Connect with us

Panorama

República Dominicana vacuna a mayores de 70, un año después del primer caso

Publicado hace

en

Santo Domingo, 1 mar (EFE).- Tras un año exacto del registro oficial del primer caso de covid-19 en la República Dominicana, el país comenzó este lunes a vacunar a la población de más de 70 años, dentro de la primera fase de inmunización iniciada hace dos semanas.

A día de hoy la República Dominicana suma 239.998 contagios de covid-19 y 3.106 fallecidos, siendo uno de los países de la región con menor incidencia de coronavirus y, si se cumplen los planes de las autoridades, será uno de los primeros en vacunar a la mayoría de su población.

En esta primera etapa del plan de vacunación, el Gobierno espera inocular a 1,4 millones de personas, incluyendo ancianos, personal sanitario y profesores de preescolar y de primaria.

El proceso de vacunación comenzó el 16 de febrero, justo un día después de la llegada de las primeras dosis, que hasta el momento suman 818.000, en su mayoría chinas.

Según avanzó el sábado el presidente Luis Abinader, el Gobierno pretende vacunar al 80 % de la población hasta el final de junio, para lo que ha comprado ocho millones de dosis más del laboratorio chino Sinopharm, ante los retrasos en las entregas de otras grandes farmacéuticas.

Las primeras vacunas han empezado a aplicarse en un momento de baja incidencia de la enfermedad en el país, tras conseguir una reducción de casos en las últimas semanas, después de registrarse un importante pico tras las fiestas navideñas, lo que ha permitido relajar algo las medidas para evitar la propagación del coronavirus.

El 1 de marzo de 2020 se confirmaba que un ciudadano de nacionalidad italiana hospedado en un hotel de Bayahibe (este), era el primer paciente de covid-19 en la República Dominicana.

Tras producirse los primeros contagios locales, el 19 de marzo, el entonces presidente Danilo Medina estableció el estado de emergencia y un día después ordenó el cierre de fronteras y aplicó el toque de queda.

Desde ese momento quedaron paralizadas las actividades no esenciales y fue necesario aplazar al mes de julio las elecciones presidenciales y legislativas previstas para mayo.

El toque de queda solo se levantó de cara a las elecciones y tras las votaciones, esta medida volvió a ser introducida debido a la ola de contagios que se produjo como resultado de las aglomeraciones electorales y por el relajamiento de las restricciones.

Panorama

VIDEO: Alcalde de Higüey pide disculpas por declaraciones filtradas en audio

Publicado hace

en

El alcalde por Higüey, Rafael Barón Duluc, hizo un mea culpa y pidió disculpa a la sociedad dominicana por haber dicho lo que no debía decir, al referirse al “consejo” que le dio al periodista Wilquin Paniagua de que se abstuviera de no informar cosas internas del ayuntamiento porque alegadamente perjudicaba al oficial Alcántara, jefe seguridad del ayuntamiento, y podría tener consecuencia funestas.

Barón Duluc dijo que se trató de un audio interno con mensaje donde se mezclaron algunas cosas serias con cherca, “relajo”.

Explicó que los audios que envió al periodista Wilquin Paniagua, del que dijo es más político que comunicador y de un partido contrario al suyo, “era una forma de darle cuerda”

“Asumimos nuestra culpa de hablar cosas que no deberíamos hablar nunca. Decir cosas que no deberían y trataremos que no vuelva a ocurrir”, dijo Cholitín en un vídeo enviado a esta redacción.

Cholitín dijo del oficial Alcántara, que en mensajes anteriores había dicho que tenía un “cementero arriba”, porque “había matado a más de 15 o 20 personas”, ahora dice que es un militar serio, de carrera y que lamenta que los audios tergiversados del chat interno del ayuntamiento, pueda afectar su carrera.

“Lamentamos mucho la situación y que un militar de carrera, serio, este envuelto en esta situación y esperamos que no tenga repercusiones para su carrera.

Continuar leyendo

Panorama

Según MP, a mujeres les exigían tener sexo hasta con 15 hombres en un día

Publicado hace

en

La presunta organización criminal que está siendo acusada por la Procuraduría Especializada Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas (PETT), bajo la Operación Cattleya, iniciaba sus operaciones en el exterior y culminaba beneficiándose en el país a raíz de la explotación sexual de decenas de mujeres.

Dentro del expediente que solicita medidas de coerción en contra de los imputados, el Ministerio Pública explicó como operaba esta organización criminal.

Hasta 15 hombres en 24 horas era la cuota de las mujeres explotadas en varios centros de prostitución de Santo Domingo y la región este, según el expediente que presentó el Ministerio Público ante la Oficina Coordinadora de los Juzgados de Instrucción.

Esa cuota diaria era para que ellas pudieran saldar la deuda por 3 mil o 4 mil dólares que alegadamente contraían al llegar al país, procedentes de Venezuela y Colombia.

Todo inició, según el Ministerio Público, en el mes de diciembre de 2021, cuando comienza la recepción, trasporte y acogida de mujeres colombianas y venezolanas con estatus de “vulnerabilidad”.

Las mujeres, que según detalla el expediente, eran “pobres o con necesidades” eran abordadas por una persona del entramado criminal que les ofrecía mejores condiciones de vida en la República Dominicana, laborando como “camareras” en bares o restaurantes.

Tras tener el visto bueno de ellas, el entramado les costeaba la emisión del pasaporte, boleto aéreo, hospedaje y alimentos, pero una vez llegaban a República Dominicana les exigían saldar esa “deuda” que ascendía entre 3,000 a 4,000 dólares.

Al no tener como pagar, el entramado exigía a las mujeres mantener relaciones sexuales con clientes para así saldar la deuda contraída y, en caso de que se negaran, eran amenazadas con hacerle daño a sus familiares, deportarlas u otros ataques psicológicos.

No obstante, la “deuda” se mantenía permanentemente en aumento, alegando gastos de hospedaje y alimentación, siendo todo el dinero que cobraba el entramado destinado a “cubrir la deuda”.

Precio” y clientes
Las víctimas del entramado eran ofrecidas a clientes a un precio por hora de entre RD$5,000 a 7,000 en la zona de Santo Domingo, y entre 100 a 150 dólares en Punta Cana.

En lo que respecta a los clientes, estos eran captados por la organización, a quienes les mostraban catálogos generados con imágenes de las mujeres que eran exhibidas.

Las víctimas se hospedaban y recibían a sus clientes en Santo Domingo, o en Bávaro, Punta Cana.

No obstante, también personal de la organización trasladaba a las víctimas a sus destinos.

Otro detalle que ofrece el expediente, es que las mujeres no tenían libertad de acción, ni “tiempo libre”.

Se debían quedar en sus lugares de hospedaje y estar disponibles para un cliente las solicitará.

De igual manera, las mujeres víctimas supuestamente era. obligadas a consumir sustancias controladas, cuyo costo también se sumaba a la “deuda”,

FUENTE: Listin Diario

Continuar leyendo

Lo + Trending