Connect with us

Gente & Sociedad

Las peores y mejores vestidas del Soberano

Publicado hace

en

Dolphy Peláez

Cuando de “trending topic” y gala se habla, sin dudas, los premios Soberano y su alfombra roja convierten a las figuras públicas en la tendencia de las redes sociales, donde son resaltados en los “renglones” de mejor y peor vestidas por críticos de moda y fanáticos.

Aunque hubo muchos aciertos, los intentos fallidos de algunas comunicadoras, actrices y artistas no pasaron desapercibidos, porque en premios como este, el largo, los brillos, los escotes, los colores, el estilismo, peinado y maquillaje sí cuentan.

En los últimos años, en cuanto a moda, esta gala no ha dado grandes sorpresas, sino que ha estado llena de looks repetidos sin ninguna creatividad, como se pudo constatar en los trajes de algunos de los que dijeron presente.

Aunque algunas figuras, en otras ocasiones, fueron las que marcaron tendencias y estilos, lamentablemente, en esta entrega no acertaron con su elección.

Esta fueron algunas de las razones por las que muchos críticos consideraron la alfombra como “apagada” y deslucida en la que se extrañaron vestidos a la altura del momento.

Es notable que muchos tuvieran una pérdida doble, porque no acertaron en la alfombra y tampoco se llevaron un premio.

Ni el color, ni el volumen, ni la forma. Muchas erraron.

Annier Barros, por ejemplo, emuló al personaje de Morticia de los Locos Adams con un diseño demasiado fúnebre.

 

El vestido de Dolphy Peláez no tenía definición, y el de la artista Miriam Cruz marcó el termómetro del mal gusto y Mariela Encarnación se confundía con una de las estatuillas del premio.

Mientras que la fashion blogger Rach Ventura no fue tan fasshion y llevó un vestido que mínimo fue asesorada por Toño Rosario.

Estas son algunas situaciones que cada año se repiten lejos de una mejoría.

Algo que fue muy notorio es que muchas de las figuras parecían llevar cargas pesadas con sus vestidos: se veían incómodas, lo que las hacía deslucir más aún sus atuendos.

Tonalidades mal elegidas, demasiado o poco maquillaje, joyas inadecuadas que no terminaban de “pegar” ni con la figura ni con la alfombra. Esto da mucho qué decir, ya que muchos no han sabido lucir como se esperaba.

Definitivamente, una alfombra que en vez llamarla roja cayó en lo gris, en lo desabrido, en lo repetido y en el mal gusto, que además no llenó las expectativas de quienes apostaban a lo mejor.

Nos quedaremos buscando una explicación para estos looks que han dejado un sabor amargo en el público y a la espera de que el próximo año las figuras sean más certeras en su elección y que los diseñadores sean más creativos al momento de crear una pieza para asistir a un evento de esta envergadura.

Algunos corren la suerte de recibir incontables alabanzas, pero otros no se llevan más que múltiples críticas y terminan siendo ridiculizados en las redes sociales.

Cabe destacar que durante la celebración de la 33 edición de los Premios Soberano, muchas de las figuras femeninas del arte coincidieron en la elección de sus trajes, dichas vestimentas estuvieron marcados por el brillo, toques metalizados y el corte estilo columna, donde la única diferencia notoria entre una y otra solía ser el estilismo y accesorios que llevaban como complemento.

Dos mujeres que fueron el centro de atención, más que por su belleza, por el gran parecido de sus looks de pies a cabeza fueron las comunicadoras Yelitza Lora y Zeny Leyva.

Ambas vistieron de la diseñadora Giannina Azar, quien para la elaboración de los trajes no marcó mucha diferencia.

Otras que estuvieron espectaculares fueron las presendoras de «Extremo a Extremo» Dannelis Verás y Yubelkis Peralta con sus dos cambios.

Mientras que la cantante Alina Vargas también acertó con su atuendo. No en vano fue escogida en la lista de mejores vestidas del algunos medios digitales.

Por su parte la presentadora de «Vale por tres» Kate Yapoort superó con creces el chasco del pasado año al llevar un hermoso vestido de Giannina Azar en tono crema y quizás fue el único modelito que la diseñadora no repitió esa noche.

Ya conocemos que Giannina fue la comidilla de la noche al «crear» diseños bastante parecidos en su concepto para Caroline Aquino, Ana Carmen de León, Zeny Leyba, Yelitza Lora y Sharmin Diaz, todos emulando a Balmain.

Mariasela Álvarez, toda una estrella. La comunicadora vistió un hermoso vestido verde de Keyther Estévez.

Dijo que eligió ese color para solidarizarse con el movimiento del fin de la impunidad.

No hay duda que después de la tormenta viene la calma, y después de las burlas vienen los halagos.

Justo eso le pasó a Dafne Guzmán. A la comunicadora le llovieron los piropos mientras desfiló por la alfombra un hermoso vestido también color verde de la diseñadora Michelle Reynoso.

El blanco también se llevó con altura y elegancia a la alfombra.

La cantante y comunicadora Tueska fue otra de las figuras que impactó llevando ceñido al cuerpo un traje blanco con un exuberante escote obra del diseñador Jusef Sánchez.

La presentadora estelar de los premios, Pamela Sued, fue otra de las figuras que llamó la atención del público en su paso por la alfombra.

Sued lució un hermoso vestido en tono rosa palo con aplicaciones de plumas elaborado por la diseñadora Giannina Azar, pero ya en el premio tuvo varios desaciertos durante sus cambios.

Más de las peores vestidas
Otra de las figuras que encabeza la lista de las peor vestidas del Soberano 2017 es la diva Milagros Germán, quien en esta ocasión optó por el cambio y decidió no usar el característico traje largo que acostumbramos a ver en un evento como este.

El desacierto de Germán estuvo a cargo del diseñador Naeen Kham.

Yaritza Reyes en su paso por alfombra no acertó.

Dijo a la prensa que desfilar en los Soberano era algo que había soñado hace mucho tiempo. La modelo vistió del diseñador Leonel Lirio.

Otra que no gustó fue la presentadora de televisión Luz García.

A pesar de que el afamadísimo diseñador venezolano Alejandro Fajardo Díaz le confeccionara una prenda cargada de cristales en tonos oro, bronce y plata, en su paso por la Alfombra no causó más que impresión de desacierto.

Otras figuras que desfilaron y dieron de qué hablar por su mal gusto en la elección de sus vestidos fueron Wendy Vargas, Apocalipsis, La Beba Rojas, Mabel Henríquez y La vieja Fefa.

El Caribe y El Metro

PERIODISTA/ PUBLICISTA

Gente & Sociedad

Todo listo para la gala final del certamen ‘Señorita Monseñor Nouel’

Publicado hace

en

Este jueves 19 de mayo, doce beldades de Bonao competirán por el título «Señorita Monseñor Nouel» durante un certamen que se llevará a cabo en el hotel ecoturístico Rancho Guacamayos, de esa ciudad, a las 7:00 de la noche.

Las participantes pasaron por un proceso de evaluaciones en las que se tomó en cuenta su talento e intelecto.

La semana pasada se realizó la competencia de trajes de baño como anticipo a la gala final del concurso de belleza en el que cada una de las participantes han dado lo mejor de ellas.

Esta es la primera edición del certamen en el que se busca escoger la representante de la provincia Monseñor Nouel para el “Misses of Dominican Republic, un concurso que cuenta con los más altos estándares de credibilidad con visión internacional.

La organización de “Señorita Monseñor Nouel” está a cargo de Alejandrina Mejía y Ronaldo Linares, directora y subdirector del concurso, respectivamente.

Mejía cuenta con veinte años de experiencia en la industria de la belleza, contando con empresas en esa rama tanto en el país como en el extranjero y teniendo su sede principal en Bonao.En tanto que, Linares es un destacado profesional del estilismo, emprendedor y ha estado ligado a concursos de belleza.

“Señorita Monseñor Nouel es un certamen que integra la belleza, inteligencia femenina y donde se resaltará la cultura, el talento, la juventud y el carisma que nos caracteriza como región”, destacaron los organizadores.

El certamen tiene además como objetivo promover a Monseñor Nouel como destino ecoturístico, resaltando las bondades de sus ríos y montañas, que le convierte en marca provincia al tiempo de concienciar a la juventud y a la sociedad dominicana sobre la importancia de proteger sus recursos naturales.

Continuar leyendo

Gente & Sociedad

Fernando Villalona: Mi madre no se fue muy contenta conmigo

Publicado hace

en

«Yo le pido a mamá que me perdone», expresó el cantante Fernando Villalona con la voz quebrada tras afirmar que «ella no se fue muy contenta conmigo» cuando falleció hace casi cuatro años, en octubre de 2017.

«El Mayimbe» habló de la relación con sus padres, ya fallecidos, en un programa especial que el canal 4 de la Corporación Estatal de Radio Televisión (CERTV) le dedicó el sábado con motivo de cumplir 67 años de vida.

Villalona sostuvo que Arcadia Évora sufrió por situaciones que él vivió en una etapa de su vida, pero que a ella le tergiversaron la verdad.

«Mi mamá era la que más sufría, era un sufrimiento total, todos los días, hasta que partió y no le pude dar a mamá eso que tanto quise haber podido darle, pero había mucha gente en el medio que hacían ideas diferentes de la realidad, pero mi corazón solamente lo conoce Dios», manifestó.

En la entrevista con la periodista Wendy Mora, el merenguero dominicano dijo que no hay familia perfecta y aunque él ama la suya, evidenció un malestar en el que no profundizó.

«Yo amo a mi familia, pero sí que tengan bien en cuenta que lo que Dios le dio a cada quien que lo aproveche y que anden por el camino correcto para que le puedan sacar provecho. Te digo todo esto porque es como un desahogo, aparte de desahogarme quizás esto sirva para organizar algunas cosas que no están en sus lugares», expresó a las cámaras del canal 4.

Con relación a una película pendiente sobre su vida, descartó cualquier proyecto en ese sentido que cuenta con su aprobación.

«Ya no me interesa, hay otras cosas más importantes que vienen en camino, en su momento lo anunciaré», aseguró el artista nativo de Loma de Cabrera, Dajabón.

Hace 50 años su vida dio un giro total al encontrarse con la música, pero su niñez y adolescencia se desarrollaron como cualquier muchacho pueblerino. Antes de convertirse en «Niño Mimado» o «Mayimbe», en su pueblo lo conocían por otros apodos: Nando, Oreja, «Bocaejarro» y Chimbo.

Previo a convertirse en cantante, en su pueblo, Loma de Cabrera, estudiaba y jugaba voleibol, baloncesto, béisbol o simplemente se iba al río a nadar.

«Cuando no tenía que achicar las vacas nadaba un poco o si no iba a jugar béisbol, o volibol porque en el basquetbol me rompieron par de veces los dedos», recordó.

Ya a los nueve años comenzó a cantar en el parque central de Loma de Cabrera porque otra alternativa de entretenimiento era el cine, pero durante muchas noches en el pueblo se iba la luz.

Cuando entró en su adolescencia dijo: «Voy a buscar la forma de ser artista, y se me metió eso en la cabeza».

Pocos años después, a los 16 años, ya estaba participando en el famoso Festival de la Voz que en 1971 organizó el músico Rafael Solano en Bellas Artes y transmitido por el canal 4.

En esa competencia quedó en quinto lugar, pero una multitud protestó ante los resultados al grito de «fraude, fraude».

Tiempos después vendrían sus años de popularidad, en los que admite que vivió «una época media loca y con mucha ignorancia».

Sobre ese particular comentó: «Si yo hubiese tenido la sabiduría que tengo ahora quizás no hubiese cometido los errores que cometí. Pero como Dios sabe lo que hace ahora entiendo que quizás todas esas clases de cosas que me pasaron a mí me sirvieron para enderezar mi carrera, mi camino y mi vida».

Según han pasado los años y él ha retomado el control de su vida, con un estilo saludable, sin vicios, «lo más que me he gozado son las bendiciones que a diario recibo en las calles cuando salgo».

En ese transitar entre la fama, los errores, los triunfos y fracasos, Villalona se convirtió en un «Niño mimado» por el pueblo dominicano, que le dio todas las oportunidades que quiso, estableciéndose contra viento y marea en un mayimbe de la música popular dominicana.

Al principio lo del mote del Mayimbe no era de su agrado: «No me gustaba el nombre de Mayimbe, lo sentía como un indio, no me gustaba, pero un día, un 24 de diciembre, Johnny Ventura me invitó a su casa a comer y yo estaba perdido en encontrar la casa, pero él salió al frente y me dijo: Mayimbe, es aquí… A partir de ahí acepté la palabra Mayimbe».

Para cuando ya no esté en la tierra quiere que lo recuerden «como un elegido».

En su producción musical entre merengues, baladas, boleros y bachatas, según su propio conteo, «tuve la suerte de pegar 205 temas de 350 que he grabado, que no puedo dejar de cantar, pero no hay tiempo en los shows para cantarlos todos».

Hay un merengue que no lo puede dejar en sus presentaciones, «Música latina», que «es mío, ese lo parí yo, que es música y letras de mi autoría».

Otros temas emblemáticos en su voz son «Compañera», «Delirante amor», «Dominicano soy», «Baila en la calle», «Cama y mesa», «Sé que te perdí», «La hamaquita», «Mi pueblo», «Seré», «Quijote», «Jardinera», «La tuerca», «Tabaco y ron» y «Homenaje a Tatico Henríquez».

Entre sus grabaciones pendientes está un disco especial dedicado a la niñez y otro recopilatorio de la música dominicana.

«Voy a recopilar los temas de mi país para hacer un álbum especialmente de temas dominicanos», adelantó en la entrevista con el canal 4.

Continuar leyendo

Lo + Trending