Connect with us

Noticias

Mediación en venta de terreno del CEA llevó a la muerte a locutores

Publicado hace

en

Familiares del supuesto asesino de los comunicadores cavaron una tumba en el cementerio municipal de San Pedro de Macorís.

MANUEL ANTONIO VEGA/DIARIO LIBRE. Una madeja de supuestos actos corrupción que se viene tejiendo desde hace varios años con ventas irregulares de las tierras del Consejo Estatal del Azúcar (CEA), habría sido lo que provocó la ira en José Rodríguez para matar a tiros a los dos comunicadores de esta localidad, que habían sido comisionados por el director del CEA, para resolver un impasse en la venta de unas 45 tareas, que luego fueron cedidas a otra persona.

Así lo dejan entrever profesionales del derecho, actores sociales y familiares de José Rodríguez (Joselito), el homicida-suicida, a quien la familia reconoce como una persona bipolar.

Todo se habría iniciado cuando José Rodríguez, asesino de los locutores Leo Martínez y Luis Manuel Martínez, vendió una casa que por herencia tenía en el barrio Miramar, para adquirir unas 45 tareas en el batey El Jagual, a unos cuatro kilómetros al Este de esta ciudad.

Los locutores pasaron a ser parte del problema, cuando el pasado mes de enero, el Día de los Santos Reyes, José Rodríguez se presentó a la emisora en momentos que el director del CEA, José Joaquín Domínguez Peña (Pepe), hablaba en el programa “Milenio Caliente”, que producían Leo Martínez y Medina, buscando se resolviera la entrega de la tierra pagada y no adjudicada.

Al salir del programa, el director del CEA fue abordado por Joselito, y el funcionario comisionó a Leo Martínez y Luis Manuel Medina a buscar a José Rosario (Pin), encargado de la Inmobiliaria del organismo en el Este para entregarle la tierra.

Josy Rodríguez Pérez, hermana de Joselito, y quien gozaba de la confianza y sabía de sus movimientos, dijo que al vender la casa fue al CEA y pagó el inicial, para apartar el terreno anhelado.

La mujer lamentó la muerte de los locutores, al tiempo de asegurar que “los tres son víctimas” de una mafia que opera en el CEA y en esta provincia.

“Él tenía sus vicios”, pero “no era francotirador, no era militar, nunca fue deportado, trabajó como taxista en New York y decidió establecerse aquí, donde puso un negocio de pizzas, frente al malecón de San Pedro de Macorís. Mi hermano era un ermitaño, una persona que siempre andaba solo”, significó.

Agregó: “Ninguna de las tres sangres son culpables, sino víctimas de la mafia que opera de arriba a abajo en el CEA, donde el presidente Danilo Medina tiene que poner los ojos”.

Los cuentos
Antes de ir a la emisora y matar a tiros a los locutores, Joselito o Palmita, como también se le conocía, habría llamado a Leo Martínez, “quien le dijo que bajara a la emisora para que hablaran”.

La hermana de Joselito siguió narrando que al llegar a la emisora, Leo le comunicó que se le iba a devolver el dinero, informándole que la tierra se le había cedido a otra persona que la había pagado en su totalidad por anticipado.

Esto habría molestado a Rodríguez, quien habría gritado: “No quiero más cuentos, quiero mi tierra”.

La hermana argumentó que la razón por la que José Rodríguez visitaba a Leonidas Martínez “fue porque él era abogado del CEA, y eran amigos.  De hecho él (José Rodríguez) me dijo a mí, me van a entregar mi tierra y parece que me van a dar unas mejores”.  Y concluyó: “Mi hermano no se suicidó”.

“Lo que sí fue, que le entregaron 200 mil pesos a él, a José Luis, el comunicador lo que fue es víctima, porque la tierra de él la vendieron dos veces”.

Las declaraciones de la hermana de José Rodríguez se produjeron en el cementerio, donde fue sepultado en la tarde de este jueves.

La sepultura
La Policía no permitió que el ataúd fuera destapado, lo que, según la familia, es para ocultar cinco impactos de balas. Al cementerio solo acudieron ellos dos como parientes.

El cuerpo fue depositado desnudo en el ataúd, que era de poco valor y los presentes en el sepelio llegaban a 22 personas, incluyendo policías y pocos miembros de la prensa.

CEA ofrece su versión de la venta
Ante las versiones de que las muertes se produjeron por una transacción inmobiliaria con el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), la institución aclaró ayer que devolvió en enero pasado a José Rodríguez el pago del 35 por ciento de inicial por la compra de terrenos a la institución, tal y como este había solicitado en comunicación dirigida en fecha 6 de octubre al director José Domínguez.

En nota de prensa se explica que el CEA procedió a devolver mediante cheque 065582 a José Rodríguez RD$119,000.00, que había pagado como inicial para la adquisición de terrenos en la institución.

“Por lo que el CEA aclara que no existe ninguna acción irregular en la relación del CEA con el ciudadano Rodríguez”, resaltó la entidad, que según dice había presentado varias ofertas de terrenos para ubicar a Rodríguez, las cuales este descartó, por lo que optó por solicitar el reembolso del dinero.

El sepelio
La Policía no permitió que el ataúd fuera destapado, lo que, según la familia, es para ocultar cinco impactos de balas. Al cementerio solo acudieron ellos dos como parientes.

El cuerpo fue depositado desnudo en el ataúd, que era de poco valor, y los presentes en el sepelio llegaban a 22 personas, incluyendo policías y pocos miembros de la prensa.

PERIODISTA/ PUBLICISTA

Noticias

Grupo Telemicro dice que deuda señalada en Edeeste no corresponde a la verdad

Publicado hace

en

El Grupo Telemicro emitió un comunicado este viernes rechazando la información difundida por Empresa Distribuidora de Electricidad (EDEEste) donde alegan una supuesta deuda millonaria que tendría pendiente la empresa.

La posición de la empresa, detallada en un comunicado, señala que la distribuidora dio a conocer montos correspondientes a facturación adjudicados a unas presuntas moras y recargo, «los cuales no obedecen a la verdad».

Grupo Telemicro alegó que la distribuidora tiene como objetivo “empañar la imagen” de la empresa divulgando informaciones para hacer creer que no cumplen con sus obligaciones. «El Grupo de Medios Telemicro hace la salvedad que los informantes de EDEEste buscan empañar la imagen y pretenden atribuirle a la empresa una conducta morosa, tergiversando que no cumple sus obligaciones», indica.

Además, el texto oficial señala que la planta televisora «se dio cuenta de la supuesta deuda que habría de tener con la Empresa Distribuidora de Electricidad (EDEEste), al parecer por facturación de servicios eléctricos, adjudicando unas presuntas moras y recargos unilateralmente establecidos por esa distribuidora, y se está pretendiendo llevar al ánimo de la colectividad nacional una falsa y capciosa información de un comportamiento institucional del Grupo de Medios Telemicro, que no obedece a la verdad ni a la indiscutible trayectoria que a lo largo de muchos años han exhibido nuestros medios televisivos que llevan a los hogares nacionales e internacionales acontecimientos que ocurren en el mundo entero, y una sana programación”.

Se detalla que “el aparataje así montado lo que procura es ocultar la continua evasión de la Empresa de Distribución de Electricidad del Este (EDEEste) y demás distribuidoras (EDES), quienes acumulan una importante deuda millonaria por el uso indebido, desautorizado, ilícito, punitivo y perjudicial de un segmento de frecuencias, propiedad de una de las empresas del Grupo Telemicro y cuya titularidad se encuentra amparada por legítimas y auténticas documentaciones emitidas por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), como órgano rector de las telecomunicaciones”.

También enumeraron unas cinco observaciones aclaratorias sobre algunas solicitudes que han realizado a la entidad eléctrica y no han sido atendidas, las cuales reproducimos a continuación:

1– Existen documentaciones demostrativas de que el máximo organismo que regula el funcionamiento de las EDEs desde el año 2016 ha estado solicitando permiso a nuestro grupo para hacer uso del segmento de frecuencia 915-928 destacando la necesidad que estaban demandando esas entidades eléctricas para la instalación de medidores y otros funcionamientos técnicos para garantizar su eficiencia y aumentar sus elevadas ganancias. Para que no haya dudas, estamos reproduciendo íntegramente la primera de esas peticiones, solicitando el permiso de uso no concebido por el Grupo Telemicro, para que el produjo las desviadas informaciones, el que se la hubo de suministrar se atreva a desmentirla.

2– Que tanto EDEEste como las demás EDEs se encuentran demandados en justicia en reclamo de la paga de más de 21 millones de dólares por el prolongado uso indebido de las mencionadas frecuencias. Las que están siendo citada para el próximo martes 28 de mayo de este año en ocasión del conocimiento de dichas reclamaciones económicas del Grupo Telemicro.

3– Que las EDEs se han estado lucrando ilícitamente con semejante uso, bonificándose de las ventajas tecnológicas con nuestras frecuencias, con las que han instalado cerca de un millón de medidores y a costa de las tasas millonarias que anualmente debe de pagar el Grupo Telemicro como titular de unas frecuencias, que estas EDEs y otros están utilizando.

4– Que prueba inequívoca de este fue la celebración de un contrato de los 860 millones de pesos pagados a una compañía para la instalación de los referidos medidores y cuyo convenio describe expresamente que esas instalaciones estaban destinadas a las frecuencias del Grupo Telemicro llegando la compañía contratada a cancelar el convenio de instalaciones posteriores, luego de enterarse de la acción en justicia emprendida por Telemicro en contra de los usufructuarios ilegales y no verse expuesta a ser demandada.

5– Que contrario a como se indica en las desviadas notas informativas, el propio Indotel viene informando desde el año 2021 la detección del uso ilegal de nuestras frecuencias tal como lo hace constatar en su certificación de fecha 3 de mayo del año 2021, que para no dejar lugar a dudas lo reproducimos íntegramente por este medio, aunque con la venia de un alto ejecutivo de las EDES, qué notoria felonía sostiene que las frecuencias son del Estado y que cualquier institución estatal puede usarla, quizás para rememorar estilo totalitario superado por nuestro actual Estado de derecho que dejaron atrás la frase del famoso monarca Luis IV que sostenía ‘El estado soy yo’ es lo que podría justificar tan desmedida actitud y el atropello del que está siendo víctima nuestro grupo, por la intransigencia de algunos funcionarios que aquilatan el ideal de la perpetuidad de los cargos.

«La anomalía que se denuncia y no conocida por la población ha provocado la intervención del Indotel cuya institución ha formulado propuesta para migrarnos a otras frecuencias a los fines que los perjuicios de Telemicro no se sigan incrementando», señala el comunicado.

Continuar leyendo

Noticias

EdeEste le corta la luz al Grupo Telemicro por supuesta deuda de RD$ 254 millones

Publicado hace

en

El Grupo Telemicro se enfrenta a la suspensión del servicio eléctrico en sus instalaciones debido a una deuda acumulada de RD$ 254 millones con la empresa distribuidora EDE Este, según un informe al que se tuvo acceso.

Esta deuda, que corresponde tanto a consumo eléctrico como a mora por impago, se ha venido acumulando desde febrero de 2020. La deuda está dividida entre dos contratos: el NIC 1501764, que alimenta las instalaciones del canal 5, y el NIC 2228951, que alimenta sus instalaciones en la avenida San Martín en Don Bosco.

A pesar de varias gestiones de cobro realizadas por EDE Este, incluyendo cinco visitas personalizadas y múltiples reuniones con representantes de Telemicro, la deuda sigue pendiente de pago.

Durante la pandemia de COVID-19, una ordenanza emitida por la Superintendencia de Electricidad (SIE) prohibió la suspensión del servicio por impago, lo que permitió que Telemicro continuara recibiendo servicio eléctrico a pesar de su creciente deuda. Aunque la ordenanza fue levantada en octubre de 2020, las gestiones para el pago de la deuda no han sido fructíferas.

Telemicro ha presentado varios argumentos para justificar el no pago, incluyendo la pandemia, una propuesta de triangulación de deuda y una supuesta deuda de las EDEs por el uso de frecuencias pertenecientes a SATEL, una empresa del Grupo Telemicro.

Sin embargo, las investigaciones realizadas por EDE Este y una certificación emitida por el Indotel confirmaron que EDE Este no ha hecho uso de las frecuencias citadas.

El 21 de mayo de 2024, EDE Este notificó a Telemicro que procederá a la suspensión del servicio eléctrico si no se realiza un pago inicial de al menos 15 millones de pesos y se formaliza un acuerdo de pago para el resto de la deuda. Esta medida busca reintegrar a Telemicro en el ciclo comercial de manera óptima y asegurar el cumplimiento de sus obligaciones financieras.

La situación sigue siendo crítica, y se espera que en los próximos días se realicen nuevas negociaciones para evitar la suspensión del servicio, lo que podría afectar significativamente las operaciones de uno de los principales conglomerados de medios de comunicación del país.

Acento.com.do

Continuar leyendo

Lo + Trending