Connect with us

Gente & Sociedad

La estrella de Belén iluminó la noche; la conjunción de Júpiter y Saturno

El fenómeno no se repetirá hasta el 2080

Publicado hace

en

Júpiter y Saturno, los dos planetas más grandes del sistema solar, se unieron este lunes 21 de diciembre provocando un fenómeno astronómico conocido como la “Estrella de Navidad” o “Estrella de Belén” y que no volverá a producirse en estas condiciones hasta el 2080.

“Los planetas aparecerán tan cerca que un dedo meñique con el brazo extendido cubrirá fácilmente ambos planetas en el cielo. Serán fáciles de ver a simple vista mirando hacia el oeste justo después del atardecer y estará visible aproximadamente una hora”, había adelantado a Infobae Constantino Baikouzis, investigador astronómico y director del Programa Parque Astronómico de la Matanza, en Buenos Aires, Argentina.

¿Cómo ocurre?
De acuerdo al experto, tras la puesta del Sol los dos gigantes gaseosos aparecen en el mismo campo de visión de un instrumento de observación, dando la impresión de que se rozan, aunque en realidad están separados por cientos de millones de kilómetros.

Júpiter, el más grande, tarda 12 años en dar la vuelta al Sol, Saturno, 29. Y cada dos décadas aproximadamente, los dos planetas parece que se acercan cuando observamos la esfera celeste desde la Tierra.

La Gran Conjunción corresponde “al tiempo que necesitan los dos planetas para encontrar posiciones relativas similares respecto a la Tierra”, explicó a la AFP Florent Deleflie, del Observatorio de París.

Los expertos explican que si bien estos dos planetas se encuentran en esta posición cada 20 años, el encuentro de este año es muy particular ya que han transcurrido casi 400 años desde que ambos estuvieron tan cerca el uno del otro, y cerca de 800 años desde que el encuentro tiene lugar por la noche, lo que hizo posible que sea visible en casi todas partes del mundo, señaló la NASA.

Pero aclaró que esta “cercanía” es una cuestión de perspectiva ya que en realidad los dos planetas están separados por cientos de millones de kilómetros.

“Técnicamente, hoy era el día de mayor aproximación entre los dos planetas. Sin embargo, si mañana salimos a mirar vamos a poder apreciarlo de la misma manera que hoy, quizás un 10% atenuado. Hoy se terminó el pico máximo. A partir de las diez de la noche (hora Argentina) el fenómeno se empezó a esconder detrás del horizonte”, manifestó en diálogo con Infobae Mariano Ribas, coordinador del Área de Divulgación Científica del Planetario de Buenos Aires, Galileo Galilei.

Desde 1623
En un efecto de perspectiva, los dos gigantes parecerán pegados, “con una distancia de sólo seis minutos de arco entre ellos, lo que corresponde a alrededor de una quinta parte del diámetro angular de la Luna”, precisa Deleflie.

“Con un pequeño instrumento de observación, incluso con unos simples prismáticos, podremos ver en el mismo campo los cinturones ecuatoriales de Júpiter y sus principales satélites, así como los anillos de Saturno”, explica el astrónomo.

A simple vista, el acercamiento dará la sensación de que hay un planeta doble, puesto que “Júpiter y Saturno son dos astros muy luminosos”, prosigue.

Este excepcional espectáculo se podrá observar durante varias decenas de minutos, en una noche en la que en varios países hay restricciones como el toque de queda por la pandemia.

La última Gran Conjunción ocurrió en el 2000, pero para encontrar una distancia tan pequeña como la que se producirá el lunes hay que remontarse a 1623. Y un fenómeno similar no volverá a pasar hasta el 15 de marzo de 2080.

Con información AFP vía Infobae.com

Click aquí para dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gente & Sociedad

ADN y Ciudades Saludables lanzan campaña “No es tiempo de chercha”

Publicado hace

en

La Alcaldía del Distrito Nacional (ADN), con el apoyo de la Alianza de Ciudades Saludables, fortalecerá el marco de acciones que ha implementado para crear conciencia en la gente de la necesidad de prevenir el contagio de la Covid-19 en un momento de aumento de las tasas de infección local.

La campaña “No es tiempo de chercha” marca el compromiso de la ciudad y de la Alcaldesa Carolina Mejía para combatir la pandemia de la Covid-19 dando un espaldarazo al gobierno dominicano con relación a las nuevas medidas recientemente implementadas con el decreto 7-21 como son: modificación del horario de toque de queda de Lunes a viernes desde las 5:00 pm con permiso de libre circulación hasta las 8:00 pm.

Sábados y domingos hasta las 12:00 pm del mediodía con libre circulación hasta las 3:00 pm. Asimismo se dispuso que los espacios públicos como parques, plazas, gimnasios al aire libre sean utilizados sólo para prácticas deportivas que no impliquen aglomeración de personas.

Continuando igualmente con las nuevas medidas dispuestas por el Gabinete de Salud, hacemos un llamado a respetar las medidas sanitarias como el distanciamiento social, el lavado de manos, el uso de la Mascarilla, el uso de gel desinfectante y la no realización de actividades masivas.

La campaña se sustenta en las redes sociales, los medios masivos de comunicación, como radio, televisión con una colaboración de estos espacios, así como el uso de la comunicación territorial a través de la Dirección de Desarrollo Comunitario para llevar la campaña directamente a los barrios de la capital en una labor conjunta de la Dirección de Comunicaciones y el Vice Alcalde Stalin Alcántara.

La Alcaldesa recordó la inmensa labor de prevención del Covid-19 que ha desplegado desde su ascenso al cargo, incluso con decenas de operativos que se han llevado a las diversas demarcaciones de la ciudad, la implementación del Manual Municipal para combatir la Covid-19 junto al Clúster de Salud de Santo Domingo, así como los operativos de prueba y prevención llevados a más de 20 barrios cada sábado coordinados por la Secretaría Técnica del cabildo con la participación del Ministerio de Salud Pública, el Servicio Nacional de Salud, SENASA y Laboratorio Referencia.

La Alianza de Ciudades Saludables es una prestigiosa red global de metrópolis comprometidas con salvar vidas mediante la prevención de enfermedades no transmisibles (ENT) y lesiones.

La Alianza amplió su alcance de trabajo para ofrecer asistencia inmediata contra el Covid-19, como una respuesta urbana para extender el compromiso con las más de 70 ciudades que se han integrado.

Esta entidad cuenta con el apoyo de Bloomberg Philanthropies y trabaja en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la organización mundial de salud Vital Strategies, Desde 2017.

La directora de la Alianza de Ciudades Saludables Ariella Rojhani coincidió en señalar la necesidad de prevenir el avance de los contagios del virus en esta Capital.

“La pandemia de la Covid-19 es principalmente una crisis urbana, que coloca a las ciudades a la vanguardia de la respuesta a esta emergencia de salud pública sin precedentes”, declaró la directora de la Alianza de Ciudades Saludables.

Rojhani destacó que la entidad que dirige está comprometida con apoyar a Santo Domingo, y a otras ciudades del mundo, para salvar vidas, proteger a los residentes urbanos y construir un futuro saludable.

Alianza de Ciudades Saludables cuenta con el respaldo de Bloomberg Philanthropies, en asociación con la OMS y Vital Strategies, para ofrecer una política de alto impacto; o una intervención programática para reducir las ENT y las lesiones en sus comunidades, a las ciudades de todo el mundo.

La Alianza de Ciudades Saludables trabaja en la prevención del Covid-19 como parte de la Iniciativa de Respuesta Global de Bloomberg Philanthropies que ha dispuesto de una partida de US$40 millones, para colaborar con la OMS y Resolve to Save Lives, una iniciativa de Vital Strategies.

Visite:

https://partnershipforhealthycities.bloomberg.org/
www.adn.gob.do

Continuar leyendo

Gente & Sociedad

Una investigación demuestra que los gimnasios no representan riesgo de contagio del Covid-19

Publicado hace

en

Foto: IG/@TesoroYeraldin (Tesoro Fitness)

Un estudio académico a gran escala ha concluido que no existe una mayor amenaza de propagación del COVID-19 en las instalaciones deportivas, incluso cuando se lleva a cabo un entrenamiento intensivo.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Oslo, dirigido por el profesor Michael Bretthauer, investigó la transmisión del SARS-CoV-2 (el virus responsable del COVID-19), y si éste era atribuible a los gimnasios.

“Nuestro ensayo no mostró transmisión de virus o aumento en la enfermedad del COVID-19 relacionada con la apertura de los gimnasios”, dijo Bretthauer.

La investigación, la primera de este tipo en Europa, estudió a 3.764 personas con edades comprendidas entre 18 y 64 años, quienes no presentaban patologías relevantes para el COVID-19.

Aproximadamente la mitad de las personas acudieron a los gimnasios, mientras que la otra mitad, un grupo de control, no tuvo acceso.

Las instalaciones se abrieron a partir del 22 de mayo de 2020 exclusivamente para el estudio, ya que Noruega todavía estaba confinada.

Las actividades disponibles en los gimnasios incluían servicios que los clubs normalmente proporcionarían, desde entrenamientos de suelo hasta clases grupales (incluyendo spinning y yoga).

Quienes visitaban el gimnasio tenían que cumplir con las normas de prevención del virus elaboradas por el Instituto Noruego de Salud Pública.

Estas incluyeron distanciamiento social (un metro para ejercicios en superficie, dos metros para clases de alta intensidad), así como una mejor higiene de manos y desinfectantes para limpiar el equipamiento de entrenamiento después de cada uso.

El personal del gimnasio también controlaba el acceso a los gimnasios, para garantizar medidas de distancia y evitar aglomeraciones.

Los vestuarios estaban abiertos, pero las duchas y saunas estaban cerradas.

Después de dos semanas, el equipo de investigación evaluó a cada persona para el SARS-CoV-2, también hicieron una evaluación de enfermedades clínicas mediante la vinculación a registros electrónicos de pacientes después de tres semanas.

En el grupo que entrenó en el gimnasio, el 81.8% entrenó al menos una vez y el 38.5% visitó un gimnasio seis veces o más.

De las 3.016 personas que devolvieron las pruebas de PCR de SARS-CoV-2, hubo una prueba positiva, pero, aunque la persona positiva era parte del grupo de gimnasia, no había visitado el gimnasio antes de la prueba positiva y el rastreo de contactos encontró que en realidad había sido infectado en su lugar de trabajo.

Durante el estudio de tres semanas, no hubo visitas ambulatorias o ingresos hospitalarios debido a la COVID-19 en ninguno de los grupos.

Además, de 91 empleados que trabajaron en las instalaciones durante el período de prueba (91,2%) fueron analizados para detectar el SARS-CoV-2 y ninguno dio positivo.

Tras dicho análisis, los investigadores llegaron a las siguientes conclusiones:

Manteniendo una buena higiene y rutinas de distanciamiento social, el ensayo no mostró transmisión de virus o aumento en la enfermedad del COVID-19 relacionada con la apertura de gimnasios.

Las medidas básicas de higiene de manos y distanciamiento social, una distancia de 1 a 2 metros entre las personas, son medidas importantes y de eficacia comprobada en cuanto a la protección contra la transmisión del virus.

Además de económicas, son fáciles de aplicar y no requieren grandes recursos. Aplicando esas medidas se podrían evitar los cierres y, por lo tanto, reducir los daños económicos sobre el sector del fitness.

Si se pudieran lograr medidas de higiene y distanciamiento, sería seguro abrir gimnasios e instalaciones deportivas.

Como muestran los resultados, no hubo un aumento en la enfermedad relacionada con COVID-19 debido a la apertura de gimnasios e instalaciones deportivas.

FUENTR: Revistaeconomia.com

Continuar leyendo

Lo + Trending