Connect with us

Espectáculos

El Torito rompe esquemas en Nueva York con show a casa llena

Publicado hace

en

En los conciertos que tradicionalmente los dominicanos montan en el teatro United Palace se había hecho recurrente el prescindir de elementos escenográficos, montaje de luces y efectos visuales que enriquecieran las propuestas escénicas de los artistas que allí se presentan.

Los organizadores de espectáculos han procurado siempre el ahorro, inducido o forzado, y «por unos dólares más» para sus bolsillos, son capaces de sacrificar, no su prestigio, (que algunos no lo tienen) sino el de los artistas que caen en el gancho de ponerse en manos de gente inadecuada, carente de criterio, que deberían estar en el campo sembrando yuca, y no haciendo montajes de espectáculos multitudinarios.

Un telón de fondo, una banderita, o la proyección en una pequeña pantalla de alguna imagen alegórica, es a lo que más llegan, como parte de una fehaciente expresión de su secular cultura de miseria.

Por ello nos impresionó gratamente ver en el concierto de Héctor Acosta de ayer sábado en el teatro United Palace un despliegue amplio, armónico, de buen uso de luces, proyecciones, exposición de imágenes en base a una adecuado empleo secuencial de las mismas.

Por fin hemos visto un concierto en el United Palace empleando ribetes y elementos de grandes producciones, evidencia de que esta vez no se han escatimado esfuerzos.

Pero claro está, que se trata de una iniciativa del artista, que guardando distancias y diferencias, está en la trilogía de las figuras dominicanas que más cuidan su imagen en un escenario.

Y cuando hablamos de trilogía, aludimos a los «monstruos» Romeo Santos y Juan Luis Guerra, que junto al Torito integran una tripleta de artistas exigentes, que procuran exponer siempre lo mejor, no importa el precio, el esfuerzo, o la inversión que haya que hacer.

El crédito, en todo caso, hay que concedérselo a ellos, porque si fuera por promotores y algunos empresarios, sus bolsillos sin fondo drenarían hasta el último centavo en provecho suyo.
Empezamos destacando estos elementos que le confirieron al concierto del Torito una dinámica que definen su propuesta e impronta en buenos términos.

Hay que agregar la calidad y el impecable sonido con que sonó la orquesta haciendo de todo, en su recorrido por la diversidad musical del artista.

Una banda respetable tocando bachata, merengue, boleros, baladas, pop, rancheras, y hasta rock, como parte de la diversidad que asume Héctor Acosta en esta etapa como artista, lo cual se traduce en la mejor evidencia de su crecimiento.

El Torito no habrá crecido en tamaño, pero como artista su estatura se agiganta, llegando a niveles inimaginables, lo cual es verificable a partir de las cercas que cada vez va más brincando.

 

 

Lo de anoche fue un “bateo y corrido”, desde el principio hasta el final, frente al aforo de un público cariñoso y entusiasta, al cual no hubo necesidad de «empujar para que encendiera» como suele suceder con muchos espectáculos donde la gente se le agacha a los artistas.

Un día completo bajo lluvia, con lo que se repetía la historia de la segunda presentación de un Bohemio Cibaeño en el Gran Teatro del Cibao. Cualquiera pensaría que la naturaleza ha estado en contra del Torito. Pero si así fuere, Dios ha estado poniendo un paraguas sobre él, pues «lluvia no ha parado su fiesta».

Mientras más ha llovido, más gente ha ido a los conciertos de El Torito, en Santiago y Nueva York

De lo artístico, ¿qué decirles? Bueno, que no se trata de una presentación de “ni fu ni fa”, y por ello desde su aparición en escena el público lo asumió de inmediato, a plenitud, con mucho disentimiento y desenfado.

Más de dos horas en escena interpretando las emblemáticas canciones de su repertorio.

El Torito se consagra de ese modo como un artista conceptual que rompe moldes como figura establecida que demuestra su dominio y capacidad para la escena desde la plataforma de los conciertos.

En los primeros cinco meses del año ha logrado presencia con tres conciertos de impacto, pendiente aún de la anunciada presentación en el Teatro Nacional.

Las dos funciones en el Gran Teatro del Cibao, y la de anoche en el United Palace, todas a casa llena, posibilitan dimensionar su figura en una proyección franca e indetenible sobre bases muy sustentantes, que le permite continuar ocupando un sitial único, como figura de nuestra música popular.

Joseph Cáceres/Merengala

PERIODISTA/ PUBLICISTA

Espectáculos

Murió el maestro Jorge Taveras

Publicado hace

en

La esposa, hoy viuda, Jovanna García confirmó el deceso este viernes en Orlando, Florida del maestro Jorge Taveras, quien se encontraba afectado de salud desde hace un tiempo.

Su fallecimiento se produjo mientras recibía atenciones en la unidad de terapia intensiva de un hospital de Orlando. Este viernes se le notificó a los familiares de su fallecimiento.

El maestro Jorge Taveras murió a los 76 años de edad. La familia del destacado músico recordó, a través de un comunicado, que desde hace años se encontraba batallando con problemas de salud, ocasionado por una enfermedad cerebral (Afasia), padecimiento que degeneró en otras complicaciones luego de que se infectó por la COVID-19.

Su salud se fue deteriorando, por lo que debió ser ingresado en la unidad de terapia intensiva de un hospital.

A través de un comunicado, Jovanna García, así como sus hijos agradecen la solidaridad que han mostrado a la familia en los momentos difíciles por los que han atravesado. “Agradecemos el apoyo y acompañamiento de amigos, así como de sus hijos, y la familia”, comunicó García de Taveras.

La familia Taveras García y Taveras López informó que sus restos serán cremados y no habrá velatorio público debido a la Covid-19.

Jorge Taveras procreó, en su primer matrimonio a Jorge Augusto, Remy, René, Lía y Mía. En la actualidad estaba casado con la señora Jovanna García. Del matrimonio nacieron Birm, Rafael, Natasha y Margarita.

Continuar leyendo

Espectáculos

Serrat anuncia su retiro de los escenarios tras 65 años de carrera

Publicado hace

en

El cantante español Joan Manuel Serrat, de 77 años, se despedirá en el año 2022 de los escenarios, con una última gira de conciertos que iniciará el próximo 27 de abril en el Beacon Theatre de la ciudad de Nueva York y finalizará el 23 de diciembre en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

De esta manera pondrá fin a 65 años de actuar en directo, de hacer sonar en los escenarios canciones eternas como Mediterráneo.

La gira anunciada, bautizada gráficamente
El vicio de cantar 1965-2022, transitará por las dos orillas del Atlántico, por los escenarios en donde comenzó, labró y afianzó una carrera musical y artística hasta el presente.

Pero siempre desde una premisa clara: “quiero despedirme en persona recorriendo lugares que quiero, gente que me ha acompañado durante más de que 50 años, de los lugares y de este oficio… a paso ligero”.

De momento solo se conocen dos fechas de este tour de despedida, el arranque en el Beacon Theatre de nueva York el 27 de abril de 2022 y el final en el barcelonés Palau Sant Jordi el 23 de diciembre.

Entre medio, recorrido por Latinoamérica en donde es cantante, icono y mito, y en verano lo mismo pero ya en escenarios españoles. La semana que viene, se conocerán con detalle las paradas y… la venta de entradas.

Mirando desde la lógica esta decisión tomada, Serrat no oculta que la situación vital, profesional y ambiental generada por la pandemia ha tenido su peso en la decisión hoy anunciada.

“La pandemia ha influido mucho”, ha comentado en esa mañana; al fin y al cabo, tuvo que finalizar abruptamente la gira que estaba realizando en febrero de 2020 con Joaquín Sabina, cuando éste se cayó del escenario en Madrid. Al respecto, una frase a modo de resumen: “Las piernas van flojeando”.

Después de aquello, vino el confinamiento y un proceso que aún estamos viviendo. Esta obligada reclusión tuvo una vertiente positiva para el músico del Poble Sec, ya que como el mismo reconoce “fue un tiempo de descubrir cosas interesantes, no solo la muerte y la soledad. Dejó momentos de contemplación, de reflexión, de mirar hacia adentro”.

Y fui allí cuando “decidí que cuando apareciera una mínima rendija me iba a colar para montar esta última gira. No pienso parar y pondré en marcha los motores para despedirme de la gente, de lugares y de mí mismo”.

Al tratarse de una gira de esas características para un público tan variado en muchos aspectos, el repertorio estará confeccionado para que el asistente no pierda la sonrisa de su semblante.

Tendrá mucho donde elegir, pero ya avanzado que habrá entre veinte y treinta canciones, que aún no sabe cuales serán, excepto Mediterráneo, obligada porque “ya no es mía, es de la gente”.

Lo que también sabe es que estará arropado por el mismo equipo y los mismos músicos que lo ha hecho en los últimos tiempos.

Referente desde el principio
Entre sus muchos méritos fue uno de los pionero de la ‘nova cançó’
Joan Manuel Serrat nació en Barcelona en 1943, en el popular barrio de Poble Sec, razón por la que su entrañable alias artístico sea el de Noi del Poble Sec . Cantautor, compositor y poeta, es una de las figuras más destacadas de la canción moderna tanto en lengua española como catalana.

Entre sus trabajos destacan títulos como Cançons tradicionals, La paloma, Per al meu amic, Retratos, Canciones de amor, La mujer que yo quiero, Cada loco con su tema, Sinceramente teu, Poema de amor, Utopía, Nadie es perfecto, El gusto es nuestro (con Ana Belén, Miguel Ríos y Víctor Manuel) o Dos pájaros de un tiro (con Joaquín Sabina) y canciones como Mediterráneo, Penélope, Lucía, Bienaventurados o Palabras de amor, entre otras muchas.

En 1968
Fue elegido para representar a España en Eurovisión con la canción ‘La, la, la’
Pionero de lo que se denominó nova cançó, en 1968 fue elegido para representar a España en Eurovisión con la canción La, la, la, compuesta por Manuel de la Calva y Ramón Arcusa (es decir, el Dúo Dinámico).

Serrat quería cantarla en catalán y fue finalmente Massiel quien la interpretó en castellano y quien ganó el festival de la canción.

Ha publicado más de 30 discos editados a lo largo de su carrera, tanto en lengua castellana como en catalán, hasta prácticamente ayer como suele decirse (La orquesta del Titanic, con Joaquín Sabina, por ejemplo).

FUENTE; Lavanguardia.com

Continuar leyendo

Lo + Trending