por un robo que cometió junto a Gerald, Yeuri y “El Monito” a los que identificó como participantes en el hecho.

Las versiones indican que Gerald y Yeuri se molestaron con Jorge por llevar a los investigadores de la Policía Nacional a sus casas, lo que degeneró en el enfrentamiento a tiros.

La Policía Nacional dice que activa la localización de los dos prófugos para ponerlos bajo control del Ministerio Público para los fines legales correspondientes.

El Día/Diario Libre

Noticias

Por muerte de David de los Santos, cinco a prisión preventiva y dos a arresto domiciliario

Publicado hace

en

El juez Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, Pablo Imbert Rosario, dictó ayer un año de prisión como medida de coerción a cinco de los siete involucrados en la muerte del joven David de los Santos.

El juez dispuso que los civiles Santiago Mateo, Michael Pérez y Jean Carlos Martínez, acusados por el Ministerio Público de golpear de manera salvaje a De los Santos mientras se encontraban detenidos en la celda, cumplan la medida de coerción en las cárceles Najayo y la Victoria.

De igual manera el capitán Domingo Rodríguez y el segundo teniente Germán García cumplirán prisión preventiva en Operaciones Especiales por su condición de policías.

Mientras que al cabo Alfonso Decena y el raso San Manuel González, a quienes el órgano persecutor acusa junto a los otros dos policías de provocar y permitir que De los Santos fuera golpeado múltiples veces por los tres compañeros de celda, el juez le dictó arresto domiciliario como medida de coerción.

La decisión de dar prisión domiciliaria a estos encartados no gustó a la familia de David de los Santos y a través de su abogado manifestaron que van a apelar el veredicto.

Esta audiencia se caracterizó por ser muy incidentada.

Desde su inicio el juez multó y expulsó a varios abogados defensores, muchos de los cuales le recusaron en dos ocasiones.

David de los Santos fue llevado al destacamento de Naco de la capital el pasado 27 de abril, tras ser arrestado en Ágora Mall y murió con múltiples golpes en su cuerpo cuatro días después, en un hecho que conmocionó a la República Dominicana.

El expediente indica que los civiles Mateo Victoriano, Pérez Ramos y Martínez Peña se asociaron con los policías para matar al joven, ya que le propinaron múltiples golpes contusos en el cráneo y en distintas partes del cuerpo mientras este se encontraba en una celda del destacamento esposado con las manos hacia atrás y sin capacidad para defenderse.

Los abogados
José Castillo Crespo, abogado del capitán Alberto Rodríguez informó de inmediato que la decisión del juez será apelada, en el entendido de que las evidencias depositadas no fueron estudiadas a fondo.

“El capitán terminó su servicio a las 10:00 de la noche y fue a partir de ese lapso de tiempo cuando se cometieron los hechos contras el ciudadano, David de los Santos”, alegó Castillo Crespo.

De su parte, el jurista Cándido Simón alegó que el Ministerio Público, no pudo ni presentó al ciudadano haitiano que iba a testificar, por lo que, a su entender, el caso se le cayó.

El Ministerio Público no ha vuelto a dar declaraciones a la prensa desde hace casi un mes cuando se inició la audiencia.

“No estamos de acuerdo con la prisión domiciliaria. Debieron darle prisión pura y simple, garantía económica o presentación periódica”, dijo el abogado defensor de Sari García, Herberto González.

Familia de David de los Santos
La familia del hoy occiso David de los Santos consideró que la prisión domiciliaria es como mandar a una persona a descansar a su casa.

Damiana Correa, madre de David, en presencia de sus abogados y otros familiares.

Continuó diciendo: “No voy a estar conforme hasta que no pague el último. Mi hijo era un profesional, para que muriera de la forma en que murió, porque a ellos les dio la gana”.

Manifestó que en la justicia en este país se vende.

“Aquí no hay justicia en este país”, expresó.

FUENTE: El Caribe y Diario Libre

Continuar leyendo

Noticias

A prisión dos de los tres policías implicados en muerte de Richard, el Peluquero

Publicado hace

en

La jueza Yiberty Polanco, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del distrito judicial de Santiago, impuso tres meses de prisión preventiva como medida de coerción, a dos de los tres agentes de la Policía Nacional acusados de matar a golpes a Richard Báez (el Peluquero), agredido brutalmente en un destacamento del cuerpo del orden.

La magistrada Polanco también otorgó una garantía económica de 500 mil pesos, a través de una compañía aseguradora, contra el otro agente vinculado al crimen.

El capitán Manolo Aquino, encargado de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) en Cienfuegos, y el segundo teniente Vladimir Joel Jerez Suárez, fueron enviados a cumplir la sanción al Centro de Corrección y Rehabilitación Rafey Hombres, de Santiago.

Mientras que el segundo teniente Vladimir Joel Jerez Suárez, además del dinero, tiene impedimento de salida del país y debe presentarse ante la fiscalía el último viernes de cada mes mientras dure el proceso.

Los abogados de la familia de la víctima se mostraron conformes con la decisión. Aseguraron que en fondo del proceso demostrarán que los imputados son culpables de los delitos de asociación de malhechores, homicidio y robo.

Francisco Javier Azcona, uno de los abogados defensores, entiende que las medidas impuestas en contra de sus clientes «es para complacer a la opinión pública».

Según el expediente, los agentes policiales formaban parte de una patrulla motorizada que efectuaba un operativo preventivo en Cienfuegos, del distrito municipal Santiago Oeste, en donde detuvieron a Báez.

Precisa que la víctima fue perseguida hasta su casa y que recibió múltiples golpes cuando intentaba alcanzar la puerta de la vivienda, mientras gritaba y pedía auxilio a su padre para tratar de salvar la vida ante el ataque de los agentes policiales actuantes.

Mientras estuvo en el cuartel, la víctima denunciaba que los agentes le habían sustraído la suma de 30 mil pesos, cuya devolución exigía, pero a cambio recibía golpes de los agentes policiales.

Los policías imputados llegaron incluso a trasladar a la víctima al hospital de Cienfuegos, en donde una médico lo atendió.  La doctora que lo evaluó verificó que Báez presentaba laceraciones en el área temporal derecha y en ambos codos, por lo que refería dolor. Por esa razón, entregó al teniente Jerez Suárez una indicación para aplicar al paciente una antitetánica, una crema y analgésicos, así como una radiografía AP y lateral de cráneo, indicación que el imputado ocultó.

En cambio, regresaron al imputado a una celda del destacamento donde volvieron a golpearlo. Más tarde, lo presentaron al médico legista y ante el fiscal en la sede de la Policía Nacional y lo trasladaron al centro de detención que opera en el Palacio de Justicia de Santiago.

Estando en el centro del Palacio de Justicia, Báez convulsionó y fue trasladado al Hospital Estrella Ureña, ubicado frente al edificio, de donde lo remitieron al Hospital Regional Cabral y Báez, donde falleció el cuatro de abril. Estuvo interno desde el 21 de marzo tras la agresión.

FUENTE: Diario Libre

Continuar leyendo

Lo + Trending